El físico atrae, lo digital enamora

19 Feb 2019
1

A JUGAR. Solo resta definir si será con juegos físicos o digitales, si ocuparán espacio en un estante o en un disco rígido.

Eso parece transmitir la imponente distribución de contenidos digitales en el mundo de los videojuegos que ya rompe algunas costumbres de consumo e instala otras. Aunque el auge digital se está apoderando del mercado la discusión entre 'juegos físicos o digitales' siempre estará vigente.

Una década atrás conseguir un juego para cualquier consola demandaba llevar a cabo el ritual de ir al negocio donde lo vimos, comprarlo, volver, abrirlo, poner el disco o cartucho en la consola y disfrutar. Si retrocedemos aún más en el tiempo este ritual era más complejo: Para garantizar una buena compra necesitábamos una prueba, a veces podíamos hacerla en el local, pero era algo rápido y no nos permitía ver en plenitud las características del juego, otra vía era por medio de los Demos que se hicieron populares con juegos en formato de disco. Los demos son pequeñas muestras que uno podía encontrar con la compra de un juego o también en revistas especializadas.

Internet impactó directamente en nuestros modelos de consumo eliminando algunos y estableciendo otros. Los contenidos digitales, juegos, DLC (DownLoable Content / Contenido Descargable) o demos pueden adquirirse de forma inmediata. Las marcas de cada consola poseen sus propias plataformas virtuales oficiales. Con tan solo un par de clicks podes concretar una compra segura y hacerlo desde cualquier dispositivo con acceso a la red.

La computadora marcó este camino de transformación y ha dicho adiós definitivamente a los juegos físicos. Antes tener un juego de computadora era un lujo, las presentaciones eran geniales, eran llamados Big box ya que los juegos venían dentro de una gran caja con manuales y merchandising, un packaging asombroso. El primer paso para este cambio fueron las descargas de internet para realizar copias en discos de cada juego, esto evolucionó, ahora las descargas están listas para ser instaladas y jugar sin necesidad de usar un cd. Quien tenía el juego original podía tener y/o descargar una copia de seguridad.

Steam es la plataforma por excelencia en juegos de PC. Podríamos afirmar que ha extinguido el mercado de juegos físicos y esto se debe en gran parte al precio de sus productos. Los gastos de envío desaparecen, lo mismo sucede con gastos de merchandising y de papelería. Los propios jugadores de PC afirman esto y muchos descartan la posibilidad de comprar una consola, ya que en una computadora es posible el acceso a casi todos los juegos con precios considerablemente inferiores. Steam cuenta con una librería de casi 30.000 juegos.

En consolas como PlayStation, Xbox y Nintendo las plataformas son denominadas Stores. El procedimiento es exactamente igual al que se usa en Steam, las diferencias es que aquí los precios no marcan una diferencia abismal con un juego físico, pero de todas maneras tienen un impacto considerable en el ahorro.

En Tucumán el crecimiento del consumo digital es notable. ¿Esto significa que el juego físico es obsoleto? No. Pero hay pros y contras en cada formato y los resumiré mencionando algunas características que me han dado los propios jugadores:

Juego digital
  1. Es más barato que el juego físico
  2. No ocupa un espacio físico en nuestro hogar
  3. Ocupan un espacio virtual y requieren un soporte extra, un disco externo o micro sd.
  4. Hay descuentos especiales, contenidos y juegos gratis.
  5. No tienen valor de reventa. Lo que se compra online pasa a ser parte de nuestra cuenta y cederla implicaría entregar todos los contenidos.
  6. El cambio de un juego a otro es instantáneo.
  7. El contenido está en una cuenta, en una nube y se puede acceder desde cualquier lugar del mundo.

Juego físico
  1. Packaging
  2. Tiene valor de reventa
  3. Puede transformarse en un objeto de colección
  4. Una buena cantidad de juegos requiere un espacio en cada hogar
  5. El juego se puede prestar e intercambiar por otro
  6. Hay juegos que no se devalúan con el paso del tiempo, común entre los cartuchos de Nintendo.

Una pregunta apocalíptica pero frecuente es: ¿Qué sucedería si la plataforma desaparece? Probablemente se pierdan los contenidos, pero es algo difícil que suceda. Alrededor del mundo los juegos físicos como los digitales tienen un precio fijado directamente por su distribuidor y suelen varíar como consecuencia del paso del tiempo o para potenciar las ventas. Esto en nuestro país eso no sucede, por más que un juego baje a mitad de precio en cualquier lugar del mundo aquí lo encontraremos al mismo precio con el que fue lanzado, y si tenemos suerte, no habrá aumentado.

El principal riesgo del consumo digital es la perdida de la cuenta personal, por olvidar una contraseña, por suspensión o por una falla técnica, esto significa la pérdida de todo el contenido que se ha comprado. Si por un mal comportamiento dentro de un juego recibimos un ban o suspensión permanente lo perderíamos todo.

El mundo físico genera una sensación de más seguridad, si uno pierde su cuenta no pierde el juego. A la hora de realizar la compra por más que el comerciante diga "no tiene cambio" si el juego no funciona correctamente hay instituciones en las que se puede realizar un reclamo y debería efectuarse el cambio, por ejemplo en la Dirección de Comercio Interior, o a través de Defensa al Consumidor. En el mundo digital de existir algún problema debe llamarse a los números de Atención al Cliente de cada plataforma.

Ahora todos los servicios de distribución digital tributan impuestos como lo hicieron los juegos físicos siempre en ventas oficiales.

A través de una serie de encuestas que realicé en distintos espacios gamers nacionales y provinciales les puedo decir que un 42% opta por el consumo digital. En una encuesta segmentada a jugadores de Nintendo en Tucumán el porcentaje se va a 44%, esto es llamativo porque la marca históricamente ha elegido el formato de cartuchos para sus juegos y ahora está apostando fuerte al contenido digital en su consola Switch.

Algunas recomendaciones, comprar siempre en sitios oficiales y evitar la compra de "cuentas" (primarias o secundarias) a terceros, están compartidas y al ser una reventa pierde garantías que en realidad no son tales. Eviten también el cambio de cuentas entre usuarios con desconocidos, no crean en ofertas o contenidos que vean por fuera de las plataformas.

Dependerá de cada jugador elegir el modelo que le resulte más conveniente o la combinación de ambos, aquí tenes el espacio de comentarios y podes compartir tu experiencia contando si preferís físicos o digitales.

Comentarios