Kirchner tendrá un bloque propio de 107 diputados

La cifra podría subir si se suman legisladores de partidos provinciales. Se integrarían al oficialismo parlamentarios afines a Binner, alpartido del intendente Juez, al Frente Cívico santiagueño y al Frente de Todos correntino.

25 Oct 2005
2

Cámara de Senadores

Buenos Aires.- Las elecciones legislativas le garantizaron al Gobierno la conformación de un bloque propio de diputados nacionales de 107 integrantes, mientras que podría acercarse al quórum necesario para sesionar si establece alianzas con legisladores que son afines al presidente Néstor Kirchner.
El "bloque K" se conformará con los 67 diputados no duhaldistas que quedaron en la bancada del PJ, más los legisladores elegidos el domingo en los 24 distritos del país. Son los candidatos del Frente para la Victoria en Capital (3), Buenos Aires (18), Catamarca (1), Chaco (1), Chubut (2), Entre Ríos (3), Formosa (2), Jujuy (2), La Rioja (1), Mendoza (1), Misiones (1), Neuquén (1), Río Negro (1), San Juan (2), Santa Cruz (2), Santa Fe (4), Tucumán (4) y Tierra del Fuego (1).
Aunque no fueron por el Frente para la Victoria, también se sumarán al bloque oficialista los cuatro legisladores delasotistas elegidos por Unión por Córdoba, los dos que ganaron por el PJ de La Pampa y la banca que consiguió el Frente Renovador de Misiones. Pero Kirchner podría sumar 120 legisladores fieles -según el proyecto que impulse y la coyuntura política- si incorpora también a los tres juecistas del cordobés Frente Nuevo, los tres del correntino Frente de Todos y los tres del Frente Cívico santiagueño.
Este número podría extenderse, inclusive, si el oficialismo incorpora algunos legisladores del frente radical-socialista de Santa Fe, que lidera el ex intendente Hermes Binner. Aquí podrían incluirse algunos "transversales", como Miguel Bonasso o Araceli Méndez de Ferreira.
Todo esto se dará en una Cámara de Diputados donde el duhaldismo tendrá 28 legisladores y muchos de ellos están muy enojados y dolidos por la pelea que derivó en la fractura del bloque.
El duhaldismo sumaría los dos legisladores del Partido Unión Federalista, del ex intendente y ex comisario Luis Patti, quienes llevaron como candidata a senadora a "Chiche" Duhalde.
En tanto, la UCR contará con un bloque de 38 legisladores y el ARI liderará un interbloque de 13 diputados. El Interbloque Provincias Unidas tendrá 10 legisladores, el bloque socialista sumará siete diputados, el Interbloque Convergencia quedará con cuatro transversales y el bloque Partido Nuevo -del cordobés Luis Juez- tendrá seis escaños.
En cuanto al Senado, las cosas son mucho más simples. El kirchnerismo tendrá 43 legisladores; la UCR, 13; el bloque de partidos provinciales, 6, y Lealtad Justicialista, 3. En esta última bancada estarán Carlos Menem y Adolfo Rodríguez Saá. (NA)


La elección fuecasi un plebiscito
Buenos Aires.- El Gobierno salió a capitalizar el resultado de la elección legislativa, al asegurar que los comicios significaron casi un plebiscito para la gestión del presidente Néstor Kirchner.
El vocero de la interpretación oficial de los resultados que arrojaron las urnas fue el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, quien destacó "la adhesión enorme en todo el país" que recibió el oficialismo por medio del denominado Frente para la Victoria. "Para nosotros esta elección era muy importante, porque nuestro mayor anhelo es que cuando termine nuestra gestión, podamos seguir caminando las calles de nuestras ciudades con la misma tranquilidad con que lo hacemos hoy, sin que la gente nos maltrate por haber hecho las cosas mal", afirmó Fernández.
El jefe de Gabinete aseguró, además, que nunca habló con Kirchner sobre la posibilidad de que el Presidente se postule para la reelección en 2007."Esto nos ayuda a terminar bien el Gobierno, para poder llevar adelante las políticas que debemos impulsar, y no para tomar la Presidencia como un objetivo", puntualizó. Sobre los cambios en el gabinete, dijo: "tenemos tiempo hasta diciembre para resolverlo". (NA-DyN)

El triunfo de Binner abrió críticas en el PJ
ROSARIO.- El triunfo del Frente Progresista Cívico y Social, que le permitió al socialista Hermes Binner obtener cinco bancas de diputados nacionales, aumentó la expectativa de la oposición santafesina para las elecciones de 2007.
El gobernador de Santa Fe, el justicialista Jorge Obeid, dijo que asume "la culpa que me toca" ante la derrota, pero afirmó que está satisfecho por lo que realizó el peronismo santafesino. La elección legislativa del domingo no fue la primera que pierde el justicialismo santafesino, sino la quinta, dado que ya había sido desplazado al segundo puesto en 1983, 1985, 1997 y 1999.
Fuentes peronistas indicaron que, si bien aún no hubo contactos formales con la Casa Rosada, se iniciará una suerte de examen de conciencia, para determinar si la ausencia de Carlos Reutemann en la campaña influyó en los votos. Asimismo, se determinará si la culpa la tuvo el operador presidencial Juan Carlos Mazzón por armar una lista de candidatos a último momento; si complicó la situación la negativa del ex ministro de Justicia, Horacio Rosatti, a liderar la nómina, o si el propio Obeid, presidente del partido, fue el principal responsable de las cifras. (DyN)