Los mix armados en el casete

Arriba:
Humberto Salazar, Fabián Raffo, Augusto Sueldo, Pichi Olmos, Enrique Renganeschi, Willy Sehringer, Negro Robles, Hernán Rosales, Bicho Cremona, Ñato Bermúdez, Sergio Poliche, Raúl Ajmat, Jorge Almaráz, Guillo Teruel.
Arriba: Humberto Salazar, Fabián Raffo, Augusto Sueldo, "Pichi" Olmos, Enrique Renganeschi, Willy Sehringer, "Negro" Robles, Hernán Rosales, "Bicho" Cremona, Ñato Bermúdez, Sergio Poliche, Raúl Ajmat, Jorge Almaráz, Guillo Teruel.
29 Abril 2012
Puntualísimos, los "tuercas" de la promo 1985 del Técnico se juntan en un bar. Al toque se declaran pioneros en la modalidad concurso de preguntas y respuestas televisado. Fue en 1984 y lo transmitieron por Canal 10. El colegio sirvió de estudio de TV. Y con ellos en sexto año se volvió a rearmar el centro de estudiantes que había sido prohibido durante la dictadura militar.

En los últimos años también vivieron la guerra de Malvinas. "Me acuerdo de que había una profesora de Geografía que nos hacía recortar las noticias que iban saliendo todos los días para pegarlas en un transparente, como una cartelera", recuerdan. Otro profesor les pedía que dibujaran las islas de memoria. Por la radio seguían los comunicados que actualizaban el avance de la contienda. "Estábamos enfervorizados, pero no entendíamos mucho. Con el tiempo pudimos verlo con una visión más crítica -reconocen-. Te hablaban del canal de Beagle y por esos días circulaba el eslogan 'cargue un sol en su tanque', en alusión a la alconafta".

Lo mismo no se privaban de la diversión y en este terreno corrían con ventaja: ellos mismos podían armar un juego de luces. Sólo necesitaban tachos de aceite, papel celofán, portalámparas y focos... voilá, se armó la pachanga.

Eso sí, nada de previas en un bar. Directamente organizaban los "asaltos" en la casa de las chicas. Ahí retumbaban los lentos de Piero, de Pedro y Pablo, de Marilina Ross, de Raúl Porchetto y Mónica Posse. El DJ debía armar el mix en un casete, utilizando una Teac casette deck (casetera doble). Algunos incurrieron en una breve carrera de armadores de equipos para recitales. Eso -reconocen- sumaba muchos puntos con las chicas.

Pablo inaugura la ronda de anécdotas con una que promete ser merecedora de unas líneas en Policiales. "Entrábamos al colegio de noche para sacar los exámenes..." ("¡No! che, no contés!). Bueno, nos quedamos con las ganas.

Todos se acuerdan de cuando uno de ellos se hizo pasar por profesor de dibujo y les pidió a los alumnos de primer año que llevaran cucarachas y sapos para dibujar in vivo (sic). "Los tenían en un frasco, entonces les dijo: 'bueno vayan abriéndolos que yo ya vuelvo'". No hace falta aclarar que no volvió. O cuando alzaban el Fiat 600 del profesor Ardiles y lo ponían entre dos naranjos.

Uno conmueve con la reflexión: "la verdad es que me imagino que tener hermanos es lo más parecido a esto". Las tradiciones, la "chumbeada" (un cántico tradicional) y la doble jornada los unió para siempre.

Comentarios