"Crimen de las flores": Condenaron al autor de los disparos que asesinaron a Chía Brito

Mariano Hayward recibió la pena de tres años de prisión de ejecución condicional. Su hermano, Santiago, fue sobreseído.

03 Dic 2021
1

EN ESPAÑA AL 900. Los disparos le costaron a vida a uno de los jóvenes que se robó la bolsa con flores de marihuana. FOTO GENTILEZA DEL MPF

La Justicia condenó esta mañana a tres años de prisión condicional a Mariano Hayward, de 21 años, acusado de matar a Esteban Darío Brito Chía de cuatro disparos, en un violento ataque conocido como “el crimen de las flores”, ocurrido en mayo, en la calle Espala al 800, de la capital tucumana.

La Unidad Fiscal de Homicidios II, a cargo del fiscal Carlos Sale, reformuló los cargos contra el imputado, pero que se mantuvo la calificación legal: autor de homicidio simple con exceso en la legítima defensa de terceros.

Por otro lado, con aprobación del juez interviniente, se dispuso el sobreseimiento de Santiago Hayward, de 29 años. “No se logró acreditar que él haya tenido conocimiento de que Mariano se había dirigido al lugar portando un arma, ni se pudo acreditar que tuvo dominio de la acción. No fue partícipe ni autor del hecho. Incluso, la vida de Santiago hasta estuvo en peligro no sólo por el accionar de Brito Chía, de 25 años, quien esgrimía un arma (de juguete, según testigos), sino también por los disparos que hizo su hermano para defenderlo”, explicó el auxiliar de fiscal Juan Pablo Godoy.

Juicio abreviado: Condena y reparación económica

En un convenio entre las partes se pacto que Mariano Hayward sea condenado a tres años de prisión, de ejecución condicional, sumado a reglas de conducta por ese tiempo, como ser: prohibición de portar armas de fuego, abstenerse de usar estupefacientes y abusar de bebidas alcohólicas, no puede acercarse a la familia de la víctima y su domicilio en un radio de 300 metros, y prohibición de salir de la provincia sin autorización de la justicia. Por su parte, el imputado reconoció su responsabilidad penal en el hecho y se comprometió a llevar a término una reparación económica a la familia de la víctima.

“Quería pedirles disculpas a los padres de Darío y también agradecerles por estar de acuerdo con este convenio. Que sepan que de mi lado no van a tener ningún problema. Nunca tuve una mala intención, pero lamentablemente los hechos fueron así”, expresó el condenado.

¿Qué pasó el día del crimen?

Alrededor de las 16.30 del 26 de mayo de este año, José Luis Morales (conductor), Brito Chía (acompañante) y Luciano Giudice (sentado atrás) llegaron al lugar en un automóvil Renault Clio. Habían pactado la compra de 300 gramos de marihuana a cambio de una suma de dinero con Santiago Hayward, quien arribó a pie acompañado por su hermano Mariano.

En un momento de la negociación, Santiago ingresó medio cuerpo por la parte trasera derecha del auto con una bolsa negra, que contenía la marihuana, y se la entregó a Giudice, quien se la pasó a Brito Chía, que la guardó en el piso de su asiento.

Luego Brito Chía giró su cuerpo hacia Santiago, lo amenazó con un arma de fuego (que nunca fue encontrada) y le dijo “andate, estás cheteado”, con la intención de apoderarse de la marihuana sin efectuar el pago pactado.

Mariano, quien estaba parado a dos metros sobre vereda de calle España, entra en acción y, con la intención de salvaguardar la vida de su hermano, hizo disparos contra Chía, con el arma calibre 22 que había llevado entre sus ropas: de los cinco balazos, cuatro impactaron en la víctima, en la zona de su espalda y brazo derecho.

En ese momento, Santiago se arrojó afuera del rodado sin la bolsa con la que había llegado. El vehículo aceleró y los tres jóvenes se fugaron del lugar y llevaron a Brito Chía al hospital Centro de Salud, donde falleció a las pocas horas.

Morales y Giudice fueron a arrojar la marihuana cerca del Hipódromo para luego regresar al hospital. En tanto, que los hermanos Hayward abandonaron el lugar.

Comentarios