Chahla: “atendemos muchos ‘Sergio Denis’ por día y actuamos siempre de la misma manera”

Ayer, poco antes de las 11, el cantante fue trasladado en ambulancia hasta el aeropuerto y luego en avión sanitario a la Ciudad de Buenos Aires. Tratamiento y rehabilitación neurológica.

14 Abr 2019 Por Claudia Nicolini
1

No lo dice explícitamente, para nada; pero su voz transmite una sensación de “misión cumplida”. Y no fue fácil -eso sí lo dice-.

Cuando en la noche del 11 de marzo Sergio Denis cayó en el foso del Teatro Mercedes Sosa, la ministra de Salud, Rossana Chahla, estaba en la platea. “Pareció una eternidad, era dramático, terrible; pero lo cierto es que la ambulancia estuvo allí en 7 minutos”, cuenta.

Hablamos de “misión cumplida” no por que hayan logrado salvar su vida. De hecho, Chahla destaca: “atendemos muchos ‘Sergio Denis’ por día y actuamos siempre de la misma manera”.

Las complicaciones extras no venían del lado médico: “es una persona famosa, muy reconocida, y eso hace que se esté muy expuesto a opiniones, a versiones... Era una gran responsabilidad”, añade, y cuenta lo angustiante de los primeros días: “no se lo podía estabilizar; las lesiones eran varias, pero las más severas eran las pulmonares y los traumatismos craneanos, en la zona temporoparietal izquierda (es donde están los centros del habla y de la audición)”. “Por un lado necesitábamos una vía aérea permeable, y por el otro, frenar la hemorragia intracraneana que habían provocado los traumatismos”, recuerda la ministra. Pero hubo que esperar.

Denis había llegado a Tucumán tratado con anticoagulantes y no se podía operar. “Esta primera etapa fue muy dura, muy fuerte”, reconoce. El paciente empeoraba. Y, según afirmó en su momento el subdirector del padilla, Alejandro Lembo, lo más grave era el traumatismo encefalocraneano.

Pero se logró estabilizarlo y tratarlo. Sus valores fueron acomodándose y un día Denis abrió los ojos. Por otra parte, poco a poco fue necesitando menor asistencia respiratoria, aunque no llegó a ser entubado (ver nota aparte).

Ayer, por fin, Denis fue trasladado a Buenos Aires. y entonces (se insiste, aunque ella no lo diga) es lógica la sensación de “misión cumplida”. “Al paciente le queda un largo camino. No es posible saber -pero es lo mismo que ocurre con cualquier paciente que sufra un problema como el de Denis- hasta dónde logrará recuperarse. Pero el sistema respondió”, destaca la ministra.

Y como ejemplo, Chahla comparte con LA GACETA el mensaje que, a poco de confirmarse que el avión sanitario había llegado a Buenos Aires y el paciente estaba ya reinternado en una unidad de terapia intensiva clínica, recibió en su celular: “Lo que más orgullo me da de todo esto, doc, es que el hospital contaba con todos los insumos para darle una atención de primera línea. Hoy fue Sergio Denis, ¡pero podría haber sido cualquiera! ¡No se compró absolutamente nada! Todo lo teníamos en farmacia, desde la fibra de pic para el monitoreo hasta los medicamentos...”. El emisor del mensaje es el contador Facundo Gargaglione, jefe de compras del hospital.

Ahora el tratamiento y la rehabilitación neurológica continuarán en la Ciudad de Buenos Aires. El Swiss Medical Group se hizo cargo del traslado desde el Padilla (tanto en el avión sanitario como en las ambulancias) hasta el sanatorio Los Arcos, que pertenece a la obra social, ubicado en avenida Juan B. Justo 909. Allí funciona el Instituto de Neurología y Neurocirugía, dirigido por el profesor doctor Ramón Leiguarda. Sergio Denis vuelve a empezar.

Comentarios