Horrores en las catacumbas

13 Nov 2014
1

En las catacumbas de París descansan los restos de seis millones de personas. Allí, entre osamentas, calaveras y la más opresiva oscuridad, está escondida la piedra filosofal de Nicolas Flamel. Al menos es lo que sostiene la arqueóloga Scarlett (Perdita Weeks) y por eso convence al camarógrafo Benji (Edwin Hodge) y a su ex novio, George (Ben Feldman), para que la acompañen en la búsqueda. Tres entusiastas jóvenes francesas se unen a la expedición.

Lo que ocurre a partir de allí es una colección de horrores, alimentados por la claustrofobia del escenario. La maldad que yace bajo las calles parisinas está más allá de lo imaginable.

“Así en la tierra como en el infierno” está narrada con un recurso excesivamente utilizado: el falso documental. El director, John Erick Dowdle, sabe del tema. Por algo fue el responsable de la remake de “REC” (“Quarantine”). Las catacumbas se roban el protagonismo. Inspiran tanto terror como las presencias malignas que acechan a Scarlett y a sus amigos. Al mismo tiempo, nos recuerdan que en cada ciudad hay rincones en los que todo puede ocurrir.

Temas

París
Comentarios