La Florida arranca hoy la zafra azucarera y el viernes Cruz Alta

A las 11, en el playón del ingenio-destilería, se hará el tradicional acto de apertura.

REGRESO AL TRABAJO. La Florida vuelve a movilizar su estructura fabril. REGRESO AL TRABAJO. La Florida vuelve a movilizar su estructura fabril.
19 Abril 2022

“Como todos los años, arrancamos la zafra en nuestro ingenio con renovadas expectativas”, remarcó el presidente de la Compañía Azucarera Los Balcanes SA, Jorge Rocchia Ferro, respecto de la puesta en marcha de la campaña azucarera 2022 del ingenio-destilería La Florida.

La planta fabril instalada en Cruz Alta pone hoy a funcionar sus trapiches, luego de un acto que comenzará a las 11 con una misa en Acción de Gracias y con la bendición de los frutos a cargo del párroco de la Iglesia de La Florida, Javier Paz, en el playón del ingenio. En la ocasión, un directivo de la compañía dará un discurso ante los invitados a participar de la ceremonia.

Al respecto, se adelantó que cursaron invitaciones a las autoridades provinciales y nacionales, incluidos el Presidente y el gobernador, así como a directivos del Centro Azucarero Argentino y Regional Tucumán, y a representantes sindicales de los trabajadores y a proveedores.

Rocchia Ferro explicó que la fábrica de La Florida estará en pleno funcionamiento mañana, y adelantó que en el ingenio Cruz Alta se realizará el viernes la misa y bendición de frutos para arrancar también la zafra.

Además, precisó que en el ingenio Aguilares, la tercera fábrica de Los Balcanes, la ceremonia de inicio de las actividades se concretará el 18 de mayo.

Según el empresario, la zafra 2022 repetirá la producción total del año pasado, cuando en Tucumán se obtuvo 1,3 millón de toneladas de “azúcar equivalente”. Entonces, La Florida aportó 180.000 toneladas luego de 183 días de actividad, tras una molienda de 2,250 millones de toneladas de “caña bruta” con un rendimiento promedio de 8,363%. La destilación de alcohol llegó a registrar casi 108 millones de litros.

El también presidente de la Unión Industrial de Tucumán evaluó que gracias a las lluvias “en los últimos días se recuperó gran parte de la caña y el rendimiento” en los cañaverales que habían sido afectados por la sequía.

“Si no ocurren heladas importantes y ayuda el clima con ‘el piso’ en la cosecha, podría haber más producción y no se interrumpiría la molienda, como el año pasado”, sentenció.

Agregó que está asegurada la provisión de combustibles para la cosecha y transporte, así como el gas para el arranque de los trapiches, luego de aclarar que ese fluido se usa solo para generar el bagazo necesario para sustituirlo.

Las posibilidades

Rocchia Ferro insistió con que el futuro de la actividad es el bioetanol, que actualmente se utiliza para la mezcla con las naftas. “Nuestro convencimiento nos llevó a invertir en la ampliación de la destilería. Las obras que terminarán en el corto plazo nos llevarán de una producción de entre 500.000 a 700.000 litros diarios a más de un millón”.

Reiteró que las posibilidades de crecer en un contexto de guerra que provoca el alza de los precios de los commodities, lleva en este momento al mundo a buscar alternativas ante el faltante de combustibles fósiles, con energía renovables.

Al respecto, precisó que en el corto plazo se podría ampliar el porcentaje de corte en las naftas con bioetanol (hoy es del 12%), y que a fines de 2023 se podría liberar la comercialización de la caña transgénica.

Comentarios