Según el fiscal Gallo, la internación de Gerónimo Helguera constituye "un privilegio" - LA GACETA Tucumán

Según el fiscal Gallo, la internación de Gerónimo Helguera constituye "un privilegio"

El representante del Ministerio Público se había opuesto a la suspensión de la audiencia de esta mañana.

14 Oct 2021
3

PEDRO GALLO. El fiscal se opuso al traslado de Helguera a un centro psiquiátrico. Foto: Prensa MPF (Archivo)

Gerónimo Helguera, el joven de 29 años detenido por el homicidio de Mariela Márquez (34), perpetrado ayer en Yerba Buena, fue trasladado en la mañana de hoy al Hospital Obarrio, donde será asistido por su estado de salud mental por disposición de la jueza Isabel de los Ángeles Méndez.

La medida, adoptada tras el pedido de los defensores Ernesto Baaclini y Camilo Atim Antuni, contó con el expreso rechazo del fiscal del caso, Pedro Gallo. "Considero que suspender la audiencia y disponer una internación, constituiría un privilegio para el imputado", había expresado el representante del Ministerio Público Fiscal (MPF), minutos antes de que la magistrada resolviera el traslado de Helguera.

EN AUDIENCIA. Gerónimo Helguera tiene 29 años y fue arrestado ayer en Yerba Buena. Foto: Captura de video

La jueza Méndez ordenó la suspensión de la audiencia de formulación de cargos prevista para hoy en contra del autor del crimen que conmociona a los vecinos de Yerba Buena. 

Si bien la magistrada avaló la legalidad de la detención del tirador, postergó el avance del proceso hasta tanto se cuente con un informe de la Junta Médica con relación a la capacidad de comprensión del joven sobre su conducta desplegada antes y durante el crimen.

Al comenzar la audiencia, los abogados que representan a Helguera habían advertido sobre los problemas psicológicos de su cliente. “Mi defendido no se encuentra condiciones de ninguna naturaleza para estar al frente de esta exposición. Solicito que se suspenda la formalización de los cargos porque no los va a entender, y que mi defendido sea internado en una institución pública hasta tanto se encuentre en condiciones”, había afirmado Baaclini.

El fiscal Gallo había expresado su oposición al planteo. "No hay elementos, ni los aportados por la defensa, ni los recolectados por el Ministerio Fiscal, que nos permitan sostener que el imputado no va a comprender el desarrollo de esta audiencia. Contamos con un examen realizado por un miembro del cuerpo médico forense del MPF realizado ayer a Helguera, y ahí dice que al momento del examen se presenta lúcido, coherente, orientado en tiempo y espacio, con conciencia de situación y buena memoria”, había manifestado el titular de la Unidad Fiscal de Atentados contra las Personas.

Además, había considerado que, para hacer lugar al pedido de la defensa, debería "encontrarse mínimamente demostrado que el imputado tiene suprimida totalmente su capacidad de comprender la criminalidad de sus actos" o "de dirigir sus acciones en función de esa capacidad".

"Nada de eso está demostrado acá. Si tiene algún tipo de enfermedad en curso, esto no necesariamente implica que tenga suprimida esa capacidad, porque a lo sumo nos podríamos encontrar con un cuadro de disminución de la inimputabilidad, lo cual hace que la persona se someta a proceso. Considero que suspender la audiencia y disponer una internación, constituiría un privilegio para el imputado", había advertido el fiscal Gallo.

Luego de la exposición de las partes, la jueza decidió pasar a un cuarto intermedio y ordenó que Helguera fuera revisado por un médico forense, especialista en psiquiatría. A partir de un informe preliminar, la magistrada resolvió suspender la audiencia y que el tirador de Yerba Buena sea internado en el Hospital Obarrio o, en su defecto, en una clínica psiquiátrica privada.

Cinco claves del caso

1) Gerónimo “Largui” Helguera tiene 29 años. Según su familia, estaba bajo tratamiento psiquiátrico desde hace varios años.

2) Pasadas las 10 de ayer, el joven se presentó en el centro comercial ubicado en avenida Aconquija al 1.000. Buscaba a un tal Ledesma.

3) Helguera y el tal “Ledesma” concurrían al colegio Boisdrón, pero no eran compañeros de curso y existiría una diferencia de edades. Por otro lado, “Ledesma” se habría cambiado de colegio a mediados del secundario, por lo que no habrían tenido mucha relación.

4) Helguera tenía una pistola Colt calibre 22 con nueve proyectiles en su cargador. En la mochila tenía una caja con 29 balas. Al parecer Helguera se habría apoderado del arma que tenía un familiar. No tenía ningún tipo de autorización para la portación.

5) El portero y un mozo de un bar fueron los que lograron desarmar al joven. Evitaron así que Helguera realice más disparos. Después de las 22 murió Mariela Márquez, la joven de 34 años que recibió un disparo en la cabeza. Tenía tres hijos menores de edad.

Mariela Márquez. FOTO TOMADA DE FACEBOOK.COM

Comentarios