Creyeron que iban a desalojar la comisaría y salieron a defenderla

Vecinos respondieron un llamamiento judicial. El secretario de seguridad de Yerba Buena dice que ha intervenido la Fiscalía de Estado. Un particular había cercado su propiedad.

03 Dic 2019 Por Soledad Nucci
2

LA GACETA / FOTOS DE INÉS QUINTEROS ORIO

Vecinos de El Corte se pusieron de acuerdo en su grupo de Whatsapp y ayer desfilaron por la comisaría del lugar, para poner su firma a una solicitud de la Justicia por la cual se les pide que consignen si saben desde qué tiempo se encuentra esa dependencia. También les preguntan qué extensión ocupa y si conocen a los propietarios del terreno lindante al oeste. Esas notas (una por cada firmante) le serán entregadas a la fiscala subrogante Mariana Rivadeneira, de la Fiscalía N° 2 de Delitos Complejos, precisa el comisario José Cejas. “El viernes quisieron desalojar la comisaría. Fue de película”, añade el vecino Ramiro Juliá, con su ánimo más aquietado que en los días previos, pero no menos preocupado.

Si bien el desalojo no está probado -pues los hechos se sucedieron en un clima de confusión entre los nuevos propietarios de la parcela situada al lado, cerro arriba, y los oficiales- lo que sí está claro es que las tierras alrededor de la sede policial fueron alambradas. Incluso el edificio donde funciona la dependencia ha quedado rodeado, parcialmente, por ese cerco. Por eso, apenas despuntó la semana Cejas partió con una carpeta bajo el brazo, en la que llevaba planos de mensura y otra documentación, rumbo a las oficinas judiciales. “Los vecinos queremos saber qué piensan hacer en ese lote”, se pregunta Enrique Stefani. El profesor Alan Rush cuenta que se ha enterado de que los nuevos propietarios de la parcela situada cerro arriba pretenden recuperar la vieja construcción.

Esa añeja edificación consiste en una piscina de grandes dimensiones y en las ruinas de una propiedad, de la que sólo quedan ciertas paredes y una zona de merenderos, similar a los vestigios de la primera confitería. Antes de la década del 70, funcionaba allí un club gremial llamado El Círculo. “Que los vecinos se queden tranquilos porque la comisaría está fuera de nuestro plano. En ningún momento pretendimos desalojarla. Simplemente, cercamos nuestra propiedad”, aclara, horas después, Alfredo Zulli, de Mapaluz S.R.L., la empresa que este año ha adquirido esos predios. Además, asegura que la pileta será cubierta con césped, que en los alrededores sembrará árboles frutales y que, una vez que edifique, utilizará esa finca para descanso familiar.

Por su parte, el secretario de Seguridad Ciudadana de Yerba Buena, Mauricio Argiró, afirma que ha tomado intervención la fiscalía de Estado. “Le pedimos al gobierno provincial que arbitre los medios necesarios para que esa comisaría siga funcionando. Es importantísima para la zona”. Actualmente, dos oficiales y Cejas componen el personal.

En principio, el triángulo donde se encuentra asentada la comisaría habría sido donado, con ese fin, en 1973, de acuerdo con los dichos de algunos vecinos. Además, Argiró asegura que ha encargado una investigación interna, para saber si algún vehículo de la Municipalidad estuvo acarreando material para esa obra privada, debido a algunos rumores al respecto.

Una zona cuidada

Desde fines de 2015, al oeste del río Muerto se encuentran limitadas las urbanizaciones, primero por un decreto y luego por una ordenanza municipal (2.143). En ese sector, se encuentran prohibidos los countries, barrios privados, clubes de campo, proyectos comerciales y otros emprendimientos similares. El suelo fue recalificado como no urbanizable. Es decir, se supone que se encuentra sometido a una reglamentación especial de protección que impide su transformación. La prohibición de mutación obedece a razones de preservación, se consignó.

EL CERCO. Esta estructura fue la que generó la preocupación vecinal.

A través de un documento anexo, se detalla que la única construcción permitida es una vivienda unifamiliar por lote y que el Factor de Ocupación Total (FOT) debe ser de 0,8. Al Factor de Ocupación del Suelo (FOS) lo fijaron en 0,4. Los valores se traducen en que menos de la mitad del terreno puede ser urbanizado. Los únicos usos complementarios permitidos son verdulerías, panaderías, farmacias, almacenes y despensas.

En los usos prohibidos anotaron shopping, salón de fiestas, playa de estacionamiento, boliche, gomería, bar, taller mecánico, industria de cualquier tipo y centro comercial, entre otros.

Comentarios