Las calles del barrio Piedrabuena están inundadas por líquidos cloacales

Cansados, los vecinos piden que intervenga la Defensoría del Pueblo para terminar con el padecimiento.

09 Abr 2013

A no confundirse: el agua que inunda la esquina de Diego de Villarroel y José Hernández, en San Miguel de Tucumán, no está limpia. Todo lo contrario. Por eso, hacé lo imposible por no meter el pie y caminá lejos de la calzada; no vaya a ser que pase un auto y te salpique.

Esta es una de las esquinas del barrio Obispo Piedrabuena, ubicado al noreste de esta capital, en la que se acumulan los líquidos cloacales. Hay otras calles del barrio que también están empapadas, pero por las que corre agua potable. Los vecinos se cansaron de esta situación y le pidieron al defensor del Pueblo que interceda para que la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT) los solucione.

La Unión Vecinal Obispo Piedrabuena (UVOP) presentó una nota en la Defensoría del Pueblo para denunciar a la SAT por falta de mantenimiento del sistema de cloacas y de las cañerías de agua potable. "Esta situación lleva varios meses, y durante años solo se realizaron trabajos precarios, lo cual determinó la existencia de problemas crónicos", le expresaron las autoridades de la Uvop al titular de la Defensoría, Hugo Cabral.

La SAT, por su parte, anunció que está llevando adelante un plan de reparaciones en el barrio, tanto en las cañerías de agua como en las de las cloacas. LA GACETA

Comentarios