En Atlético ven como positivo el parate de 15 días

El descanso le servirá al "Decano" para corregir algunos errores.

10 Oct 2019
1

VOLANTE EN EL AIRE. Carrera cabecea ante la salida de Sánchez durante el entrenamiento “decano” en Ojo de Agua. la gaceta / foto de ANTONIO FERRONI

A esta altura, ya no es una novedad que Atlético reaccionó y sacó la cabeza del agua. La Superliga 2019/20 se había encargado de taparlo casi por entero y cuando parecía que se quedaba sin aire, apareció el equipo para jugar bien (o al menos muchísimo mejor de lo que lo venía haciendo) y le ganó a Talleres. El fixture quiso que no sea este fin de semana el que deba refrendar lo hecho ese día sino recién el sábado 19, ante Banfield. Para algunos, se trata de una pausa positiva. Para otros, todo lo contrario. ¿Quién tiene razón?

“Después de un partido así querés volver a jugar al otro día”, confesó algo frustrado José Luis Fernández, el lateral izquierdo titular del equipo en ese día. El famoso “envión anímico” (su ausencia en este caso) es una de las desventajas de estos 15 días de espera, desde el 2-1 ante la “T” hasta el duelo con el “Taladro”. Es frenar la marcha de una máquina que recién se había puesto en funcionamiento.

“Hubiera sido lindo en el aspecto anímico haber jugado este sábado, pero esperaremos una semana más”, reconoce Ramiro Carrera, el autor del segundo gol en el tercer triunfo de Atlético durante la temporada.

Poco tiempo para “olvidarse” de lo hecho en el último partido es lo que hubiesen preferido algunos. Sin embargo, el mismo Carrera cree que tiene su lado positivo esperar dos semanas para volver a jugar. “Este parate también nos sirve para ir mejorando en otros aspectos”, explica.

Claro, más allá del triunfo, el equipo necesita trabajar decenas de ítems si quiere acercarse al quinto puesto que consiguió en la temporada 2018/19. La definición es uno de ellos. Apenas por segunda vez en la temporada, el equipo logró marcar dos goles en un solo partido y aún así terminó sufriendo por otro tanto recibido con facilidad (así como lo había encajado ante Independiente).

Entonces, más entrenamientos significarán para el equipo más chances de superarse en definición y defensivamente... ¿Por qué no? “Creo que esto es positivo. Todos los detalles que podemos analizar en estos días, los videos que podemos ver y todas esa cosas, nos van a servir”, dice Jonathan Cabral, coincidiendo con su compañero Carrera. Quizás por eso, Ricardo Zielinski haya preparado una jornada doble de entrenamientos en esta semana.

“El descanso también nos viene muy bien para seguir trabajando. Más allá que ya llevamos jugados varios partidos (nueve en la temporada), el equipo necesita seguir conociéndose. Obviamente que si jugamos como lo hicimos contra Talleres, vamos a ir por el buen camino”, expresó el “Bebé”, mostrando otro costado de este fin de semana sin actividad oficial.

No es que el grupo no hubiera podido afianzarse si jugaban otro partido, pero más días juntos sin tener que jugar oficialmente le ayudará a un grupo, que se renovó de una temporada a otra, a ganar tiempo, según el jugador nacido en Banda del Río Salí.

No lo dijeron ellos, pero a favor de esperar un poco más de lo habitual para volver a jugar hay dos argumentos más. El primero está en los resultados de esta temporada. Es que las victorias que consiguió no llamaron a otras, aún jugando una semana (o a aún en menos tiempo) después.

Después de ganarle a Godoy Cruz en la fecha 3, 1-0, perdió 0-3 ante Aldosivi en la 4. Luego de ganarle a Arsenal 1-0, apenas empató 2-2 ante Boca Unidos (milita en tercera categoría) por la Copa Argentina. Incluso el único parate de 15 días que tuvo sí que le vino bien: después de perder 0-1 ante Central Córdoba de Santiago el 3 de agosto, le ganó al “Tomba” el 18 de ese mes.

El segundo argumento reside en los lesionados y su recuperación. Sobre todo la de Cristian Lucchetti que se resintió antes del partido contra Talleres y ahora no hubiese podido jugar ante su ex equipo. Estos días de más, podrían darle el margen suficiente para llegar. Lo mismo corre para Augusto Lotti, que salió contracturado ante los cordobeses y no tendrá problemas en estar contra Banfield.

No habrá envión anímico pero por mayoría, el parate de dos semanas ganó en el vestuario “decano”.

Comentarios