En Noruega, las imágenes publicitarias retocadas deberán llevar una advertencia - LA GACETA Tucumán

En Noruega, las imágenes publicitarias retocadas deberán llevar una advertencia

La normativa para notificar sobre los filtros y “Photoshop” utilizado en las imágenes publicitarias en el país escandinavo hace ruido también en Argentina. ¿Es necesario implementarla?

21 Jul 2021
1

Las hermanas Kylie Jenner y Kim Kardashian, influencers de Estados Unidos se muestran siempre con su imagen super retocada. FOTO DE PUBLINEWS.

El Estado noruego reglamentó recientemente el uso de filtros y retoques en las imágenes publicitarias que se utilicen en redes sociales y en medios de comunicación. Es decir que se obligará a que las imágenes publicitarias o promocionales de cualquier tipo que hayan sido retocadas contengan una advertencia para el público.

La propuesta fue generada por el Ministerio de la Infancia y la Familia y busca crear conciencia de que las imágenes corporales presentadas en publicidad no son reales y persiguen un ideal de belleza imposible de seguir. “La nueva normativa noruega no sólo se aplica a la edición de imágenes en las redes sociales, sino que también incluye las modificaciones de las fotos para la publicidad en periódicos y revistas. El reglamento prevé el aumento de las multas en caso de reincidencia, con la posibilidad de que los «casos extremos» puedan enfrentar prisión”, indicaron desde el Observatorio Latinoamericano de Regulación de Medios y Convergencia.

En 2017 se realizó un sondeo que instaba a que las personas identifiquen las fotos originales de las manipuladas, entre un 60% y 65% de las veces, las personas reconocieron imágenes manipuladas. La norma busca evitar que los estándares de belleza irreales se tomen como factibles. Según algunas encuestas, en Noruega, muchos jóvenes se acercan en búsqueda de cirugías plásticas buscando parecerse más a su imagen con filtros y retoques. “El fenómeno que afecta principalmente a los jóvenes que buscan parecerse a sus imágenes después de usar filtros, se ha ganado el apodo de ´Dismorfia de Snapchat´. El término fue acuñado por el médico estético Tijion Esho, fundador de las clínicas Esho de Londres y Newcastle. Se dio cuenta de que, antes, los pacientes traían fotos de famosos con su nariz o mandíbula ideal mientras que ahora señalaban fotos editadas de ellos mismos”, según informó The Guardian.

“Estamos atrapados en la era digital porque la mayoría de las personas no estamos en alerta. Cuando vas a comprar un producto te preocupás si es de buena calidad porque lo vas a pagar. Por ejemplo un par de zapatos, te vas a fijar que sean de tu talle, que te queden bien y sean cómodos. Pero, ¿qué pasaría si te dicen en la zapatería que te los dan gratis? Lo primero que pensarías es: ¿cuál es la trampa? ¿Qué hay detrás de esto? La mayoría de las personas usan las plataformas con mucha ingenuidad y permite el mismo uso a los chicos, sin ninguna limitación ni acompañamiento”, dijo Santiago Bilikis, autor de “Guía para sobrevivir al presente. Atrapados en la era digital”, a LA GACETA tiempo atrás.

"Me parece que está bien la iniciativa de Noruega porque puede ser el puntapié inicial a modo de campaña de concientización diciendo: ´te estoy avisando que esto no es real´”

“Las plataformas tienen el tema de la imagen, la adicción a las redes y la venta de publicidad prevista. Hoy la generación de contenido se basa en estudios de audiencia que dictan el uso y consumo de las redes sociales. Hoy Instagram es la plataforma por excelencia de ventas en donde todo se vende y necesariamente te dicen: ´estoy vendiendo esto´”, explica Regina Robles, licenciada en Comunicación Social, especialista en trabajo publicitario en redes sociales. “Todo debería estar reglamentado. Como primera acción, me parece que está bien la iniciativa de Noruega porque puede ser el puntapié inicial a modo de campaña de concientización  diciendo: ´te estoy avisando que esto no es real´”.

“Hay un problema con la distorsión de la figura humana, en revistas y en publicidad, no es solo es presentar ideales de belleza inalcanzables a niños y adolescentes y adultos, con estándares de delgadez, cuando la figura es tan manipulada, no hay manera de tener la apariencia que se muestra como ideal a los demás”, agrega Bilikis.

“No es descabellado avisar que hay algo ahí, para que el consumidor sepa con qué se enfrenta cuando ve una imagen”

Las imágenes “perfectas” de vidas y cuerpos felices impactan en la autoestima y desarrollo de los chicos que utilizan a las redes sociales como entretenimiento. “Antes no te dejaban salir de casa solo hasta determinada edad, hoy los chicos tienen un mundo en sus manos a edades muy tempranas”, explica Robles.

“No es descabellado avisar que hay algo ahí, para que el consumidor sepa con qué se enfrenta cuando ve una imagen”, explica María Jimena Rodríguez, comunicadora social, quien destaca el aviso que indica que una imagen está “trabajada”. “La diferencia está en quién produce esa imagen: no es lo mismo que lo haga alguien particular, un influencer o una marca o empresa que necesita mostrar sus productos y servicios de una forma atractiva, sin ser mentirosa. Quienes trabajamos en redes sociales tenemos que mostrar una imagen impecable, pulcra. No hay buenas repercusiones si el material que se sube no está en buen estado”, expone la profesional quien trabaja manejando la cuenta de diferentes empresas.

Mercedes Cataldi, diseñadora gráfica y publicista salteña indicó que en Argentina existen los avisos de advertencia en publicidad y que fueron efectivos: “Por ejemplo las fotografías de las enfermedades que causan los cigarrillos fue efectiva en algunos casos. Lo importante es no subestimar a la audiencia y brindarle la información necesaria para que tenga la capacidad de discernir lo que se ve y que eso genere un dialogo entre la familia o los pares”, aseguró.

En Argentina el modelo publicitario cambia permanentemente. “Ahora las empresas buscan personas más comunes, con cuerpos reales. Los influencers que hoy promocionan productos son personas comunes que trabajan sus cuentas como marca y desde ahí promocionan productos y servicios”, dice Cataldi.

Dos influencers  a favor del proyecto

Desde Noruega, Eirin Kristiansen, una influencer de 26 años está de acuerdo en que la nueva ley es un paso en la dirección correcta aunque falta mucho por hacer: "Los problemas de salud mental son causados por muchas más cosas que por una foto editada, y otra etiqueta en las fotos de los anunciantes no cambiará cómo se sienten realmente las niñas y los niños, en mi opinión", dijo a la BBC.

Mientras, en Reino Unido, un estudio realizado por diputados encontró que la mayoría de los menores de 18 años dijeron que las imágenes de las redes sociales influían "extremadamente" en su imagen corporal. En esa sintonía, Em Clarkson, una influencer de Londres, dijo estar de acuerdo con la normativa de Noruega. “Cuando era más joven me resultó difícil compararme con las mujeres que veía en las portadas de revistas, lo que sucedía aproximadamente dos veces por semana. Hoy la gente joven ve esas imágenes editadas 50, 100 veces al día y todos los días", aseguró.

Comentarios