El duhaldismo quedó diezmado en Buenos Aires

Cristina Fernández triunfó en casi todos los municipios.

25 Octubre 2005
BUENOS AIRES.- La primera dama, Cristina Fernández, ganó la elección a senadora en 118 de los 134 municipios bonaerenses, mientras su oponente Hilda "Chiche" Duhalde se impuso en apenas cinco distritos, contra 11 que se adjudicó el radical Luis Brandoni. El resultado marcó el ocaso de la hegemonía duhaldista en la provincia, después de 18 años de controlar los destinos del PJ bonaerense.
El segundo lugar obtenido por los candidatos de Eduardo Duhalde en Lomas de Zamora, el lugar donde el ex presidente comenzó su carrera política, ilustró la magnitud de la derrota. Según el escrutinio provisorio, el Frente para la Victoria logró un triunfo abrumador al vencer en las ocho secciones electorales que integran la provincia.
De esa forma, la victoria del kirchnerismo se convirtió en una bocanada de oxígeno para el gobernador Felipe Solá, que desde la ruptura del peronismo enfrentaba una fuerte resistencia en la Legislatura provincial. Rápidamente, su ministro de gobierno, Florencio Radanzzo, reclamó que el diputado José María Díaz Bancalari abandonara la presidencia del PJ provincial, al igual que el resto de la conducción duhaldista. Paralelamente, el intendente de Ituzaingó, el kirchnerista Alberto Descalzo, reclamó que los duhaldistas Osvaldo Mércuri y Antonio Arcuri dejaran, respectivamente, las presidencias de la Cámara de Diputados y del Senado bonaerense.
La reacción del kirchnerismo estuvo apoyada en la contundencia de los números. La diferencia fue abismal: 46,01% para Fernández de Kirchner contra 19,27% para González de Duhalde que, de todos modos, logró ingresar a la Cámara Alta.
La esposa de Duhalde sumó así su segundo fracaso eleccionario, ya que el 27 de octubre de 1997 había sido derrotada por la candidata de la Alianza, Graciela Fernández Meijide, en los primeros comicios legislativos del segundo mandato de Carlos Menem. (DyN)

Macri se pone el traje de opositor

BUENOS AIRES.- El electo diputado nacional del PRO, Mauricio Macri, se puso ayer el traje de líder de la oposición de centroderecha, al quedar ratificado -con el 99,4% de las mesas escrutadas- que ganó por una diferencia de 12 puntos sobre la segunda fuerza, liderada por Elisa Carrió. Macri se alzaba con el 33%, por lo que ingresarán al Congreso con él otros cinco candidatos de su lista: Paula Bertol, Eduardo Lorenzo "Borocotó", Esteban Bullrich, Estela Schiavini y Nora Ginzburg. En tanto, Carrió logró el 21,9%, por lo que ingresarán junto con ella en la Cámara Baja, Emilio García Méndez, Delia Bisuti y María América González.
Por su parte, el canciller Rafael Bielsa, con el Frente para la Victoria, quedó relegado al tercer puesto, con 20,3%; obtuvo tres escaños. De esta manera, los diputados oficialistas son -además de Bielsa- la economista Mercedes Marcó del Pont y el cineasta Jorge Coscia.
En declaraciones después de los comicios que lo catapultaron como referente porteño de centroderecha, Macri sostuvo: "la oposición tiene que demostrarle a la gente que es una alternativa para que la Argentina salga adelante". El empresario anticipó que buscará competir por el liderazgo del frente de centroderecha y ampliar ese espacio de oposición en todo el país. En tanto, Bielsa dijo que es el único responsable del resultado que ubicó al kirchnerismo tercero en las elecciones a diputados nacionales porteños, tras atribuir el resultado tal vez a su inexperiencia como candidato.Por su parte, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, defendió la estrategia de campaña oficialista y dijo que no puede autocriticarse por la derrota. (DyN)


Tamaño texto
Comentarios