Colapso de un edificio en Miami: buscan a nueve argentinos entre los restos del derrumbe - LA GACETA Tucumán

Colapso de un edificio en Miami: buscan a nueve argentinos entre los restos del derrumbe

En las primeras horas de la madrugada, el frente del condominio Champlain Towers que da a la playa cedió y 55 de los 130 departamentos cayeron. Unos 80 equipos de rescate buscaban a sobrevivientes.

25 Jun 2021
2

DESASTRE. La mitad del complejo Champlain Towers “ya no existe más”, dijo uno de los propietarios. reuters

MIAMI, Estados Unidos.- El derrumbe en un edificio de 12 pisos en el condado de Miami-Dade, en Florida, deja al menos una persona muerta, decenas que quedaron heridas y casi 100 atrapadas bajo una montaña de escombros.

Deja, además, muchas dudas sobre el estado de la construcción y si cumplía con las condiciones de seguridad necesarias. A punto de cumplir 40 años de antigüedad, los administradores del edificio debían hacer las reformas necesarias para que la autoridad de la ciudad los certifique como aptos para funcionar.

El colapso de 55 de los 130 departamentos del complejo Champlain Towers, que queda frente al mar, conmocionó la mañana en Surfside, una localidad con menos de 6.000 habitantes, pero donde “hibernan” numerosas familias que escapan al frío del norte durante algunos meses al año.

Muchos argentinos eligieron esa zona para emigrar, sobre todo después de la crisis de 2001. De hecho, la tragedia ocurrió cerca de Miami Beach, en un edificio ubicado a pocas cuadras de la zona denominada como “la pequeña Buenos Aires”.

Uno de los argentinos que figuraban en la nómina de desaparecidos fue encontrado con vida, según informaron las autoridades estadounidenses. Entre los restos del derrumbe los rescatistas aún buscan a otros nueve argentinos, que hasta anoche permanecían sin ser encontrados.

Nicolás Fernández, un argentino propietario de dos departamentos en el complejo, contó en una entrevista con la cadena CNN que una de las unidades “ya no existe más”. Y que allí se alojaba una pareja de amigos de su familia, también argentinos, que ahora no pueden ser ubicados. “Llamé a todos los hospitales y nada”, contó. “Están buscando a la gente con perros, con helicópteros, equipos de bomberos”, dijo sobre el operativo de rescate.

“Lo que más me impactó es que la parte del edificio que cayó da hacia la playa. Con mis amigos es común que vayamos por la noche a estar un rato ahí. Ayer, debido al mal clima decidimos no ir”, contó Lourdes Carreras, una tucumana que vive a dos cuadras del edificio colapsado. “Anoche me fui a dormir con el ruido de las sirenas, pero no me llamó la atención. Cuando desperté me enteré de la noticia. Es una zona donde viven muchos argentinos y latinoamericanos”, contó a LA GACETA.com. A pocas horas de la tragedia, ya hay en marcha pedidos de investigación y denuncias de que se podría haber evitado. “Esto se veía venir”, dijo Gerardo Feldman un arquitecto argentino radicado en Florida, que participó de una investigación sobre otro edificio que, “probablemente al igual que el Champlain Towers”, especuló, fue construido con arena de playa. “En los años 60 y 70 la usaban para construir. Esa arena tiene mucha sal; corroe los hierros, el hormigón se queda como si no tuviera huesos”, explicó.

Shimon Wdowinski, profesor e investigador del Departamento de Tierra y Medio Ambiente, de la Universidad Internacional de Florida, alertó, hace un año, que la construcción era inestable.

El edificio, construido en 1981, ha estado hundiéndose a un ritmo alarmante, cerca de 2 milímetros al año, desde los años 90, según el estudio del que participó Wdowinski en 2020. Cuando vio las noticias, entró en shock. “Pensé: ay Dios, nosotros lo detectamos”, le dijo al periódico estadounidense “USA Today”.

Daniel Dietch, que fue alcalde de Surfside de 2010 a 2020 advirtió que es pronto para sacar conclusiones. “Es un evento extraordinario y es peligroso y especular sobre las causas”, señaló.

“La pequeña Buenos Aires”: se conocen los nombres de cuatro de los argentinos desaparecidos en el derrumbe

Hasta anoche, se había dado información sobre las identidades de cuatro de los argentinos desaparecidos: Andrés Galfrascoli, un cirujano de 44 años; su pareja Fabián Nuñez, de 55; y Sofía Galfrascoli Núñez, de 5 años, hija de ambos. Los tres estaban en un departamento que da a la plaza, en la parte del edificio que colapsó. La otra persona fue identificada como Manuel Lafont, mayor de edad. No se proporcionó información de la persona que fue rescatada y que figuraba como uno de los 10 desaparecidos, ni de las otras cinco que faltan encontrar.

Comentarios