Todas las vidas de Sergio Denis, un ídolo popular

El accidente del 11 de marzo no fue su primer problema de salud. Dedicó su carrera a cantarle al amor, ese que él mismo vivencia en sus romances, algunos conocidos y muchos, secretos.

14 Abr 2019 Por Alicia Liliana Fernández

Siempre flaco, la misma figura. Estilo propio según la moda, que vio pasar de Oxford a recto, corbata ancha o pashmina. Toda la facha de joven, que deviene en señor maduro seductor. El pelo lacio, hace rato totalmente blanco, como recién peinado por el peluquero. El flequillo lánguido, acomodado con cuatro dedos de la mano derecha. El bronceado sempiterno, como marco de la sonrisa plena, de tipo buenazo, en armonía con la voz un poco ronca de Sergio Denis.

De Coronel Suárez

A los 16 años Héctor Omar Hoffmann, descendiente de alemanes, integraba el grupo Los Jockers en su Coronel Suárez natal. Lejos, en la provincia de Buenos Aires. Muy lejos de la capital, adonde llegó, ya como Sergio Denis, a fines de los años 60, para formar parte de Los Bambis.

Al poco tiempo, ya como solista, lanza “Fui un soñador” y “Te llamo para despedirme”, con producción de Francis Smith. Aparece en los programas más populares de la tele, viaja a un festival en México y a la vuelta cumple el Servicio Militar Obligatorio, sin dejar de lado sus shows.

En el 72 protagoniza su única película, “Me enamoré sin darme cuenta”, junto a Alicia Bruzzo y Luis Brandoni, dirigidos por Fernando Siro. Graba junto a Julia Zenko y Cuarteto Zupay; colabora en un disco de Los Cantores de Quilla Huasi junto a Eduardo Falú. Y para un disco navideño graba dos temas de la Misa Criolla, de Ariel Ramírez.

Tiene más de 50 álbumes con temas propios y también versiones en español de grandes autores, siempre entre el pop melódico y la balada romántica. Entre sus hits se cuentan “Yo nunca supe más de ti”, “Cada vez que sale el sol”, “Cómo estás, querida”, y “Un poco loco”. También hace versiones en español de “California somnolienta” , “Pipas de la paz”, “Nada cambiará mi amor por ti” y “Así fue nuestro amor”. Pero su éxito planetario es “Te quiero tanto”, que se canta en las canchas de fútbol de medio mundo.

La salud

La siempre cuidada figura del cantante no da cuenta de las caídas de su salud.

En septiembre de 1972 subió al escenario de cristal en la disco Túnel Manía, de Rosario, a 2,40 metros sin barandas. Se cayó mientras caminaba hacia atrás. Se quebró un brazo y sufrió conmoción cerebral: se recuperó en tan solo un día. En 1995 el cantante perdió todo, incluida la voz, como consecuencia de una mala inversión que hizo para recuperar un teatro de Lomas de Zamora, lo que le generó una deuda en dólares.

VIGILIA EN EL PADILLA. El look de Miguel De Gracia no es casual: lo suyo es cantar los hits de Sergio Denis. Con el cartel, Juana Salvatierra de Barrionuevo, fanática N°1.

En mayo de 2007 sufrió un paro cardiorrespiratorio en Asunción, Paraguay. Ingresó inconsciente al hospital y se recuperó de inmediato.

En 2011 atravesó una internación psiquiátrica, luego de haber sufrido un pico de estrés. Tantos problemas agudizaron su malestar en las cuerdas vocales, y no pudo grabar un nuevo disco hasta 2013.

Los amores

Galán por naturaleza, sus romances de juventud poblaron las revistas, y otros tantos fueron secretos. Pero nunca protagonizó escándalos ni alardeó de sus conquistas. Lleva siete décadas en la música, inspirado por el amor, que él encarna desde la adolescencia.

“No fui muy mujeriego. Es decir, las mujeres me encantaron siempre, pero las respeté mucho. Me porté bien”, declaró una vez. En Coronel Suárez se enamoró de Mirta Messi, su primera mujer oficial y la madre de sus tres hijos. El matrimonio se disolvió tras 14 años.

A fines de los 70, en el Hotel Hermitage de Mar del Plata explotó el romance con Susana Giménez, a quien le escribió “La vida es hoy”.

En 2007 se puso de novio con una chica bastante menor que él (una constante de su madurez), Melisa Durán, que luego fue echada de Gran Hermano.

En febrero de este año él contó en la TV que estaba saliendo con Verónica Monti, de 40 años, cuyas declaraciones en torno del accidente del 11 de marzo siempre estuvieron envueltas en polémicas.

Con su gente

ESPERA. Periodistas, fotógrafos y curiosos aguardan un nuevo parte médico en la puerta del Hospital Padilla. Esta imagen se repitió durante varios días.

El 18 de noviembre de 2018 Sergio Denis volvió, tras más de 10 años, a Coronel Suárez y ofreció un emotivo recital. “Fue una noche sensacional. Esperaban 5.000 personas pero hubo 25.000. Fue una locura -dijo entonces, exultante-. Hicimos un show del carajo; volví feliz, volví con mi gente. Fue realmente inolvidable, uno de los momentos más conmovedores de mi historia”.

Temas

Sergio Denis
Comentarios