Luego del desplante, los universitarios extienden el paro por una semana más

El Ministerio de Educación suspendió la reunión paritaria de ayer y reprogramó el encuentro para el lunes. La Conadu Histórica, que cuenta con presencia mayoritaria en las aulas de la UNT, continuará con el cese de actividades.

01 Sep 2018
1

FIN DE LA TOMA. Luego de una asamblea, los estudiantes que pernoctaban desde el jueves en el Rectorado de la UNT dispusieron levantar la medida. la gaceta / foto de Analía Jaramillo

La postergación de una nueva reunión paritaria enardeció aún más a la docencia universitaria, que decidió extender por una semana más el paro.

Estaba previsto que ayer a la tarde se realizara en el Ministerio de Educación de la Nación un encuentro entre funcionarios y dirigentes de la Conadu, Conadu Histórica, Fedun, Ctera, UDA y Fagdut. Sin embargo, durante el mediodía el Gobierno canceló la convocatoria y la reprogramó. “Realizadas consultas con organizaciones sindicales que representan a los docentes universitarios, la Mesa Técnica Salarial prevista para esta tarde (por ayer) se posterga hasta el lunes 3 de septiembre”, planteó de manera escueta en un comunicado la cartera que conduce el ministro Alejandro Finocchiaro. El nuevo encuentro se realizará a las 17 en el Palacio Sarmiento; junto a Finocchiaro estará la secretaria de Políticas Universitarias, Danya Tavela.

Las universidades llevan un mes en conflicto con el Gobierno. Los profesores exigen una subida de salarios del 30%, en línea con la inflación prevista para este año, y rechazan el 15% que les ofrece el Gobierno. En la última reunión, el Ministerio ofreció además sumas no remunerativas, con lo que el aumento llegaría al 21% a cobrarse en diciembre. Los dirigentes rechazaron nuevamente esa oferta y esperaban otra propuesta para ayer.

Pero como no hubo convocatoria, cada organización sindical decidió por su cuenta los pasos a seguir. La Conadu Histórica, que en Tucumán está representada por Adiunt (el gremio mayoritario en la UNT), ya adelantó que iniciará el lunes la quinta semana de paro consecutiva.

En un plenario de delegados, la entidad resolvió “repudiar las medidas dilatorias que sólo profundizan el conflicto universitario”, en alusión a la suspensión de la paritaria de ayer. Además, dispuso ratificar el reclamo de 30% de aumento salarial con cláusula gatillo, y la restitución de $ 4.000 millones de recorte presupuestaria.

Ocurre que a las demandas de salarios se le sumaron otras más generales, como mayor presupuesto y recursos para investigación y desarrollo, todo bajo la bandera de la “defensa de la educación pública”.

Por ello, la Conadu H hizo suyo “el reclamo de todo el movimiento estudiantil por el boleto educativo, el aumento de las becas, el sostenimiento de los comedores y albergues y solidaridad incondicional con sus movilizaciones y tomas que se despliegan en todas las instituciones estatales”.

A las demandas de salarios se le sumaron otras más generales, como mayor presupuesto y recursos para investigación y desarrollo, todo bajo la bandera de la “defensa de la educación pública”. “Hemos roto el techo indignante del 15%. Pero esto no se arregla con un poquito más del 15%. Vamos a seguir en la lucha para defender el poder adquisitivo de los compañeros docentes y no docentes. Vamos a seguir la pelea por el presupuesto, para que sigan abiertas las 57 universidades públicas del país”, recalcó el secretario General de la Federación de Docentes de las Universidades (Fedun), Daniel Ricci.

Ariel Osatinsky, titular de la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNT, cuestionó la decisión de la Nación. “El gobierno suspendió la paritaria nacional de docentes universitarios de hoy (por ayer)”, subrayó. “Nos vemos en la obligación de profundizar el plan de lucha y el paro total de actividades”, añadió.

La continuidad de la medida de fuerza impactará en las aulas de la UNT, ya que la mayoría de los docentes está representado por el gremio Adiunt y en las últimas semanas acató el cese de actividades. Incluso, en las siete escuelas experimentales la adhesión fue casi total, según coincidieron funcionarios universitarios y dirigentes sindicales.

Ayer, en tanto, estudiantes resolvieron levantar la toma simbólica del Rectorado, que habían iniciado un día antes. La decisión fue tomada luego de una asamblea, realizada al mediodía.

Comentarios