Mate cocido, máscaras donadas y narcotráfico brotan en la interna peronista

Dirigentes afines al manzurismo cruzaron a Deiana, que opinó que las políticas sanitarias fueron ineficaces. Fuego cruzado.

01 Sep 2020 Por Martín Soto
1

EN LAS CALLES. Dueños de restaurantes y gimnasios pidieron que se revean las medias dispuestas por el COE. la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio

La pandemia obligó al peronismo a sumergir las tensiones internas que habían emergido a inicios del año. A partir de allí, como si de un iceberg se tratara, sólo una pequeña porción de esa tirantez quedaba a la vista y cerca del 90% de los conflictos se mantenían ocultos en las profundidades del espacio. Pero hay momentos en que el mar se pica, las aguas se agitan y empujan a la superficie a esos desencuentros. Pasó hace 10 días, cuando la Provincia anunció la llegada de equipamiento sanitario pero omitió que se adquirió con fondos donados por la Cámara, y se repitió ayer.

El legislador Daniel Deiana sostiene que sus dichos a LA GACETA por el retroceso de fase sólo fueron “consideraciones con opinión constructiva”, y que no fueron cuestionamientos a las autoridades sanitarias. Sin embargo, su interpretación de que las restricciones a restaurantes y gimnasios dispuestas por el COE representa que hubo una “ineficacia de las políticas sanitarias” desató “fuego interno” que incluyó municiones gruesas con mate cocido, máscaras donadas y narcotráfico.

Durante la mañana, autoridades afines a la Casa de Gobierno hicieron fila para disparar contra Deiana. Desde el Concejo Deliberante de la capital, los ediles Ernesto Nagle, José Luis Coronel y Emiliano Vargas Aignasse, se despacharon sin atenuantes.

“¿En qué te estás convirtiendo, Deiana? ¿Sos médico? Hacer propaganda entregando mate cocido en botellas descartables a los más vulnerables deja mucho que desear”, lanzó el presidente del bloque oficialista del Concejo. Nagle acompañó su publicación en Twitter una captura de las redes del legislador, en la que se ve personas con mate cocido en botellas de gaseosa.

Coronel, que también es dirigente de ATSA, acusó a Deiana de “jugar para la tribuna y putear desde la platea de la Legislatura”, y le cuestionó no haberlo visto nunca en un operativo contra la covid-19 a pesar de ser médico. “La última vez que pisó un sanatorio fue para llevar las máscaras faciales a la Legislatura, que habían sido donadas por agrupaciones solidarias; esa vez dejaron desprotegidos a los empleados de un sanatorio para resguardarse ellos del covid-19. ¿Y hoy tiene el tupé de decir lo que dice?”, lanzó.

Vargas Aignasse, por su parte, afirmó que el legislador busca “socavar la gestión” del mandatario provincial. “Esta pandemia está mostrando con claridad las caras de los egoísmos y los intereses políticos”, reprochó.

Desde la Cámara, la manzurista Sandra Tirado, en tanto, no entró en polémica y reclamó unidad. “Es bueno el disenso y modificar lo que sea necesario, pero juntos, no divididos. A este virus lo enfrentamos con solidaridad. Nadie se salva solo”, dijo.


“Sin argumentos”

Deiana, en tanto, se defendió de las acusaciones, y remarcó que él forma parte del PJ y del Gobierno que dirigen el gobernador Juan Manzur y el vicegobernador Osvaldo Jaldo. “Estos ataques muestran la impotencia de aquellos que no tienen argumentos. La Legislatura, por iniciativa de Jaldo, siempre colaboró y se ocupó de hacer lo que necesitaba el Poder Ejecutivo y los Ministerios”, dijo. Además, recordó que, a diferencia de los ediles, él es médico. “Ninguno tiene conocimientos en la parte de salud y de lo que es el sistema sanitario”, expresó.

El vicegobernador, en una entrevista con LA GACETA PLAY, afirmó que “bajo ningún punto de vista se está polemizando” con el Ejecutivo. “Lo que plantean algunos legisladores es lo que estamos pensando todos: buscar una solución alternativa para atenuar o mermar el impacto”, afirmó.

El legislador Javier Morof, por su parte, dijo que respeta las decisiones tomadas por el COE, pero criticó que haya sido de modo sorpresivo ya que muchos locales tenían mercadería comprada. En cuanto lo dicho por Deiana, afirmó que respeta su opinión, dado que es médico, y cruzó a los ediles por “denigrar” a su par. “Yo quiero una política que no tenga nada que ver con la droga ni con vendedores, sino que la combata. Pero evidentemente esta pandemia le está produciendo un síndrome de abstinencia a algunos; si ustedes creen ayudar al gobernador, créanme lejos están de eso”, dijo.

A su vez, reprochó que las críticas hayan ido en una sola dirección y no hacia la oposición, que también reclamó que se revean las restricciones. Más precisamente el radical José María Canelada, quien reclamó junto a la senadora Silvia Elías de Pérez que se revean las últimas disposiciones del COE.

Descoordinación y equilibrio

El legislador oficialista Roberto Palina, a su vez, fue más allá y presentó un proyecto de resolución para que el COE revierta las últimas prohibiciones. La iniciativa fue rubricada también por Dante Loza y Deiana.

El referente de la Federación Obrera Tucumana de la Industria del Azúcar (Fotia) argumentó que no ve una coordinación entre el Ejecutivo y el Legislativo, y dijo que lo que se deben restringir al máximo son las fiestas privadas y familiares. "No vamos a ganar nada con cerrar gimnasios y cientos de bares en la provincia y dejar sin trabajo a esa gente. En eso hago hincapié en el proyecto", señaló.

Raúl Ferrazzano, por su parte, no hizo mención a la polémica, y reclamó participación legislativa en el COE. "La gestión de esta pandemia es muy compleja. Debe buscarse un equilibrio entre cuidado de la salud y la actividades comerciales y económicas que son el sustento de miles de tucumanos. Creo que en el COE debe haber una representación  de la Legislatura", expresó.

Desde Yerba Buena, también sumó sus críticas a Nagle el concejal Alejandro Sangenis. "Parece que le molesta que otros prediquen, aunque sea modesto, con el ejemplo, él que no sabe ni acercarle ni una “panerita” a la gente que está sufriendo y no tiene para el pan", dijo.

Por último, el jefe del bloque oficialista, Roque Álvarez, lamentó los dichos de Deiana y los consideró desafortunados. “No corresponde con lo que piensa el bloque. Creemos que las políticas que está llevando Salud son las apropiadas”, sostuvo.


Labor parlamentaria

La próxima sesión de la cámara, sin fecha

El fuerte crecimiento de casos de coronavirus en Tucumán encendió las alarmas en la Legislatura. El vicegobernador Osvaldo Jaldo puso en duda la realización de la sesión que se había anunciado para el jueves. De todos modos, hoy a las 9 se reanudará la reunión de Labor Parlamentaria que había pasado a un cuarto intermedio.

El presidente de la Cámara, a su vez, firmó ayer dos decretos, mediante los cuales se restringe el acceso al Palacio a toda persona ajena, se limita a un solo colaborador por legislador y se prohiben actos y reuniones, excepto los convocados por Presidencia. A su vez, se anunció que jueves y viernes habrá un nuevo asueto por desinfección.

Comentarios