Funcionarios y jueces se suman a la donación de la Corte

03 Abr 2020 Por Irene Benito
1

Tribunales ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE DIEGO ARÁOZ

La pandemia inédita sigue desencadenando reacciones inéditas. El movimiento pocas veces o nunca visto en esta ocasión procede del ámbito del Estado que percibe las mayores remuneraciones en blanco, el Poder Judicial. Se trata de una esfera donde los sueldos, además, están protegidos por la intangibilidad, una de las bases constitucionales que garantiza la independencia. Pero los jueces y funcionarios no quieren quedarse afuera del gesto solidario que llevó a los políticos a reducir y a entregar parte de sus remuneraciones, y, luego, a los vocales de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán a donar un tercio de la retribución de abril. Esa decisión desencadenó adhesiones individuales, y la apertura de campañas de recaudación de fondos en la Asociación de Magistrados y el Centro de Funcionarios Judiciales de la provincia.

A diferencia de otras instituciones públicas que dispusieron retenciones salariales “manu militari”, los vocales Claudia Sbdar (presidenta), Antonio Daniel Estofán, Daniel Posse, Daniel Leiva y Eleonora Rodríguez Campos optaron por tomar la iniciativa sin presionar “hacia abajo”. La divulgación de aquella donación conjunta -ascendería globalmente a $ 400.000- activó a la magistratura. La contribución del 30% estableció una especie de “techo”: enseguida aparecieron otros donantes de la Justicia que comunicaron la intención de derivar una porción idéntica o ligeramente inferior de su ingreso para la adquisición de insumos y la contratación de servicios esenciales por parte del Ministerio de Salud a cargo de Rossana Chahla. En paralelo, las entidades empezaron a solicitar aportes voluntarios. Marcela Ruiz, presidenta de la Asociación de Magistrados, comentó que sus pares estaban dando el 20% o más de sus haberes.

“Vamos muy bien. En menos de 24 horas, casi el 50% de los magistrados se ha comunicado de alguna manera para donar y alrededor de 70 ya hicieron los depósitos. Muchos han transferido sumas fijas importantes. Es una muestra de solidaridad social e institucional, y de empatía con la población. Calculo que podríamos superar los $ 2 millones”, explicó Ruiz ayer por la tarde. En el caso de su organización, el pedido está dirigido a fortalecer los hospitales correspondientes a las ciudades donde tienen asiento los Tribunales: capital, Concepción, Monteros y Banda del Río Salí. “No tengo registro de una campaña semejante. Es la primera vez: todo el mundo quiere colaborar”, dijo Ruiz.

El mismo entusiasmo transmitió María Elisa Gallo, presidenta del Centro de Funcionarios Judiciales. “Hicimos una convocatoria abierta y están donando montos mayores a los que pensábamos. Pusimos como piso $ 2.000, y tenemos donantes de $ 30.000 o $ 40.000. Hemos dado libertad y vemos con alegría que la respuesta supera nuestra expectativa”, refirió. Y añadió: “estamos en la trinchera y somos muy sensibles a la realidad. Sabemos qué siente la sociedad y conocemos sus necesidades”.

Comentarios