Cartas de lectores

28 Jun 2012

PALABRAS DESAFORTUNADAS (I)

A la saga de comentarios desafortunados a los que nos tiene acostumbrados la primera dama provincial, se suma un ataque directo a la Iglesia, a la que responsabiliza en forma general y basada en no sé qué argumentos, de los males de Latinoamérica. Analizo sus dichos y no encuentro motivos para importar un conflicto foráneo, de un país soberano dotado de sus propias instituciones, a nuestra bendita Argentina. ¿Por qué lo hace? ¿Quizás temor de un "contagio" que los prive del "todo" que van consiguiendo? ¿Quizás por necesidad de agradar a los que nos mandan dineros que son nuestros, a cambio de obscenas manifestaciones de adhesión casi servil? Debería analizar un dato valioso: la mayoría argentina profesa la fe que injustamente ataca y vota. Luego aconseja (según nota de LA GACETA): "ser todo lo duro que se merece esta situación". Tremenda exhortación, emanada de la tercera autoridad en línea sucesoria presidencial, que merece ser explicitada por la gravedad intrínseca que enuncia. Hace pocos días, conmemoramos a San Juan Bautista, decapitado sólo por marcar al mandatario de turno sus excesos. La Iglesia ha sobrevivido a ataques constantes a través de sus milenios de existencia y va a seguir viva cuando hombres y políticas pequeñas hayan caído en el olvido. Una sabia máxima aconseja hablar "sólo cuando la palabra sea mejor que el silencio", más todavía cuando se ocupa un puesto público.

Elena Mainardi de Marengo
Catamarca 72
San Miguel de Tucumán


PALABRAS DESAFORTUNADAS (II)

Como católica y madre de familia, entiendo que debemos respetar la religión que profesa cada persona. Con pesar leí las declaraciones de la senadora Beatriz Rojkés y siento que ha difamado a la Iglesia Católica al manifestar en el Senado de Nación: "La Iglesia y los medios monopólicos" son una amenaza, "y no hay vacuna contra ellos", dijo Beatriz Rojkés. Ni siquiera en un momento de enojo yo criticaría su religión, ni sus creencias, ni su fe. En mi querida Argentina, formada en su inmensa mayoría por ciudadanos católicos, creo que todos tenemos el deber de respetarnos y respetar nuestras diferencias, con más razón una persona que detenta el cargo de la señora; por lo que considero agraviantes para mi Iglesia los desafortunados comentarios de la senadora. Y como Jesús dio su vida en la Cruz por amor a nosotros, y al tercer día resucitó victorioso, y en su gran misericordia nos perdona cada día, siguiendo sus enseñanzas, manifiesto que -aunque la señora no se disculpe públicamente, como corresponde- de mi parte ya está perdonada, y tomo su agravio como el de alguien que no conoce el amor cristiano, y que por ello no lo puede comprender.

María Teresa Mockevich
[email protected]


EDIL DESTITUIDO

Ateniéndome únicamente a lo informado por LA GACETA del 14/6, y la nota enviada por el ex concejal Berarducci pidiendo perdón, considero que el Concejo, le ha aplicado injustamente el máximo de pena única prevista por la ley, cuando al decir de uno de los concejales que redactó el dictamen, correspondía una pena menor, pero que no podían aplicarla, "porque el Concejo no tenía facultades para modificar" la ley. Entiendo que el Concejo actuaba como juez, y como tal, no se trataba de modificar la ley, sino de "interpretarla" apuntando al valor justicia. Entiendo también que el juez no debe ceñirse al texto frío y duro de esta, sino que debe adecuarla al caso concreto, por cuanto la ley no puede aprehender en su texto todas las circunstancias posibles, para la graduación de la sanción, como en el caso, donde hubo incompatibilidad reconocida por un mes en la nota donde humildemente pide perdón, lo que ningún político se animaría a hacer, porque saben que por lo general que los hombres pocas veces perdonan, la naturaleza nunca y que sólo Dios es misericordioso y perdona siempre. Aclaro que no me comprenden los generales de la Ley con el ex concejal a quien ni siquiera conozco.

Hugo Zerdán
[email protected]


SALVATAJE

Las familias Monfort, Flugel y Antelo Bravo destacamos el desempeño altamente profesionalizado del personal de las comisarías de El Corte y Yerba Buena, de la Guardia de Infantería Norte, el Grupo O, los guardaparques de Horco Molle, que ante el extravío de cinco hijos nuestros en el cerro San Javier durante la tarde y noche del domingo 24 de junio, lograron devolverlos a nuestros hogares sanos y salvos. El compromiso social que evidencia la intervención masiva e instantánea, sin duda contribuye al mejoramiento de la seguridad ciudadana.

Marcelo Monfort
Maderuelo 215
Yerba Buena-Tucumán


LAS NARANJAS CAPITALINAS

Las naranjas de la ciudad se encuentran casi maduras. Sería interesante que, como hizo algunas veces la Municipalidad capitalina procediera a recolectar la fruta y le diera un buen destino. De ese modo, no quedarían desparramadas en las veredas y en las calles.

Ramón del Valle González
[email protected]


EL PADRE MARTÍN MARTÍN

El año pasado, en vísperas de Corpus Christi, nos dejó el padre Martín Martín. Fue sacerdote de la parroquia Nuestra Señora de Montserrat, muy querido en toda la provincia seguramente por creyentes católicos y no creyentes, ya que todos los que lo conocieron lo admiraban por su gran bondad. Era tanta su dedicación que fue reconocida por la Legislatura de Tucumán que le otorgó una distinción por ser una persona que se destacó por su esmerada atención de los enfermos. No tenía día ni hora ni le importaba el frío, el calor o las tormentas para atender a todo el que lo necesitara por cualquier motivo: una palabra de aliento al desesperado, una confesión al arrepentido o la unción a los enfermos para un moribundo. Él montaba su bicicleta y se lo veía pasar raudamente por lejanas calles de nuestro barrio, con la sola misión de llevar a Cristo a un necesitado. Como muchos otros, puedo dar testimonio de ello, porque tuve la suerte de acompañarlo muchas veces en esa noble tarea que él tan santamente realizaba. Ello me ayudó a crecer como persona y como laico comprometido, aprovechando al máximo sus enseñanzas de cómo bendecir a un enfermo anciano, a un adolescente, a un joven, a un niño o una casa. Padre Martín Martín, con lágrimas en los ojos que son lágrimas de alegría, te digo desde aquí: "Gracias por todo lo que me enseñaste para ponerlo al servicio de aquel que me necesite". Gloria a Dios. Amén

José Soria
Colombia 2.944
San Miguel de Tucumán


ENCUENTRO RELIGIOSO

En LA GACETA del 20/6, se publicó una nota sobre un encuentro religioso. Me llamó la atención una definición para mí equivocada del señor Pablo Furlatti, laico católico, que expresa que Dios no juzga a los seres humanos por su filiación religiosa, sino por el amor a los demás. Para confirmar esta aseveración cita un párrafo de Mateo, donde dice que el Señor bendice a los que ayudan a los demás y castiga (muy duramente): "Apartaos de mí malditos, al fuego eterno" a los mezquinos de corazón. La equivocación estriba en que estas son de Jesús, no de Dios. Lo que Dios dice a los que adoran a otros dioses, lo podemos leer en Deuteronomio 13: 1, 2, 3 y 5, donde expresa: "Cuando se levantara en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te diera señal de prodigio", "y acaeciera la señal o prodigio que él te dijo, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles". "No harás oído a las palabras de tal profeta: porque Jehová vuestro Dios os prueba, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma". "Y el tal profeta ha de ser muerto: por cuanto trató de rebelión contra Jehová vuestro Dios". Creo que esta lectura demuestra claramente de Dios no sólo no acepta a los que adoran a sus propios penates, sino que les aplica, sin conmiseración, leyes draconianas al condenarlos inexorablemente a la muerte. Esto explica la razón por la cual la religión cita siempre a Jesús, que era un poco más misericordioso, y no a Jehová que era extremadamente inflexible.

Mario Figueroa
Pasaje Santos Dumont 1.826
San Miguel de Tucumán


"ABANDONO DE PERSONA"

El Gobierno anunció otra burla, falta de respeto y estafa a la tercera edad. La bronca oficialista no se oculta ni se disimula porque los jubilados no les permiten seguir saqueando la Anses. Por ello, inventaron la estruendosa novedad; la tarjeta Argenda, para tener acceso a préstamos no mayores del haber jubilatorio, con una tasa del 23%. Se trata del dinero de los propios jubilados ahorrados durante 40 años en la Anses. El anuncio lo hizo la Presidenta. Estar en la cúspide del poder no le otorga a la mandataria llevarse el mundo por delante con su elocuente soberbia. Lo que todos conocen, menos "ella", que las jubilaciones no superan los $ 1.900. La prueba está en la negativa de pagar los juicios que la Justicia ordenó hacer efectivos. Muchos se fueron ya sin cobrarlas. Estos hechos aberrantes quedarán en su conciencia, Presidenta del 53% de los argentinos. Resistirse a los aumentos de estas, pese a la elevadísima inflación del país, es un auténtico "abandono de persona".

Paola Riviera
[email protected]


PEATONES SALPICADOS

En Córdoba al 800, el sector del pavimento frente a un edificio está hundido y hay agua en forma permanente. Los vehículos que circulan por allí, en gran cantidad, salpican a los transeúntes. Es un problema antiguo.

Jorge Ruiz Figueroa
[email protected]


ERRATAS

En la carta "Homeopatía" de Adriana Cárdenas (27/6), en lugar de succión debió decir sucusión.

Comentarios