"La tenía de la mano a Brenda y se me soltó", dijo el joven arrastrado por la creciente

Aún en shock, Patricio Juárez Carosso contó cómo la creciente los sorprendió a él y a su novia, de 17 años, quien perdió la vida.

26 Ene 2019 varios autores
4

DOLOR. Patricio (de negro) se abraza con amigos y familiares. LA GACETA / OSVALDO RIPOLL

El dolor está patente en su cara. Es rostro de derrota; de la constatación de que la esperanza con la que ha vivido estas últimas horas en pos de un milagro por ver a su novia a la par de él se ha desvanecido.  Patricio Juárez Carosso, el joven de 19 años que fue arrastrado junto a su pareja, Brenda Gómez, por una creciente súbita del río, en Tafí del Valle, se encuentra bien. Pero por dentro, dice, "es todo lo contrario".

A él todavía le duelen las piernas. Esas que tanto lucharon para poder hoy contar lo que ocurrió durante la madrugada en la villa veraniega. "Cuando llegamos a Tafí nos fuimos con mi novia a un camping a pasar la noche. Pero ayer, después de hacer un asado con unos amigos en el río, vimos que el lugar estaba lindo para acampar. Y como ya nos habíamos quedado sin plata decidimos instalarnos en ese lugar. Se veía un poco de nubes, pero no le dimos mucha importancia en ese momento", cuenta totalmente quebrado Patricio.

Es que para él, ese "no le dimos mucha importancia" lo fue todo. "A la tarde armamos una carpa, cocinamos algo y luego nos acostamos a dormir porque Brenda tenía miedo de que alguien venga. Más o menos, a las 4.30, me levanto porque empiezo a sentir el ruido de la lluvia, pero sólo eso. Me vuelvo a acostar y, de un momento a otro, siento que el agua empieza a empujar la carpa. Abro el cierre, le digo a mi novia que saque sus cosas y cuando quito las estacas el agua se lleva toda la carpa; nos daba en los tobillos. Decidimos caminar para poder llegar a la ruta, pero  en esos caminos el agua nos empezó a llevar", continúa con  su relato.

Entonces llegó el momento de la desesperación. Patricio dice que junto a Brenda no sabían por dónde pisar porque se hundían. "Nos hundíamos todo el tiempo. Íbamos agarrando árboles, porque era muy fuerte la corriente. En un momento no pudimos más y me agarré de lo que pude y la tenía de la mano a ella. Pero se me soltó. No resistió. Y yo no sabía qué hacer. Fue un momento desesperante", recuerda. 

Consumido por el cansancio y la desesperación, vio una luz y era un policía (Jose Antonio Bellido) que lo empezó a ayudar.  "Yo no podía más, los brazos me fallaban. Por el frío no sentía las manos, y en mi cabeza no paraba de pensar qué había pasado con ella".

Luego de ser rescatado, Patricio quedó en observación en el hospital de Tafí del Valle. Presentaba un cuadro de hipotermia, vómitos y algunos golpes, pero leves. Allí se lo bañó, se le colocó la medicación correspondiente.

"Cuando llegué al hospital no me podía dormir. Solo pensaba en Brenda. Luego me avisan qué es lo que había pasado con mi novia y me derrumbé. Por suerte ya estaba mi familia acá, que fue de un gran apoyo", cierra, entre lágrimas, Patricio.

El cuerpo de Brenda Gómez fue hallado esta mañana cuatro kilómetros río abajo, cerca del dique, en la zona de Ojo de Agua. Fue trasladado hacia la morgue del hospital de Tafí del Valle.

Comentarios