La Iglesia cuestionó a los políticos

"Falta participación ciudadana". Tres obispos convocaron a los ciudadanos a no olvidar sus deberes cívicos. También dijeron que la democracia no logró levantar vuelo en la Argentina.

25 Octubre 2005
BUENOS AIRES.- El presidente de la Pastoral Social, monseñor Carmelo Giaquinta, lanzó una advertencia postelectoral. "Una democracia encandilada por las elecciones y olvidada de los demás deberes es, necesariamente, una democracia débil, formal, raíz de futuras crisis", señaló."A pesar de los reiterados golpes militares, elecciones en la Argentina ha habido innumerables. Sin embargo, la democracia no ha logrado levantar vuelo. Tampoco desde su restauración en 1983", subrayó el prelado en su reflexión semanal. Monseñor Giaquinta aclaró, sin embargo, que eso no ocurre porque la democracia sea inútil. "Sucede porque, aunque se la nombre mucho, se desconoce su naturaleza", sostuvo. "Más que elevar el nivel moral del ciudadano, los partidos políticos -cuestionó- ceden con frecuencia a la tentación de buscar su voto para concentrar poder y perpetuarse en él. No buscan junto con los adversarios el bien común del pueblo".
Tras explicar que se es ciudadano todos los días y en todo momento, el prelado chaqueño opinó que las elecciones son un acto cívico significativo, pero que de ningún modo agotan los deberes ni los derechos de los ciudadanos.
En tanto, monseñor Héctor Aguer (La Plata) reclamó una reforma política que propicie la participación ciudadana y el interés por la política, y lamentó algunas posturas que llevan al ciudadano a formas de participación insuficientes e incorrectas. Citó el caso de quienes contratan con las instituciones (aunque sin especificarlas) beneficios egoístas, o personales. "Es la contraparte del clientelismo, del cual se habló durante estos días con motivo de nuestras campañas electorales", precisó. Monseñor Aguer se quejó de que el reclamo que se viene haciendo desde hace varios años para que se lleve adelante una reforma política auténtica, no ha sido debidamente satisfecho. "Y por lo tanto sufren las instituciones de la República", añadió.Por su parte, monseñor Juan Martínez (Posadas) alertó sobre lo que describió como "sombras que atentan contra el libre ejercicio del rol ciudadano" y alertó sobre la manipulación de situaciones y de personas, ya que -dijo- "oscurece la grandeza del sentido del voto como ejercicio democrático". El prelado destacó que el Episcopado argentino reforzó, en el documento "Navega mar adentro", la necesidad de acentuar la enseñanza de la Doctrina Social de la Iglesia, en orden a formar la conciencia cristiana y su libre ejercicio. (DyN)


Tamaño texto
Comentarios