Más billetes para no resolver viejos problemas

Un economista tucumano calificó de “irrelevante” al anuncio y remarcó la importancia de definir una política monetaria

ROSTROS. Juana Azurduy, Manuel Belgrano, José de San Martín y María Remedio del Valle son las figuras elegidas para los billetes.  ROSTROS. Juana Azurduy, Manuel Belgrano, José de San Martín y María Remedio del Valle son las figuras elegidas para los billetes.

En la presentación de los nuevos billetes de circulación legal que tendrá el país, el presidente, Alberto Fernández, hizo hincapié en la recuperación de las “las figuras de heroínas y héroes históricos en una nueva familia de billetes”, pero dicha medida también despertó críticas por parte de dirigentes opositores y algunos referentes del propio Frente de Todos (FdT).

En relación a este material, que según las estimaciones del presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA ) Miguel Pesce empezarán a observarse progresivamente dentro de seis meses, el ex presidente de la entidad bancaria, Guido Sandleris, calificó de “ridícula” la decisión de no emitir billetes de $ 5000 ni de $ 10.000, lo que según sus estimaciones “ahorraría casi u$s 100 millones por año”. En sus redes sociales, Sandleris apuntó que mientras “la inflación este año va a ser casi del 80% y la gente la sufre todos los días, el kirchnerismo sigue peleado con esta realidad”.

¿Impacto económico?

En diálogo con LA GACETA, el economista Osvaldo Meloni explicó que en este escenario de alta inflación y un inexistente plan para estabilizar la economía, “el lanzamiento de nuevos billetes es irrelevante”. “Parece más una maniobra para generar polémica y distraer a la opinión pública del tema económico central que es la inflación. No importa si hay animales o próceres. Si la política monetaria y fiscal continúa siendo todo lo desastrosa que fue hasta ahora el azote de la inflación va a seguir generando pobreza, frenando las inversiones y dándonos un futuro lleno de incertidumbre”, agregó.

En relación al efecto que esta nueva medida puede llegar a tener en el proceso inflacionario, el integrante del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNT destacó que en la medida en que los nuevos billetes se reemplacen por los ya existentes no deberían generar presión inflacionaria, pero advirtió que “si el Gobierno usa los nuevos billetes como una fuente adicional de emisión sin que haya una demanda por los mismos, producirán un nuevo impulso inflacionario”.

“La inflación es la pérdida del valor de la moneda y en la medida en que no haya un plan de estabilización integral, la inflación seguirá deteriorando el valor del peso. No veo ningún motivo por el cual el mero cambio de figuras en los billetes pueda beneficiar a la economía. Por el contrario, el hecho que el gobierno dedique tiempo y esfuerzo al cambio de billetes en medio de una escalada inflacionaria es una señal alarmante de que no se está ocupando de los temas de fondo y está demostrando que no hay un rumbo económico definido”, enfatizó.

Consultado sobre si considera un error que el Gobierno no decida imprimir billetes de mayor denominación, Meloni postuló que dado el alto grado de informalidad de la economía Argentina y de las provincias del Norte en particular, “la economía mejoraría su eficiencia imprimiendo billetes de mayor denominación ya que hay altos costos operativos de trasladar y abastecer cajeros automáticos”, y explicó que numerosas operaciones cotidianas se dificultan por el uso de billetes de baja denominación. “No imprimir billetes de $5000 o $10.000 surge de una especulación política mezquina del gobierno. El Presidente, al igual que hizo Cristina Fernández de Kirchner en 2015, se niega a imprimir billetes de alta denominación porque cree que de esa manera la gente no se da cuenta que está viviendo en un contexto altamente inflacionario. Es la subestimación del pueblo como herramienta electoral”, fustigó.

En esta línea, el diputado nacional por Salta del FdT, Emiliano Estrada, cuestionó que no se haya anunciado la emisión de un billete de mayor valor para abaratar costos de emisión. “Como salteño festejo que se reivindique a Martín Miguel de Güemes, pero me parece que no es un acto de gobierno en el marco de un billete que pierde el 6% del poder adquisitivo todos los meses”.

Comentarios