Incendio en los Esteros del Iberá: “El daño es tremendo y esperamos por la lluvia”

Seis brigadistas tucumanos permanecen en Corrientes combatiendo el fuego. Además la provincia alquiló y aportó dos aviones hidrantes.

“UN DAÑO TERRIBLE”. Los bomberos trabajan sobre sectores de tierra quemada tras el incendio. “El suelo sufrió mucho estrés”, indicó Torres. “UN DAÑO TERRIBLE”. Los bomberos trabajan sobre sectores de tierra quemada tras el incendio. “El suelo sufrió mucho estrés”, indicó Torres.

Los días pasan y el incendio en la provincia de Corrientes no cede. Además del Estado Nacional y de la contribución de algunos particulares, Tucumán fue una de las provincias que aportaron personal y recursos para intentar apaciguar las llamas. Por el momento los enviados tucumanos se están desempeñando en la región del parque nacional Esteros del Iberá, que corresponde a la localidad Pellegrini.

“El daño es terrible y lamentablemente ya está hecho. Lo quemado se perdió y quedó un daño ecológico fijo desgraciadamente. El suelo sufrió mucho estrés. A pesar de los esfuerzos es muy difícil controlar todo el incendio porque hay muchos focos. Estamos esperando una lluvia porque la superficie a cubrir es muy extensa y la temperatura en esos puntos supera los 30°. Además con los vientos se expanden las llamas a otros sectores. Necesitamos que la condición climática cambie; la breve lluvia del lunes no alcanzó”, describió el director de Defensa Civil de Tucumán, Fernando Torres, quien estuvo hasta ayer en la zona.

En el Iberá viven especies endémicas (no se encuentran en otro lugar del mundo), como el aguará guazú, entre otros; también es hogar de carpinchos, yaguaretés, nutrias, yacarés, ciervos y una gran variedad de peces y aves que vieron afectado su ecosistema.

“El Gobierno de la Provincia contrató y envió dos aviones hidrantes que están colaborando en la causa. Defensa Civil, además, aportó una división de Brigadistas Forestales, de los cuales seis miembros se quedaron en Corrientes y siguen ayudando a apaciguar el fuego. Hablamos de personal capacitado y que cuenta con todo el equipamiento necesario para esta tarea. Están desde el domingo trabajando en las distintas tareas que les asignaron”, explicó Torres.

Según indicó, en los lugares donde más se combatió el desastre empiezan a verse algunos buenos resultados; sin embargo la enormidad del predio afectado hace que esto sea sólo una pequeña victoria. “El trabajo de ayer (por el martes) fue muy exitoso. Están trabajando en uno de los focos más afectados del Estero del Iberá (zona de Pellegrini). Hay un grupo muy grande de rescatistas desempeñándose allí, el cual está integrado por brigadistas de todo el país y por efectivos del Ejército que son parte del Sistema Federal del Manejo del Fuego”, indicó el funcionario. “Se está priorizando el trabajo en los lugares más sensibles”, agregó.

En combate

Torres detalló que a los expertos de Defensa Civil, que integran el Sistema Federal, tienen el rango de brigadistas porque “están capacitados para aplicar incluso técnicas de combate que les son necesarias en este terreno”.

“Bien llegaron nuestros hombres fueron trasladados en helicóptero desde la base del Sistema Federal hasta su punto de trabajo, el foco de incendio”, puntualizó. Desgraciadamente, a pesar del esfuerzo humano y de los recursos aplicados, el clima no ayuda y las llamas no dejan de expandirse en otros sectores. Además advirtió sobre otro factor: “este daño ambiental además conlleva problemas económicos y de trabajo”.

“Los seis brigadistas son empleados de Defensa Civil. Por nuestro lado corre el gasto del traslado de estas personas y de los viáticos que les corresponde. Allá el personal está cubierto de alojamiento. Todo lo que tiene que ver con la asistencia de salud, la alimentación y otros materiales los cubre la Nación”, enfatizó. “Por el lado de la Provincia, están cubriendo el gasto de los dos aviones, que fueron alquilados al sector privado”, añadió el funcionario.

Por otro lado, en sus redes sociales, el cuartel de Bomberos Voluntarios de Bella Vista informó que aportó personal y trasladó agua y alimentos enlatados donados por el municipio. El cuartel de Yerba Buena también informó que uno de sus brigadistas (sería uno de los seis contabilizados) viajó. Los Bomberos de Trancas, por su parte, pedían donaciones para viajar hoy, pero un giro inesperado les impidió viajar (ver destacado). En total se calcula que hay 3.500 rescatistas abocados a sofocar el desastre. Además de Tucumán, enviaron personal las provincias de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Mendoza, Misiones, Santa Fe, Entre Ríos, Chacho, Jujuy, San Juan, San Luis y Salta. También los Estados de Brasil y Bolivia. Hay tres helicópteros y 12 aviones hidrantes que cuentan con una capacidad para trasladar entre 800 y 2.000 litros de agua en cada viaje.

Informe de Cabandié: el ministro se presentó en el Senado para hablar sobre la situación en Corrientes

El ministro de Ambiente, Juan Cabandié, se presentó ayer en el Senado para dar explicaciones sobre su actuación ante los devastadores incendios en Corrientes. El funcionario reconoció que se está ante “una situación crítica”, cuestionó a la Justicia y volvió a responsabilizar a los productores por los fuegos y apuntó contra el Gobierno de Mauricio Macri por el “desfinanciamiento” del Plan Nacional de Manejo del Fuego (PNMF). “Tuvimos una recurrencia de incendios forestales en Corrientes durante el 2021. Apagábamos y a los tres días estaba prendido de vuelta”, dijo Cabandié ante la Comisión de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Cámara Alta. “Ciertamente, el fuego está contemplado dentro de las prácticas productivas. Pero si tenemos una sequía, y disminución de precipitaciones y un promedio de temperatura altas, realizar esto es un problema. Unos pocos, al hacerlo, terminan perjudicando al resto de los productores y a los habitantes”, dijo el funcionario. Cabandié mantuvo fuertes cruces con el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, por la falta de asistencia nacional de la Nación a la provincia. En el Ministerio habían acusado al gobierno provincial de no aceptar la ayuda del Gobierno nacional.

Comentarios