La historia de los tres héroes de Chernóbil que no murieron por radiación

20 May 2019


Todo empezó en la mañana del 26 de abril de 1986, en Chernóbil, Ucrania. En la central nuclear Lenin se ensayó un procedimiento de seguridad con tantos errores que desencadenaron el mayor desastre nuclear hasta ese momento (grado 7 en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares) y sólo comparable al de Fukushima en 2011.

Para relatar el accidente en sí hay que entrar en el inestable mundo de los isótopos radiactivos y de los elementos de control que posee un reactor nuclear. Pero vamos a ser escuetos y breves porque la historia de los héroes no es una historia sobre la energía termonuclear sino sobre la vocación de servicio y la ‘jerarquía de la muerte’ en el consumo de la información por parte de los lectores.

El accidente nuclear

Luego de un complejo ensayo preventivo en caso de la falta de energía eléctrica en el reactor 4 de la Planta V. I. Lennin, en Chernóbil, se produjo un fenómeno normal en los reactores nucleares y que tiene como consecuencia la baja de potencia del reactor. Es lo que se llama ‘envenenamiento por Zenon’ o ‘Pozo de yodo’ que básicamente es un fenómeno radiactivo que frena el funcionamiento del reactor, pudiendo eventualmente paralizarlo.

Para equilibrar este proceso, el personal que trabajaba en la madrugada del 26 abril de 1986, procedió a retirar –demasiadas- barras de control del reactor, generando una bomba de tiempo que terminó en una explosión.

Cuando explotó el reactor nuclear, el personal a cargo no supo que había explotado el reactor nuclear. Pensaron que se trataba de un incendio superficial y no del núcleo. Entonces se trató de apagar el incendio con grandes cantidades de agua, lo cual generó una gigantesca nube radioactiva que se desparramó por Bielorrusia, Ucrania, Rusia, Alemania, Noruega y otros países de Europa.

Durante los días posteriores al accidente se presentaba el siguiente panorama: el reactor había entrado en fusión de núcleo, que no es la fusión nuclear (el proceso que hay en el corazón de las estrellas) sino  que consiste en una enorme masa informe de lava ardiente y penetrante llamada Corio. (Tocamos ese tema hace unos años en este link)

El Corio es un monstruoso resultado de la pérdida de control en el proceso de fisión nuclear que hace funcionar a los reactores de este tipo; tiene unos 3000ºC y se desplaza rápidamente corroyendo y desintegrando todo lo que toca. Es una mezcla de Uranio, Plutonio, Cesio, Grafito, y quién sabe qué otros materiales que va adquiriendo en su marcha hacia abajo, pues es atraído por gravedad hacia los niveles más bajos del edificio donde antes funcionaba un reactor nuclear. El Corio es la pesadilla de la industria de generación de energía nuclear.

Pues bien, aquí llegan estos hombres:

El Corio o la fusión de núcleo amenazaba con descender hasta las piscinas de burbujas, ubicadas en los subsuelos del reactor nuclear accidentado. Si el Corio, en su marcha atroz hacia la profundidad, hacía contacto con el agua de las piscinas, lo más probable era que generase una gigantezca explosión de vapor, de vapor radioactivo que se diseminaría por toda Europa.

Los valientes voluntarios se llamaban Boris Baranov, Valery Bespalov y Alexei Ananenko. Los hombres descendieron a las piscinas en sus trajes de buzo y abrieron maunalmente las válvulas logrando la completa evacuación del agua, ya radioactiva, y neutralizando la grave amenaza. Estos tres hombres salvaron la vida de miles o de millones de europeos.

Y la historia que se difunde cada año en abril, cuando se cumple otro aniversario del desastre nuclear de Chernóbil, es que esos héroes murieron días después de su heróica participación como “liquidadores”. Pero lamentablemente para el morbo popular y la llamada ‘Jerarquía de la Muerte’ en el consumo y difusión de noticias, los héroes sobrevivieron. Al menos hasta 2005, año en que murió Boris Baranov. Los otros dos, Bespalov y Ananenko siguen vivos y fueron recientemente galardonados por el presidente de Ucrania. Y es que toda épica precisa de sus héroes y éstos son más elocuentes desde el silencio de la muerte. 


La primera filmación aérea del desastre en Chernóbil en el video adjunto.


Más información: 

https://apnews.com/bfb4a0cf2479ee940116c74141e8a332

https://www.ukrinform.ru/rubric-society/2449795-prezident-vrucil-nagrady-geroamlikvidatoram-i-rabotnikam-caes.html

https://viktoriiako.livejournal.com/76445.html


Un lector comentó sobre las fuentes, aquí hay una actualizada en 25/5/19  

https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/verdadera-historia-escuadron-suicida-chernobil-tres-hombres-que-evitaron-desastre-mayor

@Cesario


Filmación aérea desastre nuclear Chernóbil

Comentarios

Escritor, periodista, crítico literario, humano.