Detienen a un primer sospechoso por el ataque con bombas molotov al edificio de Clarín - LA GACETA Tucumán

Detienen a un primer sospechoso por el ataque con bombas molotov al edificio de Clarín

Se trata de un hombre de 44 años. Tenía dos bidones de nafta en su casa. Trabajan para identificar a otras ocho personas.

26 Nov 2021
1

TRAS EL ATENTADO. La sede de Clarín del barrio de Barracas fue atacada con bombas molotov. Foto de Twitter @ClarinCom

Un hombre de 44 años es el primer detenido en la causa que investiga el ataque con bombas molotov contra el edificio del Grupo Clarín ubicado en Ciudad de Buenos Aires, perpetrado el lunes pasado por la noche.

Según informó el canal de noticias TN, perteneciente a esa empresa de medios, se trata de Martín Michel Gallareta Albín, un ciudadano uruguayo que fue arrestado durante un operativo desarrollado durante la madrugada del jueves, en el barrio porteño de Almagro.

En el allanamiento efectuado en la vivienda del sospechoso, además, los efectivos secuestraron dos bidones de nafta.

Otras ocho personas -cinco hombres y tres mujeres- están siendo identificadas a través del análisis de unas 400 cámaras de seguridad ubicadas en la zona del atentado.

A partir de la pesquisa de la Unidad de Investigación Antiterrorista de la Policía Federal Argentina, se determinó que los autores del ataque, tras lanzar las bombas, huyeron en tres o cuatro motocicletas. Los expertos están delimitando el recorrido que hicieron, desde su llegada, con el objetivo de reunir más evidencias que permitan su ubicación y posterior arresto.

Por el momento, no prosperó el intento de cotejar las huellas dactilares encontradas en una de las botellas con combustible encontradas en la escena del hecho con la base de datos del Registro Nacional de las Personas (Renaper), ni de personas con antecedentes penales. De todos modos, un software especial de identificación de rostros podría ser clave para la causa.

El lunes a las 23.05, un grupo de personas se paró frente al edificio de Arte Gráfico Editorial Argentino (AGEA), ubicado en Piedras 1.743, CABA, y desde allí arrojó entre siete y ocho bombas molotov, para luego huir.

El ataque no dejó heridos, aunque sí algunos daños materiales en los accesos del inmueble. La causa está en manos del juez federal Luis Rodríguez y del fiscal Gerardo Pollicita.

Comentarios