La Nación todavía no remite los subsidios para pagar a los choferes

Berretta, titular de Aetat, alerta que sin apoyo de Nación, “la mitad de las empresas van a cerrar sus puertas, no llegamos a diciembre”.

18 Sep 2020
1

SERVICIO. En Tucumán ya hubo 44 días de paro en lo que va del año. la gaceta / foto de antonio ferroni

Los empresarios del transporte público de Tucumán están afligidos, al igual que sus pares del resto de las provincias del país: si la Nación no remite los subsidios adeudados, no podrán pagar los salarios de los trabajadores. En Tucumán, todavía se les debe el sueldo de agosto.

Los choferes de colectivos de la provincia mantuvieron entre finales de agosto y comienzos de septiembre 16 días consecutivos de huelga hasta cobrar todo el sueldo de julio, la segunda cuota del aguinaldo e ítems pendientes desde diciembre de 2019. En lo que va del año, van 44 días de paro acumulados.

La protesta se prolongó tanto que desde el 4 de septiembre se les adeuda también el sueldo de agosto. La Nación había prometido hace una semana que remitiría dos cuotas de subsidios nacionales adeudados, cada una por $ 152 millones, con los que se saldarían los haberes de agosto. La planilla salarial de los 3.600 trabajadores del transporte, según estimaciones de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), ronda los $ 210 millones.

Firmas abroqueladas

La Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap), que nuclea a las empresas de transporte público de todo el país con excepción de las firmas porteñas, solicitó por escrito al Ministerio de Transporte de la Nación que se acrediten con urgencia los fondos nacionales adeudados.

“Solicitamos la urgente acreditación de las partidas presupuestarias pendientes de la acreditación cuota 3, de julio de 2020, y cuota 4, de agosto de 2020, del Fondo Covid. Las empresas del interior han suscrito un acuerdo ante la UTA por la cual en la medida en que sean percibidas las partidas de las cuotas se cancelarán los salarios pendientes. Bajo tales términos resulta claro que la falta de continuidad de los aportes provocará una nueva escalada de conflictos con los transportes y afectarán, además, la continuidad de los servicios”, firma la nota el empresario de San Juan José Cano, presidente de la Fatap, remitida a Mario Meoni, ministro de Transporte de la Nación.

Jorge Berretta, vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor (Aetat), que nuclea a las firmas tucumanas, acusó a la Nación de discriminar al transporte público de las provincias.

“No entendemos la mora para pagar los subsidios, suponemos que es porque no hay caja y porque no les interesa el interior”, disparó Berretta. Y agregó: “A la zona denominada AMBA -conformada por la ciudad de Buenos Aires y por los 42 municipios del conurbano bonaerense- ya le han acreditado los subsidios. No sabemos y no entendemos por qué de forma sistemática nos mienten y no nos cumplen con la acreditación de los subsidios”.

Berretta apuntó que la situación económica es terminal, a raíz de la caída de la recaudación por la pandemia.

“Esperemos que esta demora no derive en una nueva conflictividad con UTA para el pago de sueldos, esperamos trabajar juntos para encontrar una solución porque sino sería el fin de muchas empresas”, planteó. “Para sostener el transporte las empresas están suicidándose económica y socialmente. Hoy aumentaron los repuestos de mantenimiento un 30%, la situación es insostenible. Si no cambia la política nacional y no hay apoyo de las provincias, con créditos o más subsidios, más de la mitad de las empresas van a cerrar. No llegamos a diciembre” , profundizó.

Comentarios