Romano Norri recibiría una sanción por los insultos a Evita, pero no sería expulsado del Concejo

Aunque oficialistas y opositores acordaron el viernes pasado que el caso de los insultos de un concejal radical contra Eva Perón se cerraría con un llamado de atención, ayer las cosas cambiaron en el recinto

01 Ago 2017
1

EL DIRIGENTE QUE ENFRENTA SU DESTINO. Agustín Romano Norri efectuó su descargo y luego dio una conferencia de prensa, siempre con gesto preocupado. la gaceta / foto de franco vera

Tras un mes y medio sin ir al recinto, los concejales capitalinos protagonizaron ayer una sesión extraordinaria. El único tema que se trató estuvo relacionado con el comportamiento de uno de los ediles: los insultos que el presidente del interbloque Acuerdo para el Bicentenario (afín a la Municipalidad), Agustín Romano Norri, pronunció contra Eva Duarte de Perón -la trató de “ramera” y vivó el cáncer- en un audio de WhatsApp que se viralizó la semana pasada.

El cónclave tuvo condimentos electorales, por la proximidad de las PASO (serán dentro de 11 días); y también políticos, porque oficialistas y opositores advirtieron que no quieren parecerse al turbulento Concejo de Yerba Buena, donde las internas derivaron en que se suspendiera una sesión por incidentes (ver página 2).

Durante tres horas, hubo ediles que discutieron con vehemencia sobre la posible sanción; mientras que otros que se quebraron al recordar a “Evita” y los padecimientos de los enfermos.

El radical pidió disculpas a las mujeres, a los peronistas y a quienes están afectados por la enfermedad. Pero cargó contra el dirigente que habría difundido la conversación privada, Francisco Mejías.

Mujeres justicialistas que estaban en el público repudiaron a los gritos a Romano Norri. Los seguidores del concejal lo aplaudieron.

El intento de que se traten pedidos de sanciones, e incluso de expulsión, formulados por agrupaciones sociales y políticas hizo que se decidiera dejar en suspenso la sesión hasta el jueves, a las 9.30. Ese día los ediles volverán a debatir y definirán la suerte del radical.

Un pedido de disculpas, pero con advertencia
Entró cabizbajo y lució ojeras. Cuando una mujer del público le gritó “¡Evita no se toca!”, tragó saliva. Agustín Romano Norri pidió disculpas. “Mi forma de actuar fue errada; mi arrepentimientos y mis disculpas, sinceros”, afirmó. Pidió también perdón a las mujeres y a los enfermos de cáncer. Durante la mayor parte de su alocución, el resto de los ediles casi ni lo miró. Salvo, cuando comenzó a explicar el contexto del audio y las acciones judiciales. Consignó que sus expresiones fueron en tono de “chicaneo” y que fueron difundidas por oportunismo y con mala fe. Calificó a su interlocutor como un “traficante de  intimidad” y dijo que tomará acciones penales y civiles. 
“Premiar conductas como esta (la difusión del mensaje), será fomentar las prácticas más deleznables de la contienda. Este cuerpo estaría validando el hecho delictivo. Como hombre de la democracia, seré respetuoso de lo que este cuerpo resuelva. La verdad siempre triunfa”, cerró y se quebró. 
El reglamento no prevé sanciones; pero la ley, sí
El peronismo hizo valer su mayoría -contó con los votos de Fuerza Republicana también- y pospuso el desenlace para el jueves. La presidenta de la comisión de Peticiones y Poderes, Sandra Manzone, explicó que las notas de las organizaciones serán analizadas en ese grupo de trabajo en una reunión especial que se convocará. Luego, dijo, habrá labor parlamentaria.  Consignó que el reglamento del  Concejo no prevé sanciones, pero sí el artículo 20 la Ley Orgánica de Municipalidades. Este prevé que con el voto de las dos terceras partes del cuerpo se pueden efectuar “un llamamiento de orden, multas y exclusión de sus sesiones por inconducta en el ejercicio de sus funciones. Igualmente podrá removerlos por inhabilidad física o moral”.
“La exoneración sería un exceso y no corresponde, más allá de lo agraviante de los dichos del concejal”, opinó Manzone. En este punto coincidió Dante Loza, del bloque Tucumán Crece.
  
El PJ critica que Cano se calle y que Alfaro minimice el asunto
El bloque Tucumán Crece- afín a la Casa de Gobierno y opositor al intendente Germán Alfaro- rechazó los agravios a Evita y reclamó sanciones ejemplificadoras. “Sé lo que es tener una enfermedad a la que hay que pelearle”, afirmó sollozando Dolores Medina. Belén Cruzado lamentó que el edil haya sido aplaudido por mujeres cuando terminó su descargo. David Mizrahi cuestionó el silencio del radical José Cano, y que Alfaro haya minimizado el hecho diciendo que se trataba de un asunto de “mocosos”. “Hoy más que nunca soy el compañero Dante Loza”, reivindicó el presidente de la bancada. José Franco advirtió que se corría peligro de terminar como Yerba Buena. “Lamento que haya amenazado al cuerpo”, afirmó. Por otro lado, en la misma postura estuvo el bloque Fuerza Republicana. Ricardo Bussi consideró que lo ocurrido es “subproducto” de las peleas entre líderes del oficialismo y la oposición y les pidió bajar los decibeles. “No parecieron sinceras las disculpas”, expresó.   
Los compañeros de bloque del radical valoraron su “valentía”
Los compañeros de Agustín Romano Norri remarcaron que apoyaron el pedido de los opositores para que se trate la cuestión en el recinto. Coincidieron en que fue la sesión más difícil que les tocó. Valoraron, sin embargo, que haya pedido disculpas. Sandra Manzone, de la Coalición Cívica, lloró al recordar a Evita y la profanación de su cadáver y reiteró su repudio a los insultos. Mientras ella hablaba, las peronistas Belén Cruzado y Dolores Medina hicieron gestos de desaprobación y se turnaron para dejar sus bancas. Lamentaron que Manzone haya aplaudido al radical tras sus disculpas (Manzone sostiene que no lo hizo). El radical José Argañaraz consideró que era “doblemente valiente” por pedir perdón y dar la cara en el recinto. Pidió a los ediles de la oposición no hacer política con la situación. El macrista Roberto Ávila repudió al dirigente Francisco Mejías por difundir un audio privado y violar la intimidad de un amigo. “Acepto las disculpas y valoro que haya bajado al recinto”, consignó.      
Una agrupación solicitó que el Concejo vote la expulsión
Los concejales del oficialismo cuestionaron a los peronistas por romper a un acuerdo al que se había llegado. José Argañaraz remarcó que el viernes los presidentes de las bancadas determinaron que se tratarían los dos artículos del proyecto de resolución impulsado por Tucumán Crece. En el primero, se repudia las expresiones del radical y en el segundo, se pide la retractación y se formula un “llamado de atención” del cuerpo. En medio de la sesión, Dante Loza mocionó que se incluyan en el debate cuatro presentaciones de organizaciones políticas y sociales que ingresaron por mesa de entrada. Argumentó que habían llegado el viernes tras la reunión en la Presidencia. “Se politizó el tema y se lo ató a la campaña”, renegó Argañaraz. Las notas pertenecen a la agrupación La Mugica (de repudio); a la abogada Miriam Iconomovich (pide sanción) y al Foro de la Militancia (reclaman que se trate el episodio en el que una mujer denunció haber sido manoseada por el edil en un bar y piden la destitución).
Peronistas, republicanos y el presidente por un lado; radicales y macristas, por otro
Los 11 concejales que votaron para que los planteos de agrupaciones y de particulares sean incluidos en la discusión fueron los peronistas Dante Loza, José María Franco, Graciela Suárez, Dolores Medina, Belén Cruzado, Juan Luis Pérez, Alejandro Figueroa y David Mizrahi y los republicanos Ricardo Bussi y Carlos Verón Guerra. El presidente del cuerpo Javier Aybar, que es peronista pero es afín al Municipio, también se pronuncio afirmativamente. Tras conocerse el audio había dicho que quería “comérselo vivo”. En cambio, en contra votaron Raúl Pellegrini, Sandra Manzone, José Argañaraz, Roberto Ávila, Roque Mendía y Rodolfo Ávila 

1- Un pedido de disculpas, pero con advertencia
Entró cabizbajo y lució ojeras. Cuando una mujer del público le gritó “¡Evita no se toca!”, tragó saliva. Agustín Romano Norri pidió disculpas. “Mi forma de actuar fue errada; mi arrepentimientos y mis disculpas, sinceros”, afirmó. Pidió también perdón a las mujeres y a los enfermos de cáncer. Durante la mayor parte de su alocución, el resto de los ediles casi ni lo miró. Salvo, cuando comenzó a explicar el contexto del audio y las acciones judiciales. Consignó que sus expresiones fueron en tono de “chicaneo” y que fueron difundidas por oportunismo y con mala fe. Calificó a su interlocutor como un “traficante de  intimidad” y dijo que tomará acciones penales y civiles. 
“Premiar conductas como esta (la difusión del mensaje), será fomentar las prácticas más deleznables de la contienda. Este cuerpo estaría validando el hecho delictivo. Como hombre de la democracia, seré respetuoso de lo que este cuerpo resuelva. La verdad siempre triunfa”, cerró y se quebró. 

2- El reglamento no prevé sanciones; pero la ley, sí
El peronismo hizo valer su mayoría -contó con los votos de Fuerza Republicana también- y pospuso el desenlace para el jueves. La presidenta de la comisión de Peticiones y Poderes, Sandra Manzone, explicó que las notas de las organizaciones serán analizadas en ese grupo de trabajo en una reunión especial que se convocará. Luego, dijo, habrá labor parlamentaria.  Consignó que el reglamento del  Concejo no prevé sanciones, pero sí el artículo 20 la Ley Orgánica de Municipalidades. Este prevé que con el voto de las dos terceras partes del cuerpo se pueden efectuar “un llamamiento de orden, multas y exclusión de sus sesiones por inconducta en el ejercicio de sus funciones. Igualmente podrá removerlos por inhabilidad física o moral”.
“La exoneración sería un exceso y no corresponde, más allá de lo agraviante de los dichos del concejal”, opinó Manzone. En este punto coincidió Dante Loza, del bloque Tucumán Crece.

3- El PJ critica que Cano se calle y que Alfaro minimice el asunto
El bloque Tucumán Crece- afín a la Casa de Gobierno y opositor al intendente Germán Alfaro- rechazó los agravios a Evita y reclamó sanciones ejemplificadoras. “Sé lo que es tener una enfermedad a la que hay que pelearle”, afirmó sollozando Dolores Medina. Belén Cruzado lamentó que el edil haya sido aplaudido por mujeres cuando terminó su descargo. David Mizrahi cuestionó el silencio del radical José Cano, y que Alfaro haya minimizado el hecho diciendo que se trataba de un asunto de “mocosos”. “Hoy más que nunca soy el compañero Dante Loza”, reivindicó el presidente de la bancada. José Franco advirtió que se corría peligro de terminar como Yerba Buena. “Lamento que haya amenazado al cuerpo”, afirmó. Por otro lado, en la misma postura estuvo el bloque Fuerza Republicana. Ricardo Bussi consideró que lo ocurrido es “subproducto” de las peleas entre líderes del oficialismo y la oposición y les pidió bajar los decibeles. “No parecieron sinceras las disculpas”, expresó.   

4- Los compañeros de bloque del radical valoraron su “valentía”
Los compañeros de Agustín Romano Norri remarcaron que apoyaron el pedido de los opositores para que se trate la cuestión en el recinto. Coincidieron en que fue la sesión más difícil que les tocó. Valoraron, sin embargo, que haya pedido disculpas. Sandra Manzone, de la Coalición Cívica, lloró al recordar a Evita y la profanación de su cadáver y reiteró su repudio a los insultos. Mientras ella hablaba, las peronistas Belén Cruzado y Dolores Medina hicieron gestos de desaprobación y se turnaron para dejar sus bancas. Lamentaron que Manzone haya aplaudido al radical tras sus disculpas (Manzone sostiene que no lo hizo). El radical José Argañaraz consideró que era “doblemente valiente” por pedir perdón y dar la cara en el recinto. Pidió a los ediles de la oposición no hacer política con la situación. El macrista Roberto Ávila repudió al dirigente Francisco Mejías por difundir un audio privado y violar la intimidad de un amigo. “Acepto las disculpas y valoro que haya bajado al recinto”, consignó.      

5- Una agrupación solicitó que el Concejo vote la expulsión
Los concejales del oficialismo cuestionaron a los peronistas por romper a un acuerdo al que se había llegado. José Argañaraz remarcó que el viernes los presidentes de las bancadas determinaron que se tratarían los dos artículos del proyecto de resolución impulsado por Tucumán Crece. En el primero, se repudia las expresiones del radical y en el segundo, se pide la retractación y se formula un “llamado de atención” del cuerpo. En medio de la sesión, Dante Loza mocionó que se incluyan en el debate cuatro presentaciones de organizaciones políticas y sociales que ingresaron por mesa de entrada. Argumentó que habían llegado el viernes tras la reunión en la Presidencia. “Se politizó el tema y se lo ató a la campaña”, renegó Argañaraz. Las notas pertenecen a la agrupación La Mugica (de repudio); a la abogada Miriam Iconomovich (pide sanción) y al Foro de la Militancia (reclaman que se trate el episodio en el que una mujer denunció haber sido manoseada por el edil en un bar y piden la destitución).

Peronistas, republicanos y el presidente por un lado; radicales y macristas, por otro

Los 11 concejales que votaron para que los planteos de agrupaciones y de particulares sean incluidos en la discusión fueron los peronistas Dante Loza, José María Franco, Graciela Suárez, Dolores Medina, Belén Cruzado, Juan Luis Pérez, Alejandro Figueroa y David Mizrahi y los republicanos Ricardo Bussi y Carlos Verón Guerra. El presidente del cuerpo Javier Aybar, que es peronista pero es afín al Municipio, también se pronuncio afirmativamente. Tras conocerse el audio había dicho que quería “comérselo vivo”. En cambio, en contra votaron Raúl Pellegrini, Sandra Manzone, José Argañaraz, Roberto Ávila, Roque Mendía y Rodolfo Ávila 

Comentarios