Después del conflicto, Gobierno y ruralistas volvieron a dialogar

Encuentros, llamados e incertidumbre. Dirigentes agropecuarios y funcionarios dijeron que trabajarán en soluciones para cada sector. Cheppi aseveró que Moreno no participará en reuniones vinculadas a temas de su secretaría. Elaborarán un plan productivo federal.

06 Ago 2008
1

PRIMER ENCUENTRO. Cheppi (derecha) recibió a Buzzi, Llambías y Garetto. Miguens se había retirado anteriormente.NA

BUENOS AIRES.- El Gobierno y las entidades del agro dieron un primer paso para comenzar a reconstruir una relación golpeada por cuatro meses de durísimos enfrentamientos. Ayer, luego de 75 días sin audiencias oficiales, funcionarios del área de Agricultura e integrantes de la Mesa de Enlace mantuvieron una reunión a la que calificaron de oportuna y positiva, aunque sin acuerdos concretos.
El secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Carlos Cheppi, acompañado por sus colaboradores, recibió a Luciano Miguens (Sociedad Rural) a Eduardo Buzzi (Federación Agraria) a Mario Llambías (Confederaciones Rurales) y a Carlos Garetto, (Confederación Intercooperativa Agropecuaria). Juntos, repasaron los te- mas pendientes de la agenda del campo, pero el funcionario -que asumió hace dos semanas, luego de la marcha atrás con las retenciones móviles- pidió tiempo para avanzar en soluciones.
No obstante, Cheppi dijo que se acordó con los ruralistas propuestas para elaborar un plan productivo federal, con inclusión social, lo que respondería a uno de los principales reclamos del campo: diseñar e implementar un plan agropecuario de largo plazo.
Cheppi, igualmente, les aclaró a los ruralistas que el Gobierno aún no trabaja en un nuevo proyecto de retenciones, pero deslizó que en el Gobierno sigue firme la idea de establecer un régimen de movilidad, como el que establecía la polémica resolución 125, que fue rechazada por el Senado, con el voto negativo del vicepresidente, Julio Cobos, y, posteriormente, dejada de lado por el gobierno de Cristina Kirchner.
Los ruralistas le solicitaron que, cuando llegue el momento de un nuevo proyecto de retenciones, se diferencie la carga impositiva según el tipo de productor: grande, mediano y pequeño. "Esto queda en la mesa de discusión", confirmó Cheppi, consultado al respecto. Sin embargo, dijo que hay que encontrar los recursos para alcanzar esa segmentación, y reiteró el propósito oficial de alcanzar una producción agrícola de 150 millones de toneladas en el mediano y largo plazo. El secretario fue acompañado en el encuentro por Ricardo Echegaray, titular de la Onnca, oficina del Gobierno encargada de la fiscalización y de los trámites administrativos para las exportaciones.
La gestión de Echegaray, un funcionario de estrecha confianza con el ex presidente Néstor Kirchner, es cuestionada por los ruralistas, al igual que la del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. En este sentido, Cheppi afirmó ayer que Moreno no participará de las reuniones en que se analicen problemáticas vinculadas a la secretaría de Agricultura, aunque no explicó concretamente si el polémico funcionario seguirá participando de las discusiones con el agro.
"(Moreno) va a seguir en el rol que le compete; no en estas reuniones, porque son reuniones de producción", aseveró.
Junto con Cheppi estuvieron los subsecretarios de Agroindustria y Mercados, Rubén Patrouilleau; de Producción Agropecuaria y Forestación, Carla Campos Bilbao; y de Agricultura Familiar y Desarrollo Agropecuario, Guillermo Martini.
El funcionario dijo que los acuerdos que se impulsen con el campo se deben trabajar en el marco del Plan del Bicentenario impulsado por la Presidenta.
Esa aseveración significa otro guiño del Poder Ejecutivo a los ruralistas, que habían reclamado que no se deje de lado al campo en ese acuerdo nacional que se pretende concretar entre el Gobierno, todos los sectores productivos y los trabajadores, con el objetivo de definir las bases del crecimiento de la Argentina para los próximos años.
El funcionario explicó que desde su cartera se promoverá la búsqueda de puentes que permitan dar solución a la problemática agropecuaria, y consignó que muchas cuestiones no pueden terminar con la resolución de un precio.
En materia de lechería, Cheppi mencionó que el objetivo del Gobierno será llegar a los 10.000 millones de litros. Así, dijo, el sector va a poder exportar, sin retenciones, ese excedente. (NA-DyN)
Comentarios