Presunto abuso sexual: Alperovich apunta contra dos funcionarios y un abogado

En la declaración indagatoria, el ex gobernador sostuvo sus acusaciones contra un concejal de la Capital y un diputado nacional. Qué argumentó

JOSÉ ALPEROVICH JOSÉ ALPEROVICH

Con el procesamiento ya firme contra el ex gobernador José Alperovich, ingresó en instancias decisivas la causa donde se investigan distintos hechos de abuso sexual contra su sobrina segunda y ex colaboradora, ocurridos en la Ciudad de Buenos Aires (CABA) y en Tucumán, entre 2017 y 2018. El juez Osvaldo Rappa, a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°35, debe correr vista al fiscal Santiago Vismara (la querella no está constituída) para que se expida por la elevación a juicio, como ordena el artículo 346 del Código Procesal Penal de la Nación.

En el fallo de más de 400 fojas, Rappa manifestó que se reunieron cuantiosos elementos probatorios para acreditar la materialidad de los nueve casos denunciados por la joven. “Estaba inmersa en un contexto de abuso sexual, intrafamiliar y de acoso laboral por razones de genero por parte del imputado, quien valiéndose de la posición de poder que ostentaba, violentó la integridad sexual de la denunciante en al menos nueve oportunidades, causándole un detrimento físico y psíquico”, desarrolló el juez. En ese sentido, decretó el procesamiento al ex senador por considerarlo “prima facie” responsable del delito de “abuso sexual simple reiterado en tres oportunidades” (dos de esos casos, en tentativa). Lo procesó también por “abuso sexual agravado por haber sido con acceso carnal” en seis oportunidades y le trabó un embargo por $2.501.500.

Conocido el procesamiento, Alperovich emitió un comunicado en el que expresó que el juez se llevó por la versión de la denunciante. “Lamentablemente no tuvo en cuenta pruebas importantes para reconstruir lo sucedido: testimonios, chats, informes de psicólogos y mucha otra prueba aportada. Jamás abusé de la denunciante y no existió ningún delito. Mucha prueba, entre ella testigos citados por la denunciante, me respaldan”, aseveró.

Tres nombres propios

El 20 de abril pasado, el tres veces gobernador (2003-2015) cumplió con la declaración indagatoria solicitada por tercera y última vez por Vismara y Mariela Labozzetta, a cargo de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM). Negó los hechos manifestados por la denunciante, se apoyó en el descargo que realizaron en marzo sus representantes legales Augusto Garrido y Mariano Cúneo Libarona y apuntó contra un concejal capitalino, un abogado y un diputado nacional.

“En líneas generales -expuso Rappa-, el descargo realizado por el imputado ­junto con su defensa­ consistió en alegar que (la denunciante) fue manipulada y dominada por terceras personas, específicamente por David Mizrahi, Gustavo Morales y Carlos Cisneros, quienes serían hoy en día ‘enemigos’ políticos del imputado, y que complotarían contra él para desprestigiarlo y arruinarlo pública, judicial y políticamente”.

En aquel escrito, Alperovich aseguró que la denunciante buscó “fabricar pruebas”, que “todo empezó a estar mal” el 2 de mayo, día en el que armó la lista de candidatos para las elecciones de 2019, y que ella renunció tres semanas después. También la acusó de haber reseteado dos veces su teléfono antes de ser requerido, por lo que se perdió información que -según él- expondría que lo denunciado no sería cierto.

Rappa, de todos modos, desechó los argumentos que alegaron los representantes del ex mandatario. Dijo no entender cómo de “una relación tóxica y violenta” -que según la defensa la denunciante tuvo con Mizrahi- “surja la planificación de un acuerdo de tal magnitud y exposición”, la cual -dijo- afectó su privacidad y la de su familia.

A su vez, en el fallo el juez señaló -entre otras cosas- que en el informe pericial oficial sobre el relato de la denunciante se informó que “guarda una estructura lógica y coherente con un sustrato afectivo concomitante donde ‘los indicadores encontrados permiten descartar la influencia de terceros en su relato por lo cual el mismo y bajo esta definición puede considerarse verosímil’”.

El entorno de Alperovich afirmaron que no apelaron el procesamiento para llegar cuanto antes a un juicio oral para exponer públicamente sus pruebas.

Respaldo para la joven: El colectivo feminista Ni una menos destacó que se haya procesado al ex senador

A través de su página oficial en la red social Facebook, el colectivo feminista “Ni Una Menos Tucumán” ponderó la determinación que tomó Rappa de procesar a Alperovich por considerarlo, a “prima facie”, responsable de los nueve casos de abuso sexual denunciado por su ex colaboradora. “Consideramos el procesamiento de Alperovich por la causa de abuso sexual agravado como un importante avance en la lucha por justicia y contra la impunidad de los abusadores del poder político. A dos años y medio de la denuncia y de enfrentar la complicidad y/o el silencio de las instituciones del Estado, esta decisión judicial nos plantea redoblar los esfuerzos para llegar al juicio y castigo”, manifestó el colectivo tras conocerse la noticia.

A su vez, envió un mensaje de respaldo para la denunciante. “Abrazamos fuertemente a nuestra compañera, a todas las denunciantes de abusadores del poder político y nuestro compromiso hasta llegar al juicio y castigo y terminar con la impunidad”, expresó.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios