Grandes héroes - El salto de un cómic desconocido a una película de Disney

12 Dic 2014
1

Póster oficial de Grandes Héroes

El cómic Big Hero 6 fue uno de los tantos fracasos comerciales de Marvel. La idea de un grupo de súper héroes japoneses que defiendan a su país era llamativa. Los personajes tenían potencial y aparecían guiños a la cultura japonesa que le daban cierto encanto. Lamentablemente, las buenas ideas quedan en nada si se las desaprovecha. Después de dos mini series y apariciones esporádicas en otras colecciones, Big Hero 6 pasó al olvido.

El plan de Disney

 Después de que Disney compró Marvel Entertainment en el 2009, el Director Ejecutivo, Bob Iger animó a las divisiones creativas a buscar personajes desconocidos para futuras adaptaciones. Su idea era hacer una película animada basada en los personajes menos conocidos. Así tendrían libertad creativa y evitarían la ira de los fans. El director Don Hall se dio con Big Hero 6 mientras buscaba personajes en la base de datos de Marvel. No lo conocía, pero el nombre le llamó la atención.  

Las dos miniseries de Marvel

                                  Portada de Sunfire & Big Hero 6

 A pesar que
Hiro Takachiho (Hamada en la película) y el resto de Big Hero 6 fueron creados por Steven T. Seagle y Duncan Rouleau para aparecer como secundarios en la serie Alpha Flight, debutaron en su propia miniserie de tres números, Fuego Solar y Big Hero 6. El guionista irregular Scott Lobdell y un desconocido Gus Vasquez en los lápices hicieron un producto olvidable. Esto era normal en los noventa, cuando se publicaban series y miniseries en exceso. Además en esa década estaban de moda la muerte y resurrección de los súper héroes, o que pasen por desgracias importantes como la desfiguración de Ben Grim, La Cosa, en las páginas de los 4 fantásticos.  Shiro Yoshida, Fuego Solar, al ser un personaje secundario, que tuvo cierta relevancia en los X-men, le tocó solamente pasar por una agonía y descubrir que todo era parte de una conspiración. La miniserie sirvió solamente para darle mayor dramatismo a lo que le sucedía, sobre todo porque estaba narrado desde la perspectiva de un adolescente, Hiro Takachiho, que era más un clon adolescente de Tony Stark que un personaje novedoso.  El resto del grupo Big Hero 6 tuvo su momento de gloria cuando se enfrentaron al villano Everwraith. Por supuesto, el que se luce al final es Fuego Solar.

                                    
Portada de Big Hero 6

 El grupo tuvo pocas apariciones en series que estaban de moda y en eventos de Marvel, pero no llamó lo suficiente la atención. Recién en el 2008, casi diez años después de que publicaron la primera miniserie, salió una segunda de cinco números. Los guiones estaban a cargo del hombre redefinió a los X-men, Chris Claremont y el dibujo en manos de David Nakayama. Esta miniserie comenzó con mucha fuerza y un desarrollo de personajes mucho más marcado. Claremont supo configurar el universo de Big Hero 6 y darle una coherencia mucho mayor, e incluso introducir una suerte de Nick Fury que dirija el grupo, la agente secreta Furi Wamu (a la que también le falta un ojo). Aparecieron dos nuevos personajes, Fred y el chef con poderes Wasabi-No Ginger. Sin embargo la historia no tenía la fuerza necesaria para llamar la atención y mucho menos generar las ventas necesarias. Fue una suerte de seguidillas de peleas contra una Súper Villana que era capaz de controlar sus mentes y hacer que se enfrenten entre ellos. Mientras tanto debían proteger a un científico y su hija que poseían unos objetos invaluables. En ninguna parte del cómic nos dicen para qué sirven o qué son capaces de hacer.  Lo que sí valió la pena en este cómic fueron las interacciones y el desarrollo del grupo. Fred y Wasabi No-Ginger le dieron esa energía e identidad como grupo que les faltaba. A Hiro al fin lo personificaron como un genio y el dúo Honey Lemon y Gogo Tomago le dio un toque de humor interesante. El dibujo fue irregular y con mucha explotación sexual de los personajes femeninos. Sin embargo el estilo de Nakayama, muy similar al manga, ayudó bastante a la miniserie.  A pesar del éxito de la película, Marvel dejó en claro que no van a salir más cómics de Big Hero 6. 


La película 

La primera película de Marvel producida por Disney es algo especial.  Los codirectores Don Hall y Chris Williams entendieron y aprovecharon el potencial de Big Hero 6. Explotaron esos elementos narrativos que el cómic necesitaba, es decir, una motivación importante en Hiro y una pérdida personal que lo termine de empujar a cumplir el camino del héroe. Al fin aparece un villano realmente peligroso e influenciado por el anime, Yokai. Hasta cerca del desenlace de la película no sabemos cuál es su identidad. Esto enriquece mucho al guión, surgen preguntas, respuestas y giros intensos que le dan el sello de calidad súper heroico que hace saltar a los fanáticos del cómic. También hay elementos y guiños de la cultura japonesa.

Lo curioso, es que en las secuencias de acción, no se parece a Los increíbles, sino a Los Vengadores.  El gigante Disney es siempre garantía de calidad en animación. Aquí sorprende sobre todo con las secuencias de vuelo por la ciudad y unas peleas muy logradas gracias a la naturaleza del villano. Hay momentos de mucha sensibilidad artística, sobre todo al final, pero si quieren saber de qué se trata, van a tener que ver la película.

El gran salto de calidad se da en los personajes. Hay una evolución muy notable respecto al cómic. Es cierto, hay muchísimo que ha cambiado, desde el origen del grupo hasta las personalidades. Incluso los poderes de Honey Lemon son diferentes. En el cómic tiene una cartera de la que saca cualquier cosa que necesite, aquí es más químico. De hecho, todos los personajes obtienen sus poderes gracias a la ciencia. En lo personal lo disfruté más así. Las personalidades también cambiaron, Hiro no es más un Tony Stark adolescente, ahora tiene un conflicto y busca una motivación que cambie su vida. Su hermano juega un rol importante en esto. También tiene un drama personal importante, a eso lo verán en la película.  Los cambios más significativos son el de Fred, Wasabi-No Ginger y sobre todo Baymax. En el cómic es un robot que tiene parte de la personalidad del padre fallecido de Hiro. Se parece físicamente a un matón de los cincuenta. Es capaz de convertirse, según el cómic en un dragón o un robot de combate.  En la película es un robot globo medicinal. Los va a hacer soltar carcajadas con su personalidad adorable y está allí para enternecer y emocionar.

Hoy muy pocos recuerdan, que la idea de Hombres de negro nació como un cómic pésimo que pasó al olvido.  Es posible que el cómic de Big Hero 6 quede como una curiosidad y una anécdota de una muy buena película de súper héroes.  Hay muchos cómics y personajes olvidados que esperan tener su oportunidad. Ojalá Disney sepa aprovecharlos como hizo con estos 6 grandes héroes.

Recomendación: Tienen que quedarse hasta que terminen los créditos. Sino se van a perder una escena genial. 

Tráiler de Grandes héroes

comentarios

Fanático de las historietas desde antes de aprender a leer. Redactor, crítico, cómics, cine y literatura. Sospecho que soy un personaje de alguna tira cómica.