Yerba Buena: tras años de quejas demuelen el puente que va a Los Azahares

Será reemplazado por uno nuevo. Además, se revestirá el canal Yerba Buena para hacerlo más ancho y más profundo. La obra demorará un año.

08 Nov 2019 Por Soledad Nucci
1

CON LOS DÍAS CONTADOS. El viejo puente que conduce al country Los Azaheres y que será demolido.

Carolina Huck detiene la marcha de su auto sobre el puente del country Los Azahares, como lo conocen los habitantes de esa zona de Yerba Buena. Le provocan curiosidad las máquinas estacionadas alrededor. Entonces baja la ventanilla y pregunta:

- ¿Qué van a hacer aquí, señor?

- ¡Vamos a hacer que usted se llene de tierra!, le contesta, en tono jocoso, José Luis Báez, de la constructora Galindo. Ambos festejan la ocurrencia con una sonrisa. Pero la broma es cierta: en unos días se demolerá ese puente y se construirá otro. Es jueves por la mañana. Huck y Báez conversan a un costado del camino, en el cruce de las calles La Rioja y Lorenzo Domínguez.

Para quien no conoce, esto era, años atrás, un inhóspito paraje, limítrofe con la comuna de El Manantial. Hoy, por encima del río Muerto se suceden los countries Las Yungas, Las Jarillas, Los Azahares y numerosas viviendas familiares.

- ¡Que nos llenen de tierra si van a hacer las cosas bien!, retruca Huck. Ambos vuelven a sonreír. Y otra vez, detrás del chiste subyace una verdad: en marzo de 2015, una tormenta de verano destrozó las paredes de hormigón que revisten ese canal, socavó la calle y puso en duda la estabilidad de ese puente. Desde entonces, los pobladores piden que esa zona deje de asemejarse a una película de guerra.

El ingeniero José Guntlach, de la Dirección Provincial del Agua (DPA), se incorpora a la charla. Explica que la obra corresponde a la tercera etapa del canal de Yerba Buena. Se intervendrá el tramo que va desde los countries Las Yungas hasta Los Azahares, entre las calles Mendoza y unos 30 metros al sur de La Rioja. Además de demoler el puente, se revestirá el canal que corre por debajo, para hacerlo más ancho y más profundo. “Se lo llevará a 24 metros de ancho y cuatro metros de profundidad”, precisa.

El monto del contrato ronda los $ 124 millones. El plazo de ejecución es de 360 días corridos y el cronómetro ha empezado a correr en septiembre. Las tareas les fueron adjudicadas a Galindo.

Un irremediable desvío

En la memoria descriptiva de la obra -documento al que tuvo acceso este diario- los especialistas del departamento de Estudios y Proyectos de la DPA han advertido que actualmente el canal de Yerba Buena carece de capacidad para conducir los caudales que recibe. Incluso, han consignado que eso se ha agravado debido al “estado de colapso” y “deterioro” en el que se encuentra.

Por ese motivo desarrollaron un proyecto hidráulico y estructural que comprende desde su inicio, a la altura de la calle Colón y Camino de Sirga, hasta su futuro desvío hacia el arroyo El Manantial, pues consideran que -más temprano que tarde- debe desviarse a través del canal La Rinconada. Es decir, las aguas del piedemonte de Yerba Buena no pueden seguir recargando el canal Sur. Ese proyecto de desvío también se encuentra en manos de la DPA.

Por ahora se ejecutará, únicamente, la llamada tercera etapa. Los fondos han sido provistos a través del Fondo Fiduciario Federal. Como el sector que se intervendrá posee pendientes pronunciadas, que provocan elevadas velocidades de escurrimiento, se disminuirá la pendiente longitudinal. Para eso se diseñarán secciónes rectangulares y saltos. El revestimiento será de hormigón.

En Yerba Buena, aquella tormenta de 2015 también provocó destrozos en el puente de El Corte y a lo largo del canal Yerba Buena, que quedó repleto de bloques de sueltos.

Comentarios