Amor, celos y muerte en una aldea siciliana

Destacados solistas, la Orquesta y el Coro Estable de la Provincia junto a grupos de teatro del Ente Cultural, bajo la dirección general de Ricardo Sbrocco, estrenan esta noche a las 21 “Cavalleria rusticana”.

Amor, celos y muerte en una aldea siciliana

Hasta 40 veces tuvo que salir a a saludar al público Pietro Mascagni una noche de 1890, cuando estrenó “Cavalleria rusticana” en el teatro Constanzi de Roma. Desde entonces es su obra más conocida y representada. Cuando el músico murió, en 1945, la ópera había alcanzado tan sólo en Italia 14.000 representaciones.

La belleza y la intensidad dramática de su música, en especial del conocidísimo intermezzo, la han llevado a ser parte de numerosas bandas de sonido, como, por ejemplo, la inolvidable escena de la escalera a la salida de la iglesia, de “El Padrino III”.

Esta noche a las 21 la ópera verista vuelve a su lugar natural, el escenario, y en estreno, al teatro San Martín (avenida Sarmiento 601). La puesta está a cargo del Coro y la Orquesta Estable de la Provincia, dirigidos por Ricardo Sbrocco y Jorge Bulacia Soler respectivamente, La dirección general es de Sbrocco, la dirección escénica de Jorge de Lassaletta, y la escenografía de Carlos Malcún.

Cantarán los solistas María Luján Mirabelli, Juan Carlos Vasallo, Enrique Gibert Mella, Claudia Manrique, Ramón Poliche, Matías Safarsi, Josefina Viejobueno y Constanza García.

Sbrocco tiene la experiencia de haber dirigido fragmentos de la obra, que por primera vez conduce en forma integral, y da detalles a LA GACETA.

Amor, celos y muerte en una aldea siciliana

- ¿Por qué se elige “Cavalleria rusticana”?

- Para poder reiniciar la temporada de ópera después de la pandemia pensamos en una obra que fuera corta. Cavalleria tiene un acto y dura poco más de una hora. Pero la elegimos ante todo por sus valores artísticos, con una música bellísima y una trama de gran intensidad dramática.

- ¿Cuándo se puso por última vez en el teatro San Martín?

- Esta ópera no se representa en el teatro San Martín desde hace 25 años.

- ¿Qué destaca desde el punto de vista del género?

- “Cavalleria rusticana” es una ópera emblemática del verismo, un género que recurre a personales de la vida cotidiana, a gente común. En este caso recurre a gente de clases populares, a campesinos. No hay reyes, princesas ni seres mitológicos.

- ¿Cuántas personas intervienen?

- Unas 200 entre solistas, coro, orquesta, grupos de teatro de niños, jóvenes y adultos, más personal técnico.

- Háblenos de los solistas.

- En los roles centrales, Santuzza, a cargo de la mezzo María Luján Mirabelli; Turiddu, el tenor Juan Carlos Vasallo, y Alfio, Enrique Gibert Mella. Ellos son cantantes invitados que actuarán en las tres primeras funciones. Hay un elenco tucumano que hará las otras dos: la mezzo Claudia Manrique, el barítono Matías Safarsi y el tenor Ramón Poliche. En todas las funciones los otros roles femeninos son Lola (Josefina Viejobueno) y Mamma Lucia (Constanza García).

- ¿Cómo describe la interacción entre solistas, coro y orquesta?

- La ópera presenta momentos muy contrastantes: hay grandes tutti, con coro, orquesta y solistas, que se alternan con pasajes de mucha intimidad y que requieren un acompañamiento orquestal sutil.

- ¿Qué le produce como director general encarar esta obra y cómo fueron los ensayos?

- Para mí es un gran placer dirigir esta ópera, que tanto me gusta, y a la que todo director aspira. Los ensayos se realizaron normalmente con mucho entusiasmo tras la pausa obligada por la pandemia. Me da tranquilidad saber que contamos con elencos de solistas, coro y orquesta muy sólidos artísticamente y con un equipo técnico del teatro que trabaja a la altura. Además contamos con la experiencia de De Lassaletta y de Malcún, así que esperamos que guste mucho al público.

No hay excusas para no disfrutar de “Cavalleria rusticana” porque habrá varias funciones: mañana y el próximo viernes a las 21; y los domingos 22 y 29 a las 20. La entrada es libre y gratuita, por orden de llegada.

Tamaño texto
Comentarios