Atelier Of Witch Hat - Un manga que hechiza - kaboom - LA GACETA Tucumán

Atelier Of Witch Hat - Un manga que hechiza

09 Mar 2020
1

Atelier of the witch hat

Hay ideas que tienen el poder de convertirse en mundos donde viven historias. En realidad, es un proceso complicado: hay que saber manejarlas con maestría para explotar su potencial y así convertirlas algo único para que no queden en meros comentarios o anécdotas. Cuando un amigo de la mangaka Kamome Shirahama le dijo que el proceso de dibujar le parecía magia, algo le hizo click y se terminó convirtiendo en una de ideas que crecen sin control, pasan de ser garabatos a mundos tangibles llenos personajes entrañables que van a vivir sus propia historias. Sí, el comentario del amigo de Shirahama fue un hechizo disparador para que naciera Atelier of Witch Hat.

Un error inocente devela secretos oscuros 

En el mundo de Atelier of Witch Hat, la magia es un divisor de clases. Los brujos son una suerte de columna vertebral que equilibra esa sociedad, y los que nacieron sin el don tienen que conformarse con una vida sin sobresaltos, ya que les está incluso prohibido ver cómo se realizan los hechizos. La protagonista, Coco, es una niña, que a pesar de tener una vida simple, no deja de fascinarse y soñar. Anhela ser una bruja, pero las reglas de ese mundo la hicieron alejarse de su sueño hasta que un día (escritores, atentos a la fórmula) Qifrey, un brujo, visita su pueblo y ella se las arregla para espiarlo mientras traza runas mágicas. Parece que al fin va a cumplir su sueño, sin embargo, intenta imitarlo y las consecuencias son terribles. Tanto que comienzan a romper el velo de misterio y misticismo que caracterizaba a los brujos. 

La magia en el manga 

Por lo general, los mangas en los que hay conceptos mágicos están muy ligados a la fantasía épica. Es algo que se da tanto en clásicos como Nausicaä del Valle del Viento de Hayao Miyazaki, y obras más recientes como Demon Slayer.  Sabemos que eventualmente vamos a ver alguna batalla épica en la que posiblemente haya ejércitos involucrados. Por otro lado, hay obras que nos muestran el día a día de las brujas y hechiceros. A veces pecan de inocentes como es el caso de La Magia de Hibiki, o juegan con conspiraciones oscuras como Ulna en su torreta. En este sentido, Atelier es muy original porque la autora logra naturalizar a tal punto los elementos sobrenaturales en la vida de los personajes, que solamente los sorprende los elementos clave para la trama. De esta forma, cada uno de los elementos fantásticos hacen que el costumbrismo sea un espacio de descubrimiento. Por otro lado, en los capítulos de aventura y acción cada elemento que enfrentan está ligado a un desafío extra, siempre personal, que los hace crecer e ir descubriendo quiénes son realmente. 

Un mundo por descubrir 

El encanto de este tipo de obras, cuando están bien hechas, es ir descubriendo como funciona ese mundo junto a los protagonistas, mientras se las arreglan para superar desafíos, desentrañar conspiraciones y simplemente disfrutar el día a día mientras crecen. Nos sorprendemos y emocionamos junto a ellos, cosa que genera un grado enorme de empatía y la autora hace que nos preocupemos de verdad cuando están en peligro. Si esta fuese una obra meramente costumbrista, sería simplemente un manga de culto y no lo habría editado Ivrea. Además, hace que sea fácil conseguirlo en El Ateneo.
 
Más allá de eso, hay una carga de imaginación ligada a la sensibilidad que le da mucha elegancia a la obra, incluso en los enfrentamientos con otros magos que ponen a los personajes en situaciones en las que la inteligencia y astucia son clave para salir con vida. Lo interesante es que las protagonistas, sobre todo Coco, no dejan de fascinarse con lo que descubren de la magia y cada secreto que develan. 

La magia que mancha los dedos 
 
Solamente les voy a decir que en este manga los hechizos se hacen con una tinta muy especial y plumas. Esto le abre un abanico enorme de posibilidades a Kamome Shirahama para lucirse a nivel gráfico desde los primeros trazos de esos hechizos, hasta que la magia cobra vida. Sin embargo, es consciente de que en una obra donde las ilustraciones son tan importantes, el aspecto gráfico tiene que ser sobresaliente. Le presta atención a detalles como las etiquetas de los objetos mágicos, la vestimenta de las protagonistas y las mismas runas. Esto no es algo gratuito o una excusa para dibujar cosas porque sí: son recursos que utiliza para darle mayor redondez a la obra.

 Hay una destreza gráfica notable, que muchos artistas deberían estudiar para crecer como ilustradores. Es en esas viñetas donde la magia brilla y cada imagen queda impregnada en nuestras retinas.  

Un gran manga 

Cuando este manga apareció entre las novedades de la editorial española Milky Way no le presté demasiada atención. Pequé de pensar que era una obra del montón para adolescentes. Algunos meses después anunciaron la edición nacional y recién entonces decidí darle una oportunidad, aun creyendo que me iba a dar con una obra cursi. No fue para nada así, aquí hay fantasía y aventuras en estado puro con el aliciente de una conspiración que se devela de a poco. Les cuento algo: La obra se supera tomo a tomo. 

La contra está en la traducción. Ivrea sorprenderá con ediciones cada vez más cuidadas e incluso con tinta metalizada. Sin embargo, hay argentinismos gratuitos y expresiones demasiado bonaerenses que se alejan del tono de la obra 

Comentarios

Fanático de las historietas desde antes de aprender a leer. Redactor, crítico, cómics, cine y literatura. Sospecho que soy un personaje de alguna tira cómica.