Declaran de interés público la venta de papel para diarios

En una sesión extraordinaria, convocada por el Gobierno de Cristina Fernández, el oficialismo alcanzó su objetivo de aprobar una polémica iniciativa que fue rechazada por la oposición política y por los propios medios periodísticos involucrados en el tema. que son los diarios "Clarín" y "La Nación". El duro debate se extendió por seis horas

23 Dic 2011
1

MAYORÍA. El kirchnerismo y sus aliados en el Senado lograron sus propósitos. Según la oposición, esto puede ahora llevar a la expropiación de Papel Prensa. DYN

BUENOS AIRES.- El Senado aprobó la ley que declara de "interés público" la producción y comercialización del papel para diarios. Según el kirchnerismo, busca garantizar a todos los medios gráficos el acceso al insumo en igualdad de precios. En cambio, para la oposición todo es producto de la "pelea" del Gobierno con los accionistas de Papel Prensa, porque pretende el control de la prensa y puede llevar a la expropiación de la empresa.

El proyecto fue aprobado, tras casi seis horas de debate, por 41 votos positivos (37 de los kirchneristas y aliados, más el ex presidente Carlos Menem; el correntino del Frente Alianza Para Todos, José Roldán; el porteño ex "lilista", Samuel Cabanchik; y la peronista pampeana María Higonet), contra 26 negativos. Hubo una sola abstención, de Agustín Pérez Alsina (Partido Renovador de Salta).

La titular de la comisión de Medios de Comunicación, la kirchnerista jujeña Liliana Fellner, respaldó la iniciativa, al indicar que existe "una situación de monopolio" de parte de Papel Prensa y dijo que el proyecto apunta a asegurar "a todos los medios de prensa el acceso en igualdad en materia de precios y cantidad del insumo básico".

Desde las empresas accionistas del Papel Prensa, en la que también es socio el Estado, se denunció que afectará la libertad de expresión al fijar criterios de precios y comercialización, tasa de ganancia e inversiones, controlar la importación, tipificar sanciones y sobre todo controlar a la mayor fábrica de papel para diarios.

El radical Ernesto Sanz ratificó que su bloque no acompañaría la propuesta y estimó que el Gobierno "tomó un camino equivocado" que es "el camino de la pelea" con los socios mayoritarios de Papel Prensa, que son los diarios "Clarín" y "La Nación". "Si lo que se quiere es ganar una batalla de amor y odios personales, no cuenten con nosotros", reiteró.

Sanz propuso como alternativa un proyecto elaborado por su bloque, que declara "de interés público" el acceso al insumo y establece un régimen para estimular inversiones con el fin de ampliar la producción de pasta celulosa.

La "adolfista" Liliana Negre de Alonso estimó, luego: "en definitiva, lo que estamos generando es una expropiación o generando las condiciones para que sea indirecta" la estatización futura de la empresa. El peronista anti "K" salteño Juan Carlos Romero coincidió en el pronóstico y consideró que "sería una especie de confiscación o expropiación baratísima", de la empresa a través del manejo del cupo de distribución del insumo y afirmó: "atrás del papel están los medios y atrás de los medios está la libertad de prensa. Cuando avance este proceso va a terminar afectando la libertad de prensa".

La "lilista" María Eugenia Estenssoro consideró que si el Gobierno quisiera garantizar el acceso igualitario al papel prensa, "tiene los instrumentos legales para hacerlo, pero no quiere".

Aníbal Fernández salió al cruce y señaló que desde que los accionistas privados se hicieron cargo de la empresa hubo "abuso de la posición dominante" y apuntó que la intencionalidad del cuestionado artículo 41 es "abastecer el mercado interno", por eso establece que, si no se cubren las necesidades, será preciso hacer inversiones, para tener papel "al mismo precio y para todos". (DyN)

Comentarios