San Martín dejó más que tres puntos ante Tigre - LA GACETA Tucumán

San Martín dejó más que tres puntos ante Tigre

En un torneo de siete fechas, el margen de error es mínimo y el "Santo" casi que lo ocupó por completo.

29 Nov 2020 Por Julio Coronel

Si este minitorneo de la Primera Nacional fuese una partida de "Generala", San Martín ya "tachó la doble" después de caer en casa ante Tigre en el debut. Con seis fechas por delante, el margen de error es tan pequeño que una derrota cuesta más que tres puntos y, mucho más, si se contempla que fue ante un rival directo en la lucha por el ascenso a la Liga Profesional 2021.  

Aunque esta derrota era posible, todo lo que pasó durante los ocho meses de inactividad por la pandemia pudo haber incidido en el resultado final: la pelea de la dirigencia con la AFA (que llegó hasta el TAS después que le negaran el ascenso) , el retraso en la contratación de refuerzos (porque no sabía en qué división iba a jugar) y en el inicio de la pretemporada, los pocos amistosos que jugó el equipo, sumado a la deficiente obra que dejó al estadio sin luz conformaron un combo que dinamitó el debut. 

Sin público en las tribunas debido a la pandemia por covid-19, La Ciudadela lució extrañamente desolada, pero poblada de banderas. Adentro de la cancha, los dos equipos más fuertes de la Zona Ascenso prometían el mejor partido de la fecha.

Fue San Martín el que siempre buscó manejar la pelota y adueñarse del juego. Pero el partido se quebró cuando a los 12 minutos, Sebastián Prediger puso de cabeza el 1-0. ¿Estaba habilitado? Las imágenes de la transmisión no permiten disipar las dudas con facilidad. Lo cierto es que desde ese momento comenzó otro partido: el "Santo" siguió yendo hacia adelante, ante un Tigre replegado para, definitivamente, cuidar el resultado conseguido y castigar de contragolpe. 

Los restantes 75 minutos fueron casi por completo de San Martín, que dio la sensación de estar fisicamente -al menos- una velocidad menos que Tigre, que volvió a los entrenamientos un mes antes y ya jugó partidos oficiales por la Libertadores. 

La dupla Orsi-Gómez buscó variantes con cinco cambios. Sin embargo, el rendimiento del equipo no se modificó demasiado: siguieron las imprecisiones en los pases, los centros y en las jugadas asociadas. Siempre dio la sensación de que al equipo le pesó la falta de competencia, aunque desde del plantel desestimaron esta posibilidad.   

A pesar de caída, el equipo tucumano mostró que tiene el sello de la dupla, que buscará jugar con la pelota al piso y con la mira fija en el arco rival. A muchos nos quedó la sensación de que, con más tiempo de trabajo, San Martín volverá a ser protagonista del torneo. Cambiaron los nombres y hay muchos que serán difíciles de reemplazar. Llegaron otros que prometen. Eso sí, quedan sólo seis fechas para intentar volver a ser el equipo competitivo que lideró la última temporada tirada a la basura. Tigre se escapó en la primera mano y el próximo domingo el "Santo" visitará a Defensores de Belgrano, otro de los rivales (en la mesa chica de la AFA) que puede determinar el futuro inmediato en la lucha por el primer ascenso. 

Comentarios