Cartas de lectores

01 Jul 2012
UN PUENTE MEMORIOSO

Sé que hay muchos puentes para cruzar, pero ninguno "me pisa el poncho" por tanta historia que tengo para contar. En mis comienzos, estuve hecho de puro quebracho colorado, por disposición de Domingo Sarmiento, mandato que cumplieron al pie de la letra los ingenieros Delacroix y Dode. Por debajo aguanté voluminosas correntadas de mi río Salí, y por arriba soporté toneladas de peso sobre mis espaldas, hasta que en los años 30 se apiadó de mí el entonces senador nacional Ramón Paz Posse, para gestionar que me reemplazaran por un moderno y seguro armatoste de hormigón de 200 m de largo por 16 m de ancho. Fui un espacio público que se pasaron de mano en mano y de tiempo en tiempo la Nación, la Provincia y las municipalidades (Capital y Banda del Río Salí), y como ninguno me quería adoptar, un anónimo descubrió que era "tierra de nadie" para que tomaran posesión los disconformes de siempre que nunca faltarán. Mi bautismo de fuego ocurrió en 1904 durante la primera huelga azucarera iniciada por el ingenio Cruz Alta. Luego fui mudo testigo de la larga huelga azucarera de 40 días del año 49 para desafiar al propio "líder de la clase trabajadora" (Perón). Aún recuerdo que en 1974 me atravesaron unas novedosas y portentosas máquinas cosechadoras, que marcaron la casi extinción de los zafreros de machetas y cuchillos, y el advenimiento de la gran desocupación. En mi estrecho y largo territorio de más de un siglo de vida ocurrieron batallas campales, reyertas, conflictos, enfrentamientos, desacuerdos, deliberaciones, discusiones, amenazas, provocaciones. Por ello conocí el rostro de policías bravos, militares autoritarios, anarquistas, caciques, políticos oportunistas, gremialistas de todas layas, activistas, punteros, caudillos, piqueteros, ocupados, desocupados y ya aparecerán los indignados. Por muchos años, la "patrullera" me cubrió las espaldas del Este, y el escuadrón a caballo hacía flamear sus látigos, tratando de sofocar a los rebeldes de ocasión por el Oeste. En más de una vez vi a la distancia piquetes de huelguistas arremangarse cargando sus bicicletas al hombro para atravesar el río, evitando enfrentarse con la policía que me custodiaba. Lo mismo lo hacían las decenas de obreros que se conducían diariamente a sus lugares de trabajo en bicicletas, para evitar que les secuestren el rodado por falta de la "chapa patente" y el "ojo de gato". Sí, soy yo, el puente Lucas Córdoba que usted conoce; el mismo que se cubre de pasacalles y pancartas en tiempos de la política.

Ysmael Díaz
Mario Bravo 247
Banda del Río Salí-Tucumán




CLARIDAD DE CONCEPTOS

Realmente fue un regocijo para el espíritu leer la entrevista efectuada al jurista florentino Luigi Ferrajoli. La claridad de los conceptos vertidos por tan insigne figura, en especial el referido a la independencia del Poder Judicial, resulta aleccionador para quienes consideramos a la democracia como uno de los mejores sistemas de gobierno. La justicia, la libertad, la equidad y la razón, así como también la impunidad y la corrupción, tratadas con un léxico inequívoco, no están ausentes en sus manifestaciones, lo que enaltece aún más estas. La lectura de lo expresado por este pensador trajo a mi memoria el manifiesto de los constituyentes de 1853, cuando sancionaron la Constitución Nacional, que reza: "Los hombres se dignifican postrándose ante la ley, así se libran de tener que arrodillarse ante los tiranos".

Ramón Alfredo Maldones
[email protected]



EL CASO LÓPEZ

La Corte Suprema dijo que en los convencionales que reformaron la Constitución no estaba la intención de que el Poder Ejecutivo (Alperovich en este caso) explique porqué elige a los jueces (30/6). ¡Vaya novedad!

Ramón Eudal
[email protected]



LAS RUTAS N° 340 Y 341

En respuesta al lector Juan José Grassi (carta del 24/6) le informo que mediante expediente N° 2134-C-2012 (del 17/04/12) inicié los trámites en la Dirección Provincial de Vialidad, para solicitar la remarcación de las rutas N° 340 desde Raco hasta La Sala y N° 341, desde EL río Los Planchones hasta El Siambón. Fundamenté el pedido en que por estas rutas transitan vehículos en gran escala durante el año y en especial durante la época de vacaciones y cuando se producen lloviznas y/o neblinas se torna peligroso circular por estas rutas sin marcación. Hasta el día de la fecha no he recibido respuesta alguna de parte de autoridades de Vialidad Provincial.

José Emilio Jeder
Ruta N° 341 km 23
Raco-Tucumán




OLOR INSOPORTABLE

En meses anteriores hicieron conexiones cloacales en la cuadra. Ahí empezó nuestro padecer; es un olor insoportable el que sale en nuestros domicilios. El primer reclamo es el N° 42.135; luego hice otros con fecha del 25/4, 2/5, 4/5, 10/5, 21/5, 29/5, 31/5, 4/6 y 6/6. No dan solución. Ni siquiera vienen a ver de qué se trata. Ruego que vengan, pues llegó el frío y, para colmo, yo padezco una enfermedad respiratoria. No podemos vivir con puertas y ventanas abiertas.

Amanda Iñigo y otras firmas
Pasaje Piossek 271
San Miguel de Tucumán




NEPOTISMO (I)

Respecto las declaraciones del gobernador acerca del derecho que tienen los funcionarios de nombrar a quienes quieran en los cargos de su dependencia, seguramente no está prohibido hacerlo, pero una elemental norma de ética y de sentido común seguramente no lo permiten. La ocasión es propicia para recordar el gesto y la actitud que tuvieron algunos compatriotas en situaciones parecidas. El presidente Yrigoyen jamás nombró a algún familiar en ningún cargo y jamás cobró un sueldo desde comisario de Balvanera, profesor de Historia y presidente de la República porque los donó a la Sociedad de Beneficencia. El gobernador de Córdoba, Amadeo Sabatini, cuando fue a buscarlo a su domicilio el auto oficial de la gobernación, el día que debía asumir como gobernador de su provincia, estaba con su esposa y le dijo al chofer que el auto oficial era para el uso exclusivo del gobernador y su esposa podía ir en tranvía. Al ex residente Arturo Illia el pueblo de Cruz del Eje le regaló la casa, hoy convertida en museo. Ni él ni su vice, el doctor Carlos Perete, cobraron su jubilación. Lo mismo hizo el ex vicepresidente Elpidio González, para quien se dictó la ley de jubilación que hasta entonces no existía. El doctor Alfredo Palacios, primer diputado nacional socialista de América, por varios periodos, profesor universitario y rector de la Universidad de La Plata, no tenía casa, alquilaba una en la calle Charcas de la Capital, sus amigos se la quisieron regalar pero él no aceptó. El ex presidente Arturo Frondizi tampoco tenía casa, vivía en un departamento cedido por un amigo suyo. Como Monterizo no puedo dejar de recordara mi amigo Isauro Arancibia, cuando siendo secretario del gremio de maestros, le dijo a su propia hermana -también maestra- que gestionaba un crédito para su vivienda, que mientras él fuera secretario del sindicato a ella no se le iba a adjudicar ese crédito. Es posible que muchos comprovincianos conozcan estos hechos, pero los jóvenes que lo ignoran, deben saber que hubo compatriotas que ejercieron sus funciones, con capacidad, con responsabilidad y honradez que jamás usaron sus cargos en su beneficio o en el de sus familiares y amigos.

Ernesto Toledo
[email protected]



NEPOTISMO (II)

Con relación a la carta de Catalina Lonac (29/6), nadie duda que la persona egresada en la licenciatura de Ciencias Políticas en la Universidad San Pablo T, está perfectamente capacitada para ejercer no tan sólo el cargo conferido, a mi entender políticamente, el campo de empleos está bastante difícil para las personas que no tenemos parientes en el poder político. Se destaca que su calidad de estudiante fue de primer nivel, al llevar como escolta la banda con los colores patrios que nos enorgullece a todos los argentinos, en cualquier lugar del planeta. ¿No habrá en nuestro Jardín de la República alguna persona o varias que invitadas a concursar, tengan alguna posibilidad de trabajo inmediato como la que tuvo la señorita Temkin?

Ángel Vicente Galarza
Villa Rosario
San Pablo-Tucumán




EXPRESIONES DESAFORTUNADAS (I)

Me adhiero a lo esencial del mensaje que las lectoras Elena Mainardi de Marengo y María Teresa Mockevich (cartas del 28/6). Coincido en que la presidenta provisional del Senado de la Nación, con las expresiones difundidas el 26 de junio pasado, ofendió al conjunto de los integrantes de la Iglesia Católica Romana en la Argentina. Ignoro qué fuentes de información le proveyeron evidencias suficientes para actuar como lo hiciera. Entiendo que sería de grave importancia institucional que las diera a conocer para que la ciudadanía pudiera apreciar junto a ella la índole de los peligros que acechan la vida democrática en esta república. Es de esperar que si obran en su poder las pertinentes pruebas, proceda a iniciar las acciones correspondientes a fin de que se detenga la conspiración actual o potencial, próxima o lejana que amenaza las libertades de los argentinos, provenientes desde la referida confesión religiosa. En caso contrario, mantengo la expectativa de una honrosa rectificación pública por parte de la senadora.

César Sosa Padilla Álvarez
[email protected]



EXPRESIONES DESAFORTUNADAS (II)

No me parecen tan terribles ni ofensivas las expresiones de la senadora Rojkés sobre la Iglesia ya que expresan una gran verdad histórica. Respetando la fe cristiana, la Iglesia como institución fue cómplice a través de la historia de la humanidad de actos atroces, desde la Inquisición hasta la destitución del presidente Lugo. Acá en Argentina calló crímenes, secuestros y desapariciones de personas, hasta de su propia curia (Angelelli, Leóni Duquet, Alice Domont, seminaristas Palotinos, 18 sacerdotes, 39 laicos entre otros). No creo que la senadora haya querido ofender a los fieles sí sacar la venda de los ojos sobre actuaciones políticas de la Iglesia Católica que sí fueron desafortunadas.

Marcela Inés Rodríguez
[email protected]


Comentarios