Un ex jefe de Bomberos, el sexto detenido en el juicio por Paulina Lebbos

Afirmó que no desplazó móviles a Tapia el día del hallazgo. En los registros constan dos salidas para “trasladar un cadáver”. El libro de novedades de la Dirección General de Bomberos complicó a Raúl Daniel Díaz, quien era el jefe de esa unidad especial.

30 May 2018 Por Francisco Fernández

“Fue un testimonio mendaz que trató de beneficiar a sus ex colegas. Refirió que no había ido gente a su cargo al lugar el día del hallazgo. En realidad, se encuentra suscripto en el libro de novedades de Bomberos que sí había salido desde esa unidad un vehículo”. Con esas palabras calificó el fiscal Carlos Sale la intervención en el juicio del comisario Raúl Daniel Lobo, quien era director de Bomberos cuando el cuerpo de Paulina Lebbos fue encontrado en una pendiente junto a la ruta 341, en Tapia, en la tarde del sábado 11 de marzo de 2006.

Sale solicitó que Lobo fuera investigado por el delito de falso testimonio. Por los mismos hechos, Emilio Mrad, abogado de Alberto Lebbos, requirió que además fuera detenido. Después de deliberar, los jueces Rafael Macoritto (presidente), Carlos Caramuti y Dante Ibáñez, por unanimidad, hicieron lugar a los pedidos de los representantes del Ministerio Público y de la querella.

Lobo se convirtió en el sexto detenido en el curso del debate. “Consideramos que ha sido un delito en flagrancia, es decir cometido durante el debate”, resumió Macoritto. Los magistrados habían realizado preguntas aclaratorias al testigo sobre las filmaciones registradas en el lugar del hallazgo, donde se observa la tarea de los bomberos. En esas imágenes se ve a personal de esa unidad especial descendiendo con sogas y retirando el cuerpo con una camilla de madera. “El testigo ha contestado omitiendo lo que sabía o afirmando una falsedad. Los fundamentos están dados, sumado a lo percibido por este tribunal”, agregó Macoritto.

Los seis detenidos en la Causa Paulina Lebbos

De las seis personas detenidas en lo que va del debate, cinco de ellas fueron aprehendidas por falso testimonio. Salvo Lobo, todos recuperaron la libertad, ya que fueron acusados de un delito excarcelable. El caso restante es el del ex jefe de Policía, Hugo Sánchez, quien continúa privado de su libertad, pero por haberse comprobado que amenazó a un testigo durante la audiencia.

Por la causa “Lebbos”, que investiga el asesinato de Paulina Lebbos y el posterior encubrimiento del crimen, hubo tres personas detenidas: Roberto Luis Gómez, el único imputado por el secuestro y el crimen de la joven; y el sub jefe de Policía, Nicolás Barrera y el ex jefe de la Unidad Regional Norte Rubén Brito, ambos por encubrimiento. Los tres llegaron al juicio en libertad. También estuvieron en prisión los sobreseidos Maximiliano Gallardo y Luis Olivera.

Contradicciones

“No mentí en mi declaración. Fue un error de registro. Yo no estaba en el momento en que salió el móvil. No me permitieron explayarme sobre la tarea de los bomberos. Estoy sorprendido por esto. No tengo nada que ver con este hecho”, afirmó Lobo.

Ayer, Sale exhibió el libro de novedades de Bomberos. En él consta que el 11 de marzo de 2006 “a las 19.40, informa el oficial Alberto Gutiérrez de Subjefatura que necesita nuestra presencia en Raco para un traslado de cadáver. A las 19.50, sale el móvil TUC 0357 por un traslado de cadáver en Raco”.

En el mismo escrito quedó asentado que Lobo llegó a la base a las 20.30. “A las 20.35 sale el móvil TUC 0348 a cargar combustible y a posterior hacia Raco”, consta en ese documento.

“Yo llegué después. Pudo haber una llamada anterior a la unidad y después me llamó el subjefe (Nicolás Barrera)”, dijo Lobo. Esa orden no consta en el libro de novedades. A las 21.10 habría regresado el móvil TUC 0348. Eso tampoco fue asentado.

Tanto la querella como la fiscalía de Cámara sospechan que esa noche se intentó retirar los restos de la joven estudiante antes de que el personal de Laboratorio de la Policía realizara las pericias de rigor. También sospechan que la escena fue modificada y que el cuerpo fue movido del lugar donde fue hallado.

“Una de las hipótesis es que se trató de levantar el cuerpo. Hay testimonios y evidencia en ese sentido”, indicó Sale.

Comentarios