Las 10 claves en la polémica por la adhesión a la "Ley Micaela"

Posturas cruzadas, mensajes y réplicas, declaraciones controvertidas: el largo camino del proyecto al recinto de la Legislatura.

16 May 2020

La Provincia quedará adherida a la Ley Micaela, sancionada a fines de 2018 por el Congreso, en la sesión legislativa del jueves. Tucumán será el último distrito provincial del país en sumarse a la norma nacional, que prevé la capacitación obligatoria en materia de género en los tres poderes del Estado.

Este dato va de la mano con la polémica que se generó ante el debate de ese texto: férreas posturas divididas, mensajes cruzados en la conducción del oficialismo y hasta un pedido público de los padres de Micaela García, la joven entrerriana víctima de femicidio cuyo caso conmemora la ley, para que esa legislación entre en vigencia en suelo tucumano.

A estas controversias suscitadas en las últimas semanas se suman las generadas durante la anterior composición legislativa.

Estos son los 10 puntos clave para entender qué pasa con la Ley Micaela en Tucumán.

1) Primeros intentos. El Congreso aprobó la Ley Micaela en 2018, y el texto entró en vigencia a inicios del año siguiente. En la anterior conformación de la Legislatura provincial hubo intentos de legisladores oficialistas y opositores por avanzar con el proyecto, que tenía dictamen de comisión y había llegado a ser incluido en el temario para su tratamiento en el recinto. En plena sesión, el texto fue retirado del debate. Hubo legisladores que reclamaron por supuestas presiones externas a la Cámara provincial. Pero terminó la gestión, se renovó el cuerpo colegiado con las elecciones de 2019 y el asunto quedó postergado.

2) Por otra polémica. El tratamiento de la “Ley Micaela” volvió a la agenda legislativa gracias a otra polémica reciente. En la última sesión, la Legislatura iba a aprobar una resolución para solicitarle al Poder Ejecutivo la puesta en vigencia de la Ley de Emergencia en Violencia de Género, que había sido prorrogada por el cuerpo colegiado 500 días atrás, pero aún no había sido promulgada por el gobernador, Juan Manzur. Dos días antes debate, en la Casa de Gobierno se anticiparon y publicaron en el Boletín Oficial la norma. Esto indignó a legisladores del oficialismo y de la oposición. En medio de esas tensiones, el jefe del bloque Justicialista por Tucumán, Roque Tobías Álvarez, hizo reserva del proyecto de adhesión a la Ley Micaela.

3) El anuncio en TV. En “Panorama Tucumano”, el ciclo semanal que se emite por LG Play y CCC, el vicegobernador Osvaldo Jaldo anunció que la Legislatura tucumana iba a tratar la normativa de capacitación en materia de género, en línea con la reserva formulada por Álvarez. Aclaró sin embargo que se iba a buscar el consenso entre los diferentes espacios políticos, algo que alertó a distintos sectores que reclamaban la adhesión lisa y llana de la Provincia a la norma nacional.

4) Frases polémicas (I). Los legisladores de Fuerza Republicana, con el apoyo de un sector del alfarismo, firmaron un proyecto alternativo a la “Ley Micaela”. “Mientras el garantismo está liberando cientos de violadores y homicidas, en Tucumán se está intentando meter por la ventana la adhesión a la Ley Micaela, que prioriza el adoctrinamiento ideológico por sobre la real protección a las mujeres", afirmó la bussista Nadima Pecci, impulsora de esa propuesta. Y agregó: “A Micaela no la mató la falta de adoctrinamiento ideológico, a Micaela la mató la ideología garantista que dejó libre a su asesino (Sebastián Wagner)".

5) Frases polémicas (II). "No conozco asesinatos por su condición de mujer. Conozco hombres que han asesinado mujeres por celos, envidia, drogas... Por el hecho de ser mujer, no conozco ninguno", había comentado Ricardo Bussi, líder de FR, en una nota concedida en la radio porteña FutuRock. El alfarista Raúl Albarracín a su vez instó a incluir una “cláusula de consciencia” en el la normativa provincial, según explicó en una entrevista con LG Play. “La Ley Micaela busca el enfrentamiento o la dialéctica entre el varón y la mujer, cuando debemos buscar la protección de la mujer, y no este odio entre varón y mujer”, afirmó Albarracín.

6) Mensaje de la Nación. Funcionarios y legisladores nacionales, que responden a la conducción de Alberto Fernández y de Cristina Kirchner, remarcaron de manera pública que Tucumán es la única provincia sin adhesión a la Ley Micaela. “No hay tiempo, lugar ni espacio para no cumplir con esta obligación", escribió en Twitter Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad. Y surgieron pedidos de organismos sociales y otras entidades públicas, como la Facultad de Derecho de la UNT.  

7) La postura de Manzur. En este contexto, el gobernador se pronunció el último martes sobre la polémica y tomó una postura clara. “Somos conscientes de la grave situación de violencia e inequidad de género que se vive en toda la Argentina, y que se ha acrecentado en estos tiempos inéditos que nos atraviesan", indicó el jefe del Poder Ejecutivo, en alusión a los casos registrados en el ámbito doméstico durante el aislamiento obligatorio por la pandemia de coronavirus. Y categórico: "como gobernador quiero expresar todo mi apoyo para que Tucumán adhiera a la Ley Micaela".

8) Réplica. Minutos después de que Manzur publicara ese tuit, el vicegobernador Jaldo hizo declaraciones a LA GACETA. “En Labor Parlamentaria, el Poder Legislativo incluyó para la próxima sesión (del jueves 21) el tratamiento de la adhesión a la Ley Micaela. Sólo bastó que se tomara esa decisión para que muchos de los que permanecieron en silencio durante mucho tiempo hoy se quieran colgar de una decisión que tomó esta Legislatura”, afirmó. Y agregó: “los únicos que votan y deciden en este caso son los señores legisladores; por lo tanto, lo otro no pasa de una mera y simple opinión oportunista".

9) Una carta de los padres. Néstor García y Andrea Lescano, padres de la víctima y referentes de la Fundación “Micaela García ‘La Negra’”, evidenciaron ante todo que estuvieron atentos a los hechos suscitados en esta provincia y escribieron una carta pública para reclamar la adhesión a la norma. “Micaela fue víctima de un feminicio perpetrado por una persona que, a pesar de tener dos condenas por violación y un sin fin de informes desfavorables que no recomendaban su salida, fue beneficiado con prisión condicional por un juez que sin perspectiva de género”, explicaron, para graficar la importancia de la capacitación en la temática en el Estado. Este jueves, Jaldo habló con el padre de la víctima para comprometerse a sancionar la norma. Y le anticipó que en Tucumán tendrá una novedad: la responsabilidad de la capacitación recaerá sobre las cabezas de los tres poderes del Estado, en lugar de una repartición del Ejecutivo.

10) Rumbo al recinto. El asunto será tratado el jueves, y el bloque oficialista que conduce Álvarez se unificó en un único proyecto, que lleva las firmas de todos sus miembros, de los dos alperovichistas y del sindicalismo bancario. Con 35 votos de 49 posibles, la sanción de la norma es prácticamente un hecho. Pero las tensiones no ceden. Ayer se “filtró” en las redes sociales un video antiguo de Jaldo en el que evidencia una postura contraria a la ideología de género. El presidente de la Cámara ya había dicho en distintas ocasiones que se habían llevado a cabo “operaciones” en su contra. Además, el bussismo y un sector de “Vamos Tucumán” irán al recinto con un dictamen propio, por lo que la aprobación de la norma podría resultar con votos divididos. Y la polémica no cesará allí, ya que tras la promulgación del Poder Ejecutivo, cada “cabeza” del Estado deberá garantizar los contenidos de la capacitación en materia de género.

Comentarios