Consejos para comprar juegos al mejor precio

Llegan las fiestas, es tiempo de regalos y te doy algunos tips para que vos encuentres tus juegos favoritos al mejor precio y con garantías.

30 Nov 2019
1

INVESTIGAR. Es fundamental para conseguir los mejores precios y saber cuándo nos cobran de más o estamos ante una oportunidad. /Imagen de Freepik editada.

Comprar un juego es cada día más complicado en Argentina y sobre todo en Tucumán. Una mala administración política y económica combinada con empresas y vendedores que pretenden ganar cifras irreales potencian este problema.

Esto es solo una descripción del ambiente nacional, somos una de las provincias más pobres del país, por lo que debemos ajustar estos conceptos un poco más. Por eso quiero darte algunos consejos para encontrar tus juegos favoritos al mejor precio o a un precio justo.

Decidí dividir cuatro opciones de compra, te explicaré los pros y contras de cada una y los detalles que debes tener en cuenta. Sobre todo en estas fechas que un juego puede resultar un buen regalo.

Empecemos !

  1. Juegos físicos nuevos

    En Tucumán tenemos pocas casas especializadas en videojuegos, pero muchos comercios de electrodomésticos. Los precios son variados, el precio de un mismo juego oscila entre los $800 y $3600, y un estreno puede alcanzar los $8000. La única explicación que encuentro frente a esta diferencia irracional es el perfil de cliente de cada local. Si a un abuelo, padre o madre no conocen de videojuegos, no conocen de precios, y les piden estos juegos probablemente lo compren al precio que encuentren, incluso pagando de más, sin saberlo. Ni hablar si lo compran en cuotas donde el precio final aumenta y el producto puede duplicar su costo. No vamos a encontrar siempre juegos a $800, pero si podemos encontrar un precio justo.

    Recomiendo comparar precios entre distintos locales, la compra requiere de una pequeña investigación y tareas de inteligencia. Los grandes comercios alternan precios bajos y altos sobre un mismo juego. Lo mejor es visitarlos, recorrerlos, averiguar, preguntar si hay promociones o algún descuento con alguna tarjeta. Evitar las cuotas "con intereses". En las casas de electrodomésticos tenemos una garantía real, aunque haya vendedores que en su speech digan "No tienen cambio". En caso de que el producto no responda, tenemos una institución gubernamental que teóricamente funciona para defender al consumidor.
                              



  2. Juegos físicos por internet

    Tenemos el popular sitio de mercado. El principio de investigación e inteligencia también se aplica aquí pero de forma virtual. Buscar precios, cuotas sin interés y sobre todo "envío gratis" y "Mejores vendedores". El sistema de pago es confiable, los tiempos se cumplen y el proceso de compra es rápido. No todo lo que brilla es oro y debemos que ser cuidadosos. Al ser uno de los sitios más navegados se transforma en una oportunidad para estafadores. Si buscas un juego nuevo y físico detalla en la búsqueda "Juego+Consola+Físico/Sellado". Esto elimina gran parte de la oferta desleal de cuentas digitales. 

    Las plataformas web de los comercios que tenemos en Tucumán son una excelente opción. En nuestra provincia es difícil encontrar una gran gama de juegos, pero sus páginas sí tienen stock. Podemos comprarlos en la web al mismo precio y muchos tienen la entrega en sucursal gratuita. Comprar en sitios de locales oficiales nos da las mismas garantías que comprarlos personalmente.

    Otra alternativa son las páginas exclusivas de videojuegos, con locales en otras provincias. Son excelentes opciones porque encontrarás una mayor gama de productos, Collector's Edition, merchandising y tienen medios de pago confiables. Evitar los sitios que no tengan publicados de forma clara los precios.




  3. Juegos digitales

    La compra digital debe realizarse siempre desde los Stores oficiales. Vamos a encontrar el precio real del juego, en dólares. En muchos casos el valor del juego digital no cambia con respecto al físico, menos en Argentina. La única forma de pago es la tarjeta de crédito y esto implica ser cauteloso. No hay un riesgo de estafa, pero si de errores involuntarios y compras indeseadas. Recomiendo leer: Formas seguras de comprar juegos digitales.

    Una vez concretada la compra y elimina los datos de tu tarjeta del Store, y también desactiva la opción "renovación automática". Así evitaras gastos innecesarios e inesperados. No hay un riesgo de falla en los juegos de Stores oficiales. El problema aquí es que al precio de compra, debemos agregar el valor del IVA.




  4. Juegos usados

    Hay vendedores que consideran que su juego es digno de ir al "Precio de la Historia" y plantean precios absurdos. Los criterios para establecer el precio de un usado son tan disparatados que en muchos de los casos terminan con precios superior a un juego nuevo. Las garantías pasan a ser una cuestión de fe. Los medios de pagos son limitados, o con un recargo. Si es posible lo ideal es realizar una prueba, o un control del estado real del juego, aunque esto no garantiza el funcionamiento total del juego.

    Un problema que noté en este mercado es el anonimato o cuentas fake que se crean para la venta. Es una tendencia extraña, es muy raro encontrar a alguien que de datos o información y nos genere una seguridad o garantía. Si decidiste comprar un usado, busca mucha información, no compartas tu información privada, y que el punto de encuentro siempre sea un lugar público y concurrido.

Conclusión

Los buenos precios por productos nuevos están, es cuestión de buscar, informarse y combinar las distintas promociones para optimizar la compra. Entre un usado y un nuevo, yo recomiendo apostar al nuevo, vas a encontrar un precio mejor o similar. Si usted no conoce nada de videojuegos y quiere comprar uno, busque información, contraste precios y visite las tiendas, navegue en las webs. No vamos a encontrar nada gratis, pero una buena búsqueda nos puede ahorrar muchos pesos y darnos un producto de calidad y con garantías.

Comentarios

Licenciado en Comunicación Social y periodista. Juego, luego escribo.