Caso Lebbos: "estaba todo listo para levantar el cuerpo", reveló el ex jefe de la Brigada

Núñez, ex jefe de la Brigada de Investigaciones Norte, sostiene que recomendó no mover los restos hasta que llegara personal de Laboratorio.

24 May 2018

Luis Alberto Núñez (52), era el jefe de la Brigada de Investigaciones Norte en marzo 2006. Antes, había cumplido funciones en la Regional Capital de la Policía. Era considerado por sus pares como un pesquisa con experiencia. Ayer declaró como testigo. Contó que acudió al lugar del hallazgo junto con Alejandro Noguera, quien investigaba el caso. Agregó que cuando llegaron “ya estaban todas las medidas listas para el levantamiento del cuerpo”, aunque no había llegado el personal de Laboratorio.

El testigo contó que Rubén Brito, jefe de la Unidad Regional Norte, le informó sobre el hallazgo; y que entonces se comunicó con Noguera. “Me preguntó si podía trasladarlo. En el móvil provisto lo llevé hasta el lugar del hecho”, explicó.

Núñez relató que fue él quien le recomendó a Noguera que el cuerpo de la joven no fuera retirado del lugar en la noche del sábado 11 de marzo. Dijo que esa determinación “le habría molestado” a Eduardo Di Lella, quien era el secretario de Seguridad de la Provincia. “El fiscal me consultó. Le dije que me parecía que si no había trabajado personal de Laboratorio de la Policía, esas tareas debían realizarse a la luz del día”, explicó.

Caso Lebbos: "tuve miedo, Brito me decía que podía ir en cana"

Sobre el supuesto malestar de Di Lella, consideró: “puedo imaginarme que fue por la determinación del fiscal Noguera de que se preserve la escena del hallazgo. Noté un cambio en el ánimo del fiscal después de hablar con las autoridades policiales en el lugar. Estaba más molesto, pero no puedo afirmar los motivos”, señaló.

“Se querían llevar el cuerpo, es cierto. Cuando llegué estaba hasta el camión de Bomberos. Hicieron todo lo posible para encubrir el asesino de Paulina”, dijo Alberto Lebbos, padre de la víctima.

“Firmá y andate”

En 24 años de servicio, explicó Roberto Lencina (56), nunca había firmado un acta sin leer previamente su contenido. Ayer, aseguró que lo hizo por primera vez porque estuvo amenazado. Acusó al ex comisario Enrique García, quien era su jefe inmediato, de obligarlo a rubricar las actuaciones falsas del hallazgo del cuerpo de Paulina Lebbos. “Si no firmás voy a informar a la fiscalía y a la superioridad. No me hagás perder tiempo”, afirma Lencina que le dijo García.

Barrera y Brito se cruzaron con García en la última audiencia: "¡estuve en la cárcel por tu culpa!"

La escena se habría registrado en la comisaría de Raco, el domingo 12 de marzo de 2006, cerca del mediodía. El cuerpo de Lebbos ya había sido retirado de la pendiente donde fue encontrado, junto a la ruta 341, para trasladarlo hasta la morgue del Poder Judicial, donde se realizó la autopsia.



Según explicó el testigo, se negó a acatar esa orden y discutió con su jefe. “Le dije que tenía que leer antes; entonces, me amenazó. Me dijo: ‘firmá y andate’. Al Final, firmé y me retiré. No me dejó que leyera las actuaciones”, afirmó.

En diciembre de 2013, Lencina y su compañero Manuel Ezequiel Yapura, junto con el ex comisario García, fueron encontrados culpables de encubrir el asesinato de la joven. Yapura cumple una condena de cuatro años de prisión por encubrimiento; mientras Lencina fue condenado a dos años de manera condicional, por falsificación de actas.

García dijo que no quería falsificar las actas del hallazgo del cuerpo de Paulina Lebbos

Yapura también declaró que fue amenazado para incorporar una firma falsa en la declaración que tomó, un día antes del hallazgo, al remisero Diego Nieva. Contó que Brito le dio la orden. Brito y García habrían pasado la madrugada posterior al hallazgo falseando la documentación del procedimiento.

Cambios en la escena

“Estaba hachada esa parte donde estaba el cuerpo, era como un túnel oscuro. Cuando volví, ya el lugar estaba un poco desmalezado. Estaba cambiado”. Así describió Lencina las alteraciones que advirtió, al retornar al lugar del hallazgo, durante la noche del 11 de marzo de 2006. “Me fui a las 18.30 y regresé a las 20.15. Me habían ordenado que fuera a buscar una lona”, contó.

Caso Lebbos: “tenía miedo a sufrir represalias”, aseguró García

Lencina fue uno de los uniformados que permaneció, durante la madrugada del domingo 12 de marzo, en la escena donde fueron encontrados los restos de Paulina. “Yo ni siquiera estaba de guardia, fui a colaborar por la falta de personal”, refirió. El ex policía manifestó que la orden de la superioridad era “encontrar a Paulina sí o sí”. Al igual que Yapura, confirmó que no realizaron rastrillajes en la zona. “Lo que hicimos fueron recorridos y averiguaciones, pero no rastrillajes”, señaló.

El testigo agregó que se enteró que el cuerpo había sido encontrado por los hermanos Sergio y Marcelo Goitea, y no por la Policía, cuando se encontró con Adela, hermana de los baquianos, en una estación de servicios a la que había acudido a comprar suministros.

“Le sorprendió verme tan tarde. Le conté que estaba en la escena de un hallazgo. Me dijo que sus hermanos eran quienes habían encontrado el cuerpo y que creían que era Paulina”, dijo.

Comentarios