“Tonto y retonto II”: Se hicieron esperar 20 años

HARRY Y LLOYD. Siguen tan insoportables y queribles como en 1994. HARRY Y LLOYD. Siguen tan insoportables y queribles como en 1994.
12 Noviembre 2014
Hace dos décadas los hermanos Farrelly hicieron de su debut un festival de chistes tan físicos como escatológicos. Ese fue el tono de “Tonto y retonto”, el puntapié de un subgénero que fue superando todos los límites del buen gusto, a tal punto que aquella comedia protagonizada por Jim Carrey y Jeff Daniels se mira hoy con innegable simpatía. Es también un clásico de las infinitas repeticiones en la TV por cable, lo que mantuvo su vigencia y alimentó nuevas generaciones de fans.

La secuela se hizo esperar y tomó forma gracias a Carrey, figurita en ascenso allá por 1994 y una estrella hoy en día. Él llamó a los Farrelly para darle luz verde al proyecto. Daniels, ganador de un Emmy por su trabajo en la excelente serie “The newsroom”, no podía decir que no. Y aquí están otra vez los incombustibles Harry y Lloyd, nuevamente en la ruta y a partir de la más impensada de las tramas: Harry ha sido papá y va en busca de su hijo.

Los Farrelly vuelven a apelar a sus más entrañables personajes para reflejar, de algún modo, lo más primario -y por momentos imbécil, para qué negarlo- que todos llevamos adentro.

Comentarios