Aval empresario para el oficialismo

El rumbo económico. Los hombres de negocios creen que Kirchner quedó fortalecido tras los comicios. Piden que se controle la inflación.

25 Octubre 2005
Buenos Aires.- El sector empresario considera que las elecciones consolidaron al gobierno de Néstor Kirchner y, con ello, el rumbo económico. En ese marco, instó al Gobierno a que adopte medidas para contener la inflación y alentar las inversiones.
El titular de la Cámara Argentina de Comercio, Carlos de la Vega, afirmó que el Gobierno ya tiene las condiciones políticas necesarias para avanzar con el ajuste en las tarifas de servicios públicos. "El tema de las tarifas está vinculado al crecimiento de la economía. Ha llegado el momento de resolverlo", dijo.
El presidente de la Sociedad Rural, Luciano Miguens, explicó por su parte que el campo comparte la preocupación del Gobierno sobre la inflación, pero aclaró que no es con medidas cortoplacistas o regulaciones como se la combate, sino justamente con mayor inversión. "Las retenciones demostraron ser ineficientes: quitan rentabilidad e impiden inversiones", expresó.
El titular de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Osvaldo Cornide, destacó que Kirchner tiene tras las elecciones más margen de maniobra para profundizar el modelo económico que -reconoció- reactivó la producción. "Insistiremos con la imperiosa necesidad que tienen las Pyme de lograr financiamiento a mediano y largo plazo", agregó.
A su vez, el titular de la Asociación de Bancos de Argentina, Mario Vicens rescató la consolidación del liderazgo de Kirchner. "El panorama es auspicioso y el marco es propicio para afirmar en el tiempo la recuperación económica, impulsar las inversiones, luchar contra la inflación y resolver la situación fiscal", dijo.
José de Mendiguren, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, rescató el rumbo económico del Gobierno, y se sumó a los pedidos para que se controle la inflación. Por su parte, Carlos Heller, titular de Abapra -entidad que agrupa a bancos públicos, privados y cooperativos-, reconoció que el Presidente consolidó su poder, pero sostuvo que la incógnita sigue siendo qué rumbo tomará. "Una cosa es luchar contra la desigualdad, la pobreza y el desempleo, y otra contradictoria acordar con el FMI o ajustar tarifas", señaló.
Según el titular de la empresa Fiat Argentina, Cristiano Ratazzi, es importante separar la economía de la política. Pidió que el nuevo mapa electoral no cambie el rumbo, que se siga recuperando actividad económica y se mantenga el superávit fiscal. "Algo que, por suerte, le gusta al Presidente", señaló. (NA)


Tamaño texto
Comentarios