Llegó el momento para que Tomás Cuello muestre lo que sabe

Zielinski prepara un “11” con modificaciones tácticas y de nombres para el lunes.

17 Ago 2019

El triunfo parece ser el único objetivo de Atlético en la reanudación de la Superliga para el equipo, este lunes desde las 15.30 ante Godoy Cruz, en el Monumental. Y decimos “parece” porque el Atlético versión 2019/20, más allá del triunfo, lo que le falta es su tradicional vocación y habilidad para llegar al gol. Volver a tener un funcionamiento aceptable en ataque podría ser una meta más inmediata y que conduciría seguramente a esa bendita victoria.

En pos de conseguir eso, Ricardo Zielinski confirmó ayer algunos de los cambios que venía planeando en el inicio de la semana. Cambios que había sugerido en el amistoso ante Mitre, luego de la dolorosa derrota ante Central Córdoba en Santiago.

Tomando como referencia justamente ese 0-1 en la vecina provincia, el equipo que paró ayer el entrenador fue Cristian Lucchetti (quien está mejor de su lesión); Guillermo Acosta, Bruno Bianchi, Marcelo Ortiz y Luciano Monzón (por Dylan Gissi); Tomás Cuello (por José Luis Fernández), Federico Bravo, Gonzalo Castellani y Ariel Rojas; Lucas Melano (por Javier Toledo, con gripe hasta el martes); Leandro Díaz.

En total (si es que se confirman las modificaciones entre los entrenamientos de hoy y mañana), serían solo tres cambios pero no solo se trata de eso sino también del esquema. Un 4-5-1 o 4-4-1 según como se incorporen al ataque algunos de los intérpretes del mediocampo.

Uno de ellos será Tomás Cuello, quien públicamente acusó poca atención del propio Zielinski en la temporada pasada pero arregló las cosas, se quedó en el club y podría tener el lunes la oportunidad que tanto esperaba. Eso sí: lo haría como volante por derecha, cuando él suele jugar por izquierda. Esto también representa un cambio importante en el nuevo planteo: algunos jugadores jugando en otras posiciones.

Está el caso de Cuello, el de Acosta, que lo hará de lateral derecho (en Atlético ya lo hizo pero no es su posición natural), el de Castellani (jugará como volante central aunque con libertades) y Rojas, que abandonará la zona central para tirarse un poco a la izquierda. No son experimentos complicados, pero sí modificaciones que marcan la necesidad de Zielinski y todo Atlético por conseguir esa bendita victoria.

EMOTIVO. Niños de la escuela “Pequeños sueños”, destinada especialmente para los que necesitan andador, presenciaron el ensayo ayer y conocieron al plantel. prensa CAT

Arriba, la gripe de Toledo dejaría “solo” al “Loco” Díaz. La idea será que Melano lo acompañe aunque no como un compañero de dupla clásico, sino como un mediapunta.

Los problemas atrás parecen olvidados pero lo cierto es que Atlético recibió tres goles en dos partidos y el entrenador también retocará ese sector: en nombres y en la posición en la que suelen jugar, tal como pasa en el resto de la cancha. Además de Acosta, Ortiz (que fue lateral ante Central Córdoba), jugará de central y Monzón volverá a ser titular tras su lesión en el carril izquierdo.

Hasta aquí, muchos cambios en todo sentido. Lo que más quiere Atlético que cambie es el curso de los resultados en lo que va de la Superliga: que a las dos derrotas iniciales les siga un triunfo de una vez por todas para poder empezar a sumar en la temporada. Para eso, Zielinski cambia en todo sentido.

Comentarios