El FMI reconoce que es "difícil controlar la inflación y respalda las medidas del Banco Central

El vocero del organismo, Gerry Rice, aseguró que los anuncios de cambios en la política monetaria son los "adecuados".

16 Abr 2019
1

Gerry Rice, vocero del FMI. ARCHIVO

El FMI respaldó las medidas que anunció hoy el Banco Central para contrarrestar la aceleración de la inflación de los últimos meses. El vocero del organismo, Gerry Rice, afirmó que la suba de precios continua siendo "un desafío difícil" para el Gobierno y que los cambios son los "apropiados".

"Los últimos datos de inflación muestran que romper con la inercia inflacionaria sigue siendo un desafío difícil para las autoridades argentinas. Su esquema de política monetaria actual está diseñado adecuadamente para enfrentar este asunto. Recibimos de manera positiva las modificaciones en los parámetros del esquema anunciados hoy", comentó Rice.

El breve comunicado del organismo concluyó: "Junto con la reciente decisión de extender el crecimiento cero de la base monetario hasta noviembre, estos cambios deberían ayudar a anclar las expectativas de inflación. Confiamos en que los esfuerzos continuos en esta dirección ayudarán a reducir la suba de precios en los próximos meses".

Las medidas

La semana pasada Sandleris y el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne mantuvieron encuentros con la directora del FMI, Christine Lagarde, y con su segundo, David Lipton, durante el plenario anual del organismo internacional en Washington. Los funcionarios argentinos acordaron, durante esas reuniones, las medidas adicionales para combatir la inflación que presentó hoy el BCRA.

El presidente de la autoridad monetaria, Guido Sandleris, anunció la eliminación de la actualización mensual que tenían el piso y el techo de la banda de flotación del dólar. De esta manera, esas puntas permanecerán fijas hasta fin de año en $39,75 y $51,44, respectivamente.

Otra modificación clave tiene que ver con el margen de maniobra del BCRA para actuar en el caso de que la divisa se escape de la zona de no intervención. Si la moneda estadounidense superara la línea superior de flotación, podrá vender hasta U$S 150 millones diarios. Por el contrario, si el billete verde perforaba el piso, existía la posibilidad de comprar por unos U$S 50 millones por día.

Pero a partir de ahora, la entidad decidió que se abstendrá de adquirir divisas hasta el 30 de junio. El BCRA, entonces, no tendrá que emitir pesos para realizar compras de dólares.Eso responde a la necesidad oficial de ayuda a cumplir la meta de que la base monetaria no crezca hasta fin de año.

Comentarios