Cada año resulta más difícil para los argentinos desconectarse del trabajo durante las vacaciones

Según un estudio, la mitad de los consultados dice que su empleador espera que siga conectado en el receso por teléfono o e-mail. En 2012, el porcentaje de los que declaraban no conseguir “desenchufarse” era del 35%. Y en 2015, la cifra ya era del 38%.

25 Ene 2020
1

NUEVO PARADIGMA. A partir de la omnipresencia de la tecnología, el trabajo ya no está en la oficina sino donde uno vaya, advierte una especialista.

Cada año son más los empleadores que esperan que sus trabajadores estén disponibles, aún durante sus días de vacaciones, según un relevamiento privado.

El 49% de los argentinos indicó que su empleador esperaba que durante sus vacaciones esté disponible, ya sea vía telefónica, correo electrónico o algún servicio de mensajería, advirtió un reporte de la consultora Randstad.

El relevamiento precisó que ese porcentaje era del 35% en marzo de 2012 y de 38% en julio de 2015.

“Aun cuando las personas consideren que no les genera una molestia estar disponibles fuera del horario laboral, estar pendientes del trabajo 24x7 no es algo que pueda considerarse una conducta saludable, independientemente de las facilidades de la tecnología para estar conectados?, afirmó la directora de la consultora en Argentina, Andrea Ávila.

A 75 años del decreto 1.740, del 24 de enero de 1945, que generalizó el derecho a gozar de vacaciones pagas para los trabajadores, en la Argentina “31% de los consultados indicó específicamente sentirse presionado a responder llamadas, correos electrónicos y mensajes de texto relacionados con el trabajo, a pesar de que se encuentra en sus vacaciones”.

Ávila explicó que “el nuevo paradigma que ha traído la omnipresencia de la tecnología” hace que “el trabajo ya no esté en la oficina, sino allí donde uno vaya” y esto genera “efectos no deseados que las organizaciones deben atender para que las presiones y las demandas del trabajo no invadan el tiempo de descanso y esparcimiento de sus colaboradores”.

Pero el período vacacional no es el único momento de la vida de los trabajadores en que el empleo y sus obligaciones invaden espacios personales.

Según el informe de esta consultora, el 59% de los entrevistados argentinos considera que su empleador espera que esté conectado y disponible fuera de su horario habitual de trabajo, porcentaje que aumentó 15 puntos porcentuales respecto del relevamiento del 2015.

El 66% de los argentinos encuestados dijo que responde llamados o correos electrónicos en forma inmediata fuera de su horario regular de trabajo.

A su vez el 61% de los participantes argentinos aseguró que no le importa tener que atender asuntos de trabajo en su tiempo libre en un horario conveniente,

A nivel global el 56% de los encuestados asegura que su empleador espera que esté disponible fuera de su horario de trabajo.

En ambos extremos se ubican dos países asiáticos: China, donde el porcentaje de trabajadores que está disponible fuera del horario de trabajo es del 89%; y Japón, donde sólo llega al 37%. (Télam)

Comentarios