Enmarañada Viñeta - Costumbrismo abstracto

08 Ago 2017
1

Imagen obtenida en "https://www.facebook.com/rulosrevueltos"

Hay algunos autores que pueden convertir sus viñetas en un tobogán. En el caso de Enmarañada Viñeta, están a medio camino entre los juegos de agua y una montaña rusa. Nos toma de la mano por medio de historietas que aparentan ser costumbristas y nos tira de lleno a la abstracción de su mundo, en el que a su manera todo es posible, incluso la ruptura de la cuarta pared. Pero, he de aclararles algo: lo suyo es un camino que recién comienza y en el que hay un globo volando sobre nosotros con un cartel que nos muestra un mundo de posibilidades. De promesas, como esa piedra semipreciosa que le regalan a Shizuku Tsukishima en la película los Susurros del Corazón (Mimi wo sumaseba). Esa piedra que hay que pulir para poder apreciar que lo mejor es lo que aún no ha surgido.

¿Por qué elegiste ese nombre?

Encontrar un nombre que te represente, no es nada fácil. Además tiene que sonar bien, y tener un significado. Enmarañada es una representación bastante fiel de mí. Aunque, generó una personalidad algo distinta, pareciera que hace la suya por su cuenta (Risas). Es como la representación de esa bipolaridad con sus propias contradicciones, que a veces tenemos.

Lo importante es hacerse cargo

¡Por supuesto! (Risas)

 ¿Cuál es la identidad secreta de la Enmarañada?

Siempre jugué con mi identidad. Me escondo detrás de nombres ficticios.  La causa no es por ningún tipo de complejo, solo me divierte.

Además de dibujar, escribís ¿Qué surgió primero y por qué optaste por las historietas?

Dibujo desde siempre, con sus altibajos por supuesto. A veces la inspiración te acompaña y otras veces se toma unas largas vacaciones. Descubrí la escritura a los 13 años cuando quise hacer mi primera historieta. En ese momento me percaté de la importancia de una planificación previa. Por eso escribí la historia primero, para no perderme en los personajes, tiempos y espacios. Luego me sedujo la escritura más estética y más aún, su mensaje.

Contame sobre tu formación artística

Terminé el secundario como Bachiller en Arte, Diseño y Comunicación. Luego entré derechito a una Escuela terciaria de arte. Mi querida Martín Malharro. Hice unos años de ilustración, pero luego me aburrí. Tal vez, tenía otras expectativas. Uno suele idealizar, viste como es (risas)

¿Por qué optaste por un humor costumbrista con un toque de surrealismo y juegos con el medio?

Estuve observando que una tendencia de "expresar situaciones cotidianas para empatizar con el público" se tornó algo muy repetitivo. Creo elegí el camino difícil. Trato un humor más desestructurado y no tan social, por lo cual sé que puede moverse en ciertos sectores más específicos. Tengo la tendencia de marcar "secuencias" en mí día a día. A eso lo veo desde una perspectiva más surrealista como decís, aprovechando el recurso ilustrativo para concretar la idea.  Además, vi que cuando el personaje se relaciona más allá de la ficción e interactúa con el medio, genera una especie de adicción a la necesidad de seguir ampliando sus horizontes. Y más cuando descubre que alguien la dibuja y puede reclamarle cosas a ese "Dios" (risas). Ella cuenta lo que a veces no me atrevo entre el común de la gente, por miedo a que me vean como una loca. Viste que cuando tenés una idea en la cabeza, a veces solo uno mismo la entiende (risas)

¿Cómo es tu proceso creativo?

Las ideas no avisan, solo caen como las visitas cuando tenés la casa hecha un desorden absoluto. Por eso, cada vez que cae una, la anoto con unas palabras de referencia (tengo un listado laaargo) Luego, cuando el tiempo-espacio me lo permite, enciendo la pc. Hago un boceto, que a veces cambia de forma quinientas veces y lo concreto con un delineado digital y agrego el diálogo (porque nunca dejo de hablar). Terminar la viñeta es un tremendo placer, como cuando te sentís saciado luego de comer. Ni hablar de la expectativa: que guste, que no ofenda y por supuesto,  que llegue.

¿Te sentís presionada por lo último?

Siempre. Cuando vas armando un piso, ves la respuesta de la gente (incluso cuando mi público es reducido). En base a eso vas disminuyendo la ansiedad.
Mi miedo más grande es ofender. Es muy difícil, por eso me centro en la autocrítica, total, no me puedo hacer una autodemanda (risas)

¿Tenés pensado publicar?

Es un sueño por alcanzar. Pensaba hacer algún tipo de fanzine con una colección de viñetas. Como tengo variedad de estilos, tenía ganas de hacer algo más elaborado.

¿Otras páginas en las que podamos ver tu obra?

Por el momento utilizo el facebook "Enmarañada Viñeta" e Instagram como "rulos.revueltos" ya que no me acepta la Ñ de enmarañada (risas). También pueden ver mis otras ilustraciones en “Tutiko Neko Ilustradora”. 

comentarios