Justina - Justicia a la tucumana

18 Sep 2017

En Tucumán, tierra de mitos e historias, la producción de cómics ha crecido notablemente en los últimos años. Hay propuestas de héroes, personajes propios. Sobre todo hay una búsqueda de volver a las raíces aventureras y romper con las historietas con contenido político partidario. Es aquí donde nacen personajes como Justina, la creación de Frido Nuñez  y Diego Lammoglia.


Justina es petisa, tucumana y mal hablada. Además tiene un resabio a la amazona que representa a la mujer maravilla. No quieran perderse en su mirada, porque al igual que la justicia, tiene los ojos vendados.  También tiene una balanza con la que te juzga cuando llega el momento, y si considera que sos culpable, lo siento de corazón.


Nacimiento de Justina


“La idea surge cuando Diego Lammoglia propone una jornada sobre derecho y cómics en la Facultad de Derecho, donde ejerce la docencia. A mí me copa la idea. Justo en ese momento estaba leyendo el libro Los superhéroes y la filosofía” Explica Frido “como yo soy dibujante, se me ocurre la idea de hacer un par de banners con súper héroes conocidos para hacerle la difusión y Diego tiene la idea de representar a la justicia como una súper heroína más. Ella les iba a enseñar sobre el tema a los otros encapuchados. Charla va, charla viene y hubieron cambios y la terminamos bautizando Justina. El crecimiento del personaje se fue dando en charlas en WhatsApp a las 6 de la mañana. Mientras yo iba dibujando, Justina fue apareciendo en lugares muy emblemáticos de Tafí viejo, como los talleres. Ahí propuse que pelee con algún ser mitológico de Tafí Viejo o de Tucumán.”  


Por otro lado, Diego Lammoglia agrega “Un amigo del centro de abogados de la facultad de derecho, propone armar una jornada sobre derecho y Game of Thrones, ¿Por qué no hacemos algo cómics? Se puede explicar cómo funciona el derecho penal a través de los cómics. Por ejemplo, homicidio por emoción violenta en Injustice.  A Frido le encantó la idea y después se sumaron dos personas más para las charlas.”  



Sobre la marcha


El proceso creativo de Diego y Frido es curioso: van armando las cosas sobre la marcha. Se les ocurre algo, o vieron algo que les llamó la atención y lo integran al universo de Justina. Así se fueron sumando los elementos de las locaciones reales, los mitos resignificados para que puedan adaptarse a la historia y personajes locales, como el perro de Chanfain. En realidad no es algo nuevo, hay personajes que se fueron moldeando sobre la marcha y resultaron ser grandes obras, tomemos como ejemplo el caso emblemático de El Eternauta, que mutó de una historieta de supervivencia a una epopeya contra los invasores.


En el caso de Justina son cosas llamativas, pero que enriquecen al proceso creativo. Es muy curioso que tanto los autores como la mismísima heroína no conozcan cuál es su origen y otras preguntas que surgen del mismo. Sin embargo, esto le da mayor naturalidad y verosimilitud al misterio. Sin ir más lejos, Diego dijo entre risas que la entrevista podría ir en una historia, con Justina pasando a nuestro lado, mientras busca por ejemplo datos sobre El Familiar.  “Hay un alterego que se le va a ir revelando en medio de sueños, que van a ir numerados. Hay una historia dentro de la historia, que es la de ella y se van a ir respondiendo cuestiones de suyas como por ejemplo por qué come empanadas. Nosotros también la vamos descubriendo a medida en que avanza la historia” Explican “Justina nace como una necesidad de justicia en el ámbito de los seres mágicos y también en el de ella misma. No sabemos si va a matar. Ella busca solucionar problemas que no pueden solucionar otras entidades, que en este caso son sobrenaturales. No es solamente solucionarlos, sino también ver si es justo o no” Expresan. “Muchas veces lo justo no es lo legal. Es decir, lo legal puede quedar injusto. Justina va a caminar en esa cornisa y va a salvar situaciones. Va a meritar si está bien o mal y va a tener la balanza que la va a ayudar” Concluye  Diego.  


Ladra Sancho  


Justina no está sola. La acompaña Chanfain, un perro que aparece caminando en sus patas delanteras en las primeras páginas. En realidad ese el apellido de su dueño. “Era un perro mágico, por decirlo de cierta forma. Su leyenda nació porque lo chocaron dos veces, y según decían, en el mismo lugar. Enfrentaba a los autos de frente. Como le habían chocado la columna, se le pinzaba y quedaba haciendo la vertical con las patas de adelante.” Explica Frido.


Como no solamente los artistas son creativos y hay gente que tiene dones para crear historias y nuevos mitos con lo extraño, lo difamaron al cuadrúpedo. La leyenda se simplificó en que el perro y su dueño hicieron un pacto con el diablo y que por eso, el can tenía la necesidad de comunicar malas noticias.  “El dueño tocaba la guitarra y una vez que murió, el perro buscaba las peñas en su busca. No lo querían, porque cuando aparecía el perro era señal de mal agüero” Agrega Frido “Esto también se refleja en la historieta"


Identidad tucumana

Seguramente ustedes habrán visto las imágenes y notaron que la historieta no se llama Justina, sino La Justina. Con el La antes del nombre, típico de Tucumán. Este cómic tiene una impronta muy fuerte de lo que es la cultura y la identidad local. Ya en el primer capítulo, Justina se enfrenta al uturunco.  “Para  ahondar en lo que tratamos sobre los seres mitológicos, hacemos una investigación. Le preguntamos a gente que sabe del tema, de dónde viene etc.” comenta Frido “En caso de que nos brinden datos interesantes. Los que nosotros llamamos datos dorados, los vamos a mencionar en fichas que van a aparecer al final de cada capítulo”  


Los fondos de la historieta son lugares reales de la provincia, como los talleres de Tafí viejo. También hay una documentación e investigación detrás de esto. Los autores van al lugar, sacan fotos y en base a las mismas se ilustra el capítulo. Los personajes pelean en lugares que podemos ir a conocer, por ejemplo en la esquina Alem y Perú, al frente de la Inmaculada Concepción en Tafí Viejo. “Es un lugar emblemático” Sostiene Frido.” Es el principio o final de la avenida según se mire”

Formato


Los capítulos de Justina van 30 páginas completas, además del dossier, con las fotos de las locaciones y las fichas de los personajes. Si bien cada capítulo va a contar una historia en la que se enfrente con un ser mitológico, va a haber también una historia de fondo, la del personaje principal que se va a ir develando en sueños.

El primer número está en fase de pulido. “Hay compromiso de terminar la historia porque nosotros la hacemos por gusto personal” Comentan los autores “El asunto es compartirla a la historia, compartirla y también que quede un registro de esos lugares en los que estuvo Justina por si llegan a cambiar.”

Los autores tienen planeado publicar La Justina a través de la editorial De Los Cuatro Vientos. Solamente queda esperar a que la podamos tener en papel y disfrutar aventuras con mucha impronta local.  

comentarios