El Dólar Gamer

El impuesto anunciado bajo el nombre de Dólar Turista alcanza a los consumidores gamers argentinos y golpea también a todo el consumo de streaming.

16 Dic 2019
1

IMPUESTAZO. Al entretenimiento y a la cultura disfrazado detrás de un relato solidario. /Imagen de Freepik editada.

En las distintas redes sociales se ha generado una polémica hablando del impacto que tendría el impuesto de 30% a compras realizadas en el exterior. La discusión básicamente gira en torno a Spotify y Netflix. Hablar de Dólar Turista queda corto, y como no hablaré de turismo, lo definiremos como Dólar Gamer o Dólar Streaming.

Pero... ¿el impuesto al Dólar Turista realmente impactará sobre los servicios digitales extranjeros? Pareciera que sí, los consumidores de streaming serán alcanzados por el impuesto.

PlayStation Plus, PS Store, Nintendo Shop, Xbox Game Pass, o Steam son servicios de empresas extranjeras. Si bien muchas de ellas nos cobran en pesos los productos, es una conversión del dolar que va a parar en el exterior. También es necesario agregar que en estos consumos ya se paga IVA.

Si vas a comprar, prepará la calculadora y la app

Aunque la tecnología convierta la experiencia de compra online en algo cada vez más sencillo y rápido, nuestro retrógrado sistema y sus imposiciones hacen que esto sea cada vez más complicado. Que tenemos que considerar a la hora de comprar un juego:


  1. Estar atentos al cambio del día.
  2. Si abonamos con las tarjetas de crédito convencionales, debemos tener en cuenta la fecha de cierre de la misma.
  3. Establecido el valor en pesos del producto tenemos que sumar el porcentaje del IVA. Si se establece el nuevo impuesto debemos calcular un 30%, pero no sabemos si del valor del producto, o si es el 30% del producto con el IVA incluido.
  4. Al pagar con una tarjeta prepaga (Uala o Mercadopago), los cálculos son los mismos. Depositamos la cantidad que necesitamos. La operación es similar a la que realizamos con tarjeta de débito.
  5. Esperar que al Estado alguna vez se le caiga una idea algo más efectiva.

El relato de solidaridad también es pago

No soy economista pero entiendo que este país, que alterna gobiernos populistas de izquierda y derecha, necesita recaudar. Militantes y agentes de prensa, o periodistas... ponele, del Gobierno Nacional instalan la discusión de la banalidad de un servicio de entretenimiento en un país donde la mitad de los niños son pobres.

Visto con esa liviandad, y si, tal vez sea una ridiculez enojarse por el impuesto al streaming. Yo me preocuparía más por el poder político y por la cantidad de recursos desperdiciados en la administración general del Estado y que no tienen ningún impacto positivo en la sociedad, por algo la mitad de los niños son pobres.

Tenemos funcionarios que no pueden leer de corrido o expresar una idea ordenada con sujeto, verbo y predicado. Quién ha padecido trámites en la administración pública entiende de estas cosas inexplicables, como esperar ser atendido mientras tres empleados toman su café. O cómo me pasó a mí de tener que esperar porque un empleado jugaba al Counter en una institución provincial.

Recursos para acortar un déficit u optimizar la recaudación hay, pero al esfuerzo siempre lo tienen que hacer los demás, no el que los recibe de arriba o el propio administrador. ¿Te imaginás a un funcionario populista exigiendo una retribución laboral a alguien que cobra una asistencia estatal? Mejor lo digamos con una palabra más acorde a estos tiempos, "popular": ¿Te imaginás a un político exigiendo trabajo a cambio del plan que entregó? Como en las obras inmobiliarias, el proceso de construcción cultural que fomentó el Estado la última decada también se paga.

Todo indica, que esto se concretará y el 30% nos alcanzará. Llego a esa conclusión porque la discusión en las redes está planteada por referentes icónicos, trolls y otros de personajes de moda del oficialismo y opositores que plantean siempre su solidaridad con los recursos ajenos. Si los influencers del poder se agitan, por algo será.

El día que Cristina se enojó por el impuesto al Streaming

En 2014 Cristina Fernández de Kirchner desde el Salón de Mujeres Argentinas en Casa Rosada, mostraba su descontento por el impuesto del 3% establecido por Mauricio Macri al streaming en la Ciudad de Buenos Aires. "Voy a hablar con el ingeniero porque me parece injusto. Él que no crea impuestos, una cosa que resulta barata y le pone un impuesto de 3 por ciento a los que consumen contenido por la web" decía hace unos años la actual vicepresidenta de la Nación.

El sudamericano, el paria entre los consumidores gamers

En otros países del mundo también se discute la aplicación de impuestos a los servicios de streaming pero con un perfil y finalidad distinta. Algunos buscan regular el acceso de menores de edad a las apuestas online. Muchas camufladas dentro de videojuegos famosos. Comprar una "caja sorpresa" en un juego es una apuesta. Podemos verlo en juegos como Fifa al adquirir "sobres de jugadores". Pero por esta región siempre la discusión esta puesta en otro lado y con un razonamiento distinto.

Las marcas nos ofrecen productos devaluados, como si el hecho de pagar lo mismo que alguien de un país desarrollado no alcanzara para recibir algo de calidad. PlayStation es especialista esta separación de contenidos por región, y suele dejar lo peor en Sudamérica. A eso ahora le tenemos que sumar el cuentito de moda de "la solidaridad" a la hora de comprar un contenido en línea.

Jugar es un lujo, el lujo es vulgaridad, pero trabajar y estudiar también

El entretenimiento en el mundo se ha reformulado y funciona como una herramienta de educación y cultura, pero aquí unos influencers o funcionarios nos hablan de lujo. No nos limitemos a un entretenimiento, el impuesto también impactaría sobre servidores y herramientas digitales. La educación en línea que está creciendo a pasos agigantados sería alcanzada por este impuesto del 30%.

Después de todo lo que escribí, me quedé corto al jugar con la frase de Dólar Gamer, pensemos que también en el Dólar Laboral. Aunque sea cada vez más difícil, te dejo unos consejos para comprar a un mejor precio tus juegos favoritos.

Comentarios

Licenciado en Comunicación Social y periodista. Juego, luego escribo.