Brenda se hundía; Patricio trató de sacarla, pero la correntada era muy fuerte y se la llevó - LA GACETA Tucumán

Brenda se hundía; Patricio trató de sacarla, pero la correntada era muy fuerte y se la llevó

Dos jóvenes que acampaban a la orilla del río Tafí fueron sorprendidos por una crecida mientras dormían. En un intento por cruzar, la corriente se los llevó y provocó la muerte de Brenda Gómez, de 17 años, mientras que Patricio Juárez Carosso (19), fue rescatado por un policía que recorría la zona.

27 Ene 2019
1

DOLOR. Familiares y amigos de Patricio Juárez Carusso (segundo desde la izquierda) llegaron hasta Tafí del Valle para acompañarlo durante su recuperación. la gaceta / foto de osvaldo ripoll

Patricio Juárez Carosso no puede olvidar el evento que, la noche del viernes, le quitó a su novia para siempre. “Ella se hundía (en el río), yo la trataba de sacar; tratábamos de agarrar árboles para ver si podíamos parar, pero no podíamos porque la corriente era muy fuerte”, narra el joven de 19 años. “En un momento se me escapa de las manos, y me quedé agarrado de un árbol”, recordó el muchacho en diálogo con LA GACETA.

Juárez Carosso relató que se estaba hospedando con Brenda Gómez, de 17 años, en un camping de Tafí del Valle hasta la noche del viernes. Se habían quedado sin dinero para permanecer en ese campamento y, pasando la tarde con amigos en el río Tafí encontraron un lugar cerca del río para pasar la noche. “Vi que había como una fogata que alguien había hecho y dije ‘acá está lindo para venir a acampar’” manifestó.

Agregó que durante la tarde “se veían nubes como si hubiese una tormenta, pero no le dimos mucha importancia” y que, cuando llegaba la noche, encendieron una fogata, comieron y se fueron a dormir porque “(Brenda) ya estaba con miedo de que venga alguien”.

Cerca de las 5 de la madrugada, Patricio advirtió que estaba lloviendo y que los lados de la carpa se estaban empezando a mojar. “No nos mojaba a nosotros; así que orillé la ropa, nada más”, explicó el joven. “Después empecé a sentir que algo intentaba entrar a la carpa; era el agua que estaba empujando”, siguió el relato. “Abrí el cierre y le dije (a Brenda) que sacara una campera y saliera; yo trataba de rescatar las cosas pero el agua entraba y sacaba todo”.

Siempre de acuerdo a la historia de Patricio, él llevaba puesta “una remera nomás”, y Brenda estaba completamente vestida. La pareja habría intentado evadir el cauce del río después de que este se llevara la carpa. “Empezamos a caminar para ver de llegar a la ruta: hacía frío, estábamos mojados y no íbamos a quedarnos ahí hasta que se hiciera de día porque no sabíamos ni qué hora era”, aseguró. “Empecé a tantear los lugares por los que no pasa el río generalmente, para tratar de cruzar; fuimos por esos caminos hasta que en una parte nos dimos con el río principal” continuó.

“El agua nos empezó a llevar” recuerda aún el joven. Habría sido entonces que ambos se hundían por momentos y que, de un momento a otro, Brenda se escapó del brazo de Patricio. El muchacho habría logrado tomarse de la rama de un árbol, sin poder ayudar a su novia y perdiéndola de vista.

Cuando él notó que había transeúntes en un puente cercano, empezó a gritar por ayuda. José Antonio Bellido y otros agentes de policía acudieron a su rescate.

Los oficiales ataron una soga a un árbol y Bellido le acercó la otra punta a Patricio. Después de que atara la cuerda alrededor del cuerpo, el policía le dijo a Patricio que se tuviera fe y que saltara. Cuando lo hizo, los agentes empezaron a tirar de la soga hasta llevarlo a tierra firme.

Patricio les pidió a los agentes que ayudaran a Brenda, a pesar de no saber dónde podría estar.

Se llamó una ambulancia para socorrer al muchacho pero, al ver que no llegaba, un agente trasladó a Patricio hasta el hospital de Tafí del Valle. Ingresó con golpes leves, vómitos y un cuadro de hipotermia. “Ahí empecé a mejorar” , dijo. Por otro lado, no podía conciliar el sueño “No me quería dormir porque pensaba ‘yo durmiéndome acá y ella quién sabe cómo’”, confesó.

Comentarios