Vacunación, contagios e internaciones: el escenario ante la tercera ola de covid-19 en Tucumán

La provincia superó la barrera de los 1.200 casos diarios. ¿Cómo impactó este aumento en los registros en el sistema sanitario? El efecto de las vacunas.

CAMAS DE TERAPIA INTENSIVA. Los pacientes con cuadros graves de covid-19 requieren asistencia respiratoria mecánica. foto de archivo CAMAS DE TERAPIA INTENSIVA. Los pacientes con cuadros graves de covid-19 requieren asistencia respiratoria mecánica. foto de archivo
31 Diciembre 2021

Argentina está enfrentando una tercera ola de casos de covid-19. Con un registro diario de 50.000 infectados y ante la confirmación de los primeros pacientes con la variante Ómicron, las autoridades sanitarias apuntan a redoblar los esfuerzos para evitar la saturación de los servicios de salud, tanto públicos como privados. ¿Cuál es el escenario en Tucumán ante esta fase de la pandemia de coronavirus?

La provincia, en los últimos días, superó la barrera de los 1.200 y los 1.300 contagios confirmados. Hace un par de semanas, esta cifra rondaba los 500 casos por jornada. El aumento exponencial en la cantidad de infectados no sólo se observa en las estadísticas oficiales, sino también en los centros de testeos dispuestos por el Ministerio de Salud Pública, donde largas filas de tucumanos aguardan su turno para ser hisopados. "Contacto estrecho", "covid positivo" y "no detectable" se convirtieron en expresiones recurrentes en las vísperas del Año Nuevo.

Este estado de situación sumó un dato en las últimas horas. El ministro Luis Medina Ruiz ratificó las sospechas de que ocho tucumanos se contagiaron con la variante Ómicron.

"Se trata de muestras enviadas al Malbrán. Los positivos son cuatro familiares relacionados con el primer paciente que tuvimos que ingresó del extranjero. Estas cinco personas están dadas de alta, totalmente asintomáticas y sin riesgo de contagiar. Los otros cuatro pacientes son: dos relacionados a viajes, uno de ellos de Córdoba, y otro del exterior, ambos están bajo control, seguimiento y aislados. Y las otras dos personas están en estudio para confirmar si hay alguna relación de viaje o no”, explicó el titular de Salud.

Remarcó que todas las personas están con pocos síntomas, y que habían sido vacunadas oportunamente; sin embargo, permanecen bajo seguimiento del sistema sanitario.

Precisamente, los expertos advierten que completar los esquemas de inmunización contra la covid-19 es clave para evitar los cuadros graves. Si bien la campaña de vacunación lleva un año en la Argentina, en Tucumán se había detectado que un importante grupo de habitantes no habían accedido a la inoculación.

Ante ello, el gobernador interino Osvaldo Jaldo dispuso el 1 de diciembre pasado, vía DNU, establecer el pase sanitario en la provincia; es decir, la obligatoriedad de presentar el carnet de vacunación -con esquemas completos- para personas mayores de 13 años que quieran asistir a lugares y eventos de concurrencia masiva, como bares, restaurantes, boliches y eventos deportivos, así como sucursales de entidades financieras y establecimientos de la Administración Pública.

La medida -ratificada por ley de la Legislatura- permanecerá vigente al menos hasta el 31 de enero, luego de que la Casa Rosada pusiera en marcha el pase sanitario nacional.

En la Casa de Gobierno afirman que la medida tuvo un impacto favorable en Tucumán. Según cifras oficiales, entre el DNU de Jaldo y hoy, se colocaron la primera dosis de la vacuna contra la covid-19 un total de 99.777 habitantes. Este número representa un tercio del total de las inoculaciones aplicadas en todo diciembre. Además, hubo 159.864 ciudadanos y ciudadanas que completaron sus esquemas; mientras que 23.850 recibieron la dosis adicional, y 44.570, el refuerzo. En total, este mes se colocaron 328.061 vacunas contra el coronavirus en Tucumán.

Una de las metas centrales del pase sanitario es conseguir un nivel de inmunización colectiva cercano al 80% de la población. Ese porcentaje no está lejos, según las cifras oficiales, pero todavía faltan miles de personas para lograrlo.

Si bien los contagios de covid-19 y las internaciones no tienen una relación de efecto instantáneo -es decir, los cuadros graves y los decesos se ven reflejados con posterioridad a los casos confirmados-, en la Casa de Gobierno confían en que la campaña de vacunación tendrá un efecto positivo en el sistema sanitario.

De hecho, en la cartera de Salud manejan indicadores favorables en cuanto a la disponibilidad de camas de terapia intensiva equipadas con asistencia respiratoria mecánica (ARM), que es el ámbito donde son internados los pacientes con cuadros severos de neumonía por covid-19.

Entre los ocho hospitales públicos que atienden este tipo de casos (Padilla, Centro de Salud, Eva Perón, Avellaneda, Maternidad, Niño Jesús, Monteros y Concepción) se contabilizaban hasta ayer 24 pacientes en unidad de terapia intensiva (UTI) sin ARM, y 23 en UTI con ARM. 

Además, según las cifras oficiales, en el sector privado de la salud había 76 pacientes en UTI sin ARM, y otros 31 en UTI con ARM.

"La vacuna nos cubre. A pesar de la suba de casos, tenemos disponibilidad en cuanto a la ocupación de camas. La única salida es la vacunación", analizó Jaldo. 

Comentarios